¿Para qué sirve el pacto por la defensa de los líderes sociales?

11 de julio del 2018

Claves para entender cómo operará esta iniciativa.

¿Para qué sirve el pacto por la defensa de los líderes sociales?

El presidente de la República Juan Manuel Santos convocó a varios de los representantes de las ramas del poder público, a voceros de diferentes organizaciones políticas y a toda la ciudadanía a que se suscriban al pacto que rechaza los actos de violencia contra los líderes sociales y defensores de los Derechos Humanos, que ya ha cobrado la vida de 311 personas, según la Defensoría del Pueblo.

La iniciativa, que fue dada a conocer el lunes, busca rechazar y condenar los actos de violencia, homicidios, atentados y amenazas que se han presentado recientemente en el país.

El documento presentado y firmado por Santos establece que “el derecho a la vida y el respeto a la diferencia son pilares fundamentales de un Estado democrático” y que las diferencias ideológicas no pueden significar un obstáculo para que todos los colombianos se unan en torno a la defensa de los valores y la vida.

¿De dónde surgió la iniciativa?

Este pacto surgió desde una iniciativa presentada por el jurista y columnista Rodrigo Uprimny Yepes, que en su última columna semanal publicada en el diario El Espectador convocó a este pacto político y social contra los recientes actos de violencia presentados en el país.

Uprimny resaltó que estos crímenes debilitan la democracia y son un atentado de cara a las posibilidades de paz que se ha tratado de fortalecer en los últimos años.

Asimismo, el columnista mencionó que un pacto de esa naturaleza es de vital trascendental en un país como Colombia. Indicó que la sistematicidad de la violencia no surge de un plan de exterminio organizado centralmente, sino de diversos grupos locales que sienten que algunas fuerzas políticas los aprueban, debido a que no los han rechazado explícitamente.

Por lo tanto, en el escrito Uprimny invitó a la suma de esfuerzos entre los ciudadanos y las diferentes organizaciones políticas y sociales, comentando que de esta forma se “eliminaría cualquier ambigüedad sobre el tema y privaría a esos crímenes de cualquier asomo de legitimidad”.

Según él, este acto de unión no solo podría fortalecer la capacidad del Gobierno para prevenir este tipo de actos criminales y para que la Fiscalía investigue, capture a los responsables y la justicia los sancione ejemplarmente. “La condena de estos asesinatos debería ser un punto de consenso político nacional, a pesar de nuestras diferencias”.

Juan Manuel Santos no rechazó las peticiones de Rodrigo Uprimny. En el acto protocolario el mandatario aprovechó para anunciar la convocatoria del gran pacto nacional, afirmando que este debe ser un compromiso de todos y debe estar por encima de cualquier diferencia.

Santos reiteró su absoluto rechazo a los asesinatos y ataques de los que han sido víctimas y señaló que no descansará hasta dar con los responsables. “Todos debemos rechazar y condenar ese fenómeno criminal y multiplicar nuestros esfuerzos para protegerlos de forma eficaz”, expresó el mandatario.

¿Quiénes se unirán al gran pacto nacional?

Con el objetivo de sumar esfuerzos, esta invitación fue enviada al presidente electo, Iván Duque, y a su fórmula vicepresidencial, Marta Lucía Ramirez.

Por su parte, Duque rechazó categóricamente estos atentados. Aseguró que en su gobierno trabajará fuertemente en su protección y en el avance de las investigaciones para así capturar lo más pronto a los responsables, quienes deberán presentarse a la justicia y asumir una sanción ejemplar.

“Pueden tener ustedes la seguridad que no vamos a ahorrar ningún esfuerzo en nuestro gobierno para trabajar, en cada rincón del territorio, por proteger la integridad y la vida de los líderes políticos, sociales, sindicales, y por defender la libertad de expresión”, expresó el pasado martes en la ceremonia en la que recibió el Escudo de Oro de la Gobernación de Antioquia.

Entre los demás convocados se encuentran varios representantes del Estado y de partidos políticos, como: el vicepresidente de la República, Óscar Naranjo; el presidente de la Corte Constitucional, Alejandro Linares; el presidente de la Corte Suprema de Justicia, José Luis Barceló, y el registrador Nacional del Estado Civil, Juan Carlos Galindo.

Así como los presidentes y algunos directores del partido Conservador, Hernán Andrade; el Polo Democrático Alternativo, Álvaro Argote; el partido Alianza Verde, Jorge Iván Ospina; Acción Ciudadana, Doris Vega; Alianza Social Indígena, Sor Berenice Bedoya; la Fuerza Alternativa Democrática del Común, Carlos Antonio Losada, entre otros miembros de diferentes fuerzas políticas.

Las acciones coordinadas de este pacto funcionarán de acuerdo a las medidas anunciadas por el Gobierno Nacional en la mañana del pasado martes en la sesión de la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad con algunos firmantes de esta iniciativa.

Entre estas medidas se estableció acelerar y ampliar el programa de seguridad colectiva para los líderes, un plan urgente de intervención dirigido por el Ministerio de Defensa, acciones de control en zonas priorizadas, y el fortalecimiento de la Unidad Nacional de Protección.

¿Qué alcances tiene el pacto por la defensa de los líderes sociales?

KienyKe.com habló con la exconstitucionalista María Teresa Garcés, quien es miembro de la iniciativa ciudadana La Paz Querida, para dialogar sobre los alcances de esta iniciativa.

Principalmente, Garcés considera que estas manifestaciones desde los sectores políticos en rechazo a los acontecimientos de honda preocupación es “un llamado a la sociedad colombiana frente a la sociedad colombiana para que dejemos a un lado la indiferencia frente a la barbarie”.

Señala que el gran pacto nacional tiene alcances significativos y no solo se trata de un mero gesto simbólico, sino también de una serie de estrategias y acciones colectivas frente a estos actos que podrían evitarse. Lo califica como un “gran paso de toma de conciencia colectiva sobre el supremo valor de la vida”.

La jurista indicó que si toda la institucionalidad se une y trabaja de manera coordinada en proteger la vida de los maestros, dirigentes de acción comunal y de las personas que defienden los derechos humanos desde sus distintas competencias contando con el apoyo de la ciudadanía “los criminales no podrán avanzar en su carrera destructora de la convivencia”.

Por último, María Teresa mencionó que si los ciudadanos expresaran su dolor por estas muertes como si se tratara de alguien muy cercano y exigen la efectividad de su protección, en la investigación y la sanción de estos actos estaremos avanzando a la construcción de la paz.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO