Paro agrario: Van tres muertos y no se ve posibilidad de arreglo

Paro agrario: Van tres muertos y no se ve posibilidad de arreglo

3 de junio del 2016

El Presidente la ONIC, Organización Nacional Indígena de Colombia, Luis Fernando Arias, cree que hoy no habrá arreglo para levantar el paro que ya completa cinco días.

El Gobierno dice que van dos muertos. ¿Luego no eran tres? En sus declaraciones el vocero indígena es claro en afirmar que desde que iniciaron los disturbios, tres compañeros han perdido la vida en los enfrentamientos con la fuerza pública.

“El primero que murió, fue el domingo en la noche, en el punto conocido como La Delfina, en la vía Cali – Buenaventura, cuando una volqueta del ESMAD reprimía la protesta lo arroyó por el viaducto ‘La Víbora’ y la caída le ocasionó la muerte” describe Arias, agregando que en los disturbios de este jueves, dos personas más murieron, esta vez con impactos de bala en el pecho.

Lea también: Paros indígenas y campesinos: cinco hechos para no olvidar

Para la ONIC está ‘embolatada’ la posibilidad de que cesen las manifestaciones pues asegura que extendieron al Gobierno Nacional la posibilidad de sentarse a dialogar en Cali con el Presidente de la República, Juan Manuel Santos, y sus ministros, pero la respuesta fue negativa.

“La Minga continúa, las movilizaciones continúan a lo largo del país, cada vez consolidándose y sosteniéndose más” reitera el líder indígena, quien recuerda que hasta que no haya un arreglo definitivo y les cumplan con los compromisos pactados en 2013, seguirán las manifestaciones.

La policía se defiende

El director de la Policía, general Jorge Nieto, afirmó que el Esmad no usa armas de fuego y no mató a los indígenas.

Según el alto oficial, los integrantes del Esmad no tienen permitido portar armas de fuego durante las intervenciones que realizan para evitar el bloqueo de vías por parte de los manifestantes.

Entre tanto, el Ministerio de Defensa ofrece recompensas a quienes entreguen información que permita esclarecer la muerte de dos de los indígenas que participaban en las movilizaciones de la Vereda El Rosal, corregimiento El Pital, en la vía Panamericana.

La Fiscalía General de la Nación se unió a estas declaraciones y confirmó que una comisión humanitaria compuesta por la Defensoría del Pueblo, la Policía Judicial y las Naciones Unidas, están en el sitio para hacer las diligencias correspondientes.

Las autoridades registraron el ataque a 37 vehículos de carga y de transporte público en Cauca y Antioquia, al igual que 31 policías heridos.