Paro camionero agravaría situación del agro en Colombia

7 de julio del 2016

La SAC advierte que precios de los alimentos podría seguir aumentando en las próximas semanas.

Paro camionero agravaría situación del agro en Colombia

¿Ha sentido que el precio de los alimentos ha golpeado su bolsillo últimamente? Esto puede empeorar en los próximos meses. Al menos así lo advierte el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, Rafael Mejía, quien asegura que con el paro camionero, los que pierden son los consumidores finales.

Los treinta días que ya completó el cese de actividades de los transportadores le vienen ‘pasando factura’ a los colombianos. Los alimentos están represados en centros de acopio y puertos, sin poder ser distribuidos a las plazas de mercado, generando escasez de productos y los pocos que logran llegar a las ciudades, tienen precios que se han triplicado en las últimas semanas.

“Hay que entender el derecho de los transportadores a protestar pero también hay que entender que el resto del país depende y necesita mover sus mercancías. No son solo alimentos, repuestos para fábricas, materias primas y todo para que el sector productivo siga funcionando”, explicó el líder de los agricultores, quien  envió un documento al Gobierno Nacional, apoyado y firmado por el Consejo Gremial, donde le piden al Presidente de la República, Juan Manuel Santos, que sea firme y no ceda a las presiones de unos pocos. “Hay muchísimos transportadores que quieren seguir trabajando y es inconcebible que los compañeros no los dejen”, puntualizó en diálogo con KienyKe.com.

Lea también: Paro camionero triplicó el precio de la bandeja paisa

Si bien es cierto que toda la culpa no puede ser de los camioneros, para el presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia, los transportadores sí están afectando directamente las estrategias que se trazaron desde principios de año para reducir los precios.

Lea también:  ¿Por qué protestan los camioneros?

“En el 2015 empezó la devaluación del peso y terminamos con el Fenómeno del Niño, que se acentuó en el primer semestre de 2016. La inflación acumulada de alimentos fue del 10.85% y ese fue el punto de arranque. Un semestre en el que necesitábamos producir más comida porque la falta de alimentos era lo que estaba causando inflación, y eso fue lo que hicimos” explicó el líder gremial.

Fue así como el Ministerio de Agricultura, junto a los productores y el sector privado trazaron un plan con el cual lograron que el indicador  pasara del 2.8% en enero al 0.46% en mayo. Las cifras mostraron un importante avance para la economía, sin embrago en junio, con la declaración del cese actividades de los transportadores, todo cambió.

“Las cosas iban funcionando, pero cuando llegamos al mes de junio volvió a incrementarse a 0.50% y tenemos un acumulado de inflación de alimentos de doce meses del 14.28%” señaló Rafael Mejía.

Aunque ha empezado a mejorar el flujo de alimentos gracias a las caravanas protegidas por las fuerzas armadas para poder llevar otra vez comida a los mercados, las ciudades siguen sintiendo el impacto de la protesta camionera.

Según cálculos de las SAC, Cali, Medellín, Barranquilla y Bucaramanga, son las ciudades más afectadas hasta ahora y lo que se le avecina a nuestra economía no pinta nada bien.

“Julio va a ser un mes con una inflación todavía alta. El sector había calculado que terminaría el año con una inflación de alimentos alrededor del 8%, pero con los eventos recientes vamos calculando que va a llegar al 9%. Lógicamente eso afecta el bolsillo de todos los colombianos, pero sobre todo al sector agrícola que hizo ese gran esfuerzo de producir alimentos y que no se puedan llevar a los consumidores es muy frustrante” expuso el representante de los agricultores.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO