Los conservadores no piensan perder su curul

5 de septiembre del 2018

El Partido Conservador está dispuesto a dar la pelea para no perder su curul en el Congreso de la República y que decreten así la figura de silla vacía por causa del fallo de pérdida de investidura contra Aida Merlano, que no logró posesionarse el pasado 20 de julio por compra de votos en las pasadas elecciones […]

Los conservadores no piensan perder su curul

El Partido Conservador está dispuesto a dar la pelea para no perder su curul en el Congreso de la República y que decreten así la figura de silla vacía por causa del fallo de pérdida de investidura contra Aida Merlano, que no logró posesionarse el pasado 20 de julio por compra de votos en las pasadas elecciones legislativas. Hernán Andrade, presidente del partido, le confirmó a KienyKe.com que pelearán para que se posesione Soledad Tamayo, quien le sigue en votos.

El pasado martes, el Consejo de Estado le declaró la muerte política a Merlano. A través de un comunicado señaló que esto se debe a que se demostró que “su campaña para las elecciones del 11 de marzo del 2018 vulneró, con la aquiescencia de ella, los topes máximos de financiación electoral”.

Entre otros argumentos presentados por el alto tribunal, se indicó que la senadora sobrepasó el monto máximo de gastos que estableció el Consejo Nacional Electoral (CNE) para cada uno de los candidatos, el cual fue de 884 millones de pesos.

La Fiscalía General de la Nación reveló que la congresista hizo parte de una estructura dedicada a la compra de votos y además, que está siendo investigada por los delitos de concierto para delinquir, corrupción al sufragante, fabricación, tráfico, tenencia de armas, ocultamiento, retención y posesión ilícita de cédulas.

Andrade aseguró que seguirán en la lucha para no perder el puesto en el Congreso después de que ya se decretó silla vacía de su curul en la Cámara de Representantes, debido a que Merlano fue detenida siendo integrante de la cámara baja.

Sin embargo, la Constitución de Colombia en su artículo 134 es enfática en señalar los causales y las consecuencias de este tipo de situaciones.

Indica que: “en ningún caso podrán ser reemplazados quienes sean condenados por delitos comunes relacionados con pertenencia, promoción o financiación a grupos armados ilegales o actividades de narcotráfico; dolosos contra la administración pública; contra los mecanismos de participación democrática, ni por delitos de lesa humanidad”, señala la carta magna.

Así que, para este caso de la lucha del Partido Conservador, será la autoridad judicial y electoral la que deberá decidir sobre la suerte de Merlano y la curul de la bancada.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO