Los páramos no se salvaron del Plan de Desarrollo

6 de mayo del 2015

En la conciliación se eliminaron artículos ambientales.

Los páramos no se salvaron del Plan de Desarrollo

Lo que escribe con la mano lo borra con el codo. Esa parece ser la frase popular que más se ajustaría a la conciliación del Plan Nacional de Desarrollo que aprobó este miércoles en la tarde la plenaria del Senado, y que borró lo que esa misma corporación hizo con tanto esfuerzo 15 horas antes.

También lea, Sigue vivo el mico en proyecto que habilita la minería en páramos.

Se trata de los artículos ambientales que corrigió la plenaria del Senado en una sesión de casi doce horas el martes pasado y que por interés del Gobierno los ponentes de la iniciativa borraron de una tajo en la conciliación con el texto que venía de la Cámara de Representantes.

Lea también, El polémico ‘mico’ con el que gobierno autoriza a minería arrasar los páramos.

Ejemplo de ello fue el inciso primero del artículo 177 que habla sobre la minería en los páramos: “Al interior del área delimitada como páramo, las actividades para la exploración y explotación de recursos naturales no renovables que cuenten con contrato y licencia ambiental (…) podrán seguir ejecutándose hasta su terminación”.

En la sesión del martes y en un fuerte pulso con el gobierno, que quería que se votara en bloque con otros artículos para evitar su discusión, varias bancadas lograron eliminar el inciso.

Sin embargo, esto parece ser más bien un capítulo de la novela crónica de una muerte anunciada, pues tal como lo habían advertido varios congresistas, cada ministerio introdujo varios micos o minirreformas para evitar el paso directo de estas a través de un proyecto de ley y su posterior hundimiento.

Finalmente con una votación de 56 votos a favor y 24 en contra, las mayorías gobiernistas en el Congreso decidieron dejar atrás los discursos ambientalistas y moralistas, y finalmente se evidenció un “show bochornoso”, como muchos lo calificaron, con la aprobación del acta de conciliación.

Paramos  1

Hubo algunos senadores de la unidad nacional que se lavaron las manos y dejaron toda la responsabilidad en el Gobierno. “El Ministerio de Ambiente tiene una gran responsabilidad, las corporaciones autónomas también la tienen para responderle al país ante toda esta situación”, aseguró el senador Ángel Custodio Cabrera, al referirse al tema de los páramos.

Otros se escudaron en decir que no podían echar abajo todo el Plan Nacional de Desarrollo por un artículo o inciso, o en realidad por un mico que quedó vivo. “Había que votar el Plan Nacional porque es la carta de navegación para el país y hundirlo no tendría ningún sentido, pero por supuesto quedamos bastantes tristes, porque es un tema que hemos venido defendido, la defensa de los páramos y humedales”, expuso el senador de La U Mauricio Lizcano, quien fue uno de los que lideró la eliminación del inciso que permitía la minería actual en los páramos.

No obstante, el congresista reveló que está a la espera que se dé trámite a un proyecto de su autoría que se encuentra en la Comisión Quinta del Senado que prohíbe la explotación minera en los páramos. Sin embargo, si es aprobado, de aquí a que sea sancionado ya se habrán cumplido varias de las licencias ambientales que les fueron otorgadas a estas empresas mineras en los páramos.

Paramos  2

De otro lado, otros congresistas como Iván Cepeda, del Polo Democrático, señalaron que presentarán una demanda de inconstitucionalidad contra el Plan Nacional de Desarrollo.

“El proyecto está plagado de vicios de inconstitucionalidad, así como de procedimiento que son insubsanables. En primer lugar no hubo consulta previa en alguno de los artículos que atañen a comunidades que van a ser afectadas por la norma. En segundo lugar, al Polo Democrático y a otros sectores se les coartó de posibilidad de hacer un debate democrático, pues las proposiciones que nosotros presentamos no se discutieron y sí se negaron en bloque”, expuso el senador.

Cepeda también denunció que el acta de la comisión de conciliación de la Cámara de Representantes aparece con una fecha anterior al momento de ser publicada. “Esto es un atentado contra la riqueza ecológica de Colombia y del mundo”, dijo.

Sin embargo, de otro lado, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, salió en defensa del Gobierno en el trámite del Plan Nacional de Desarrollo. “Esto se hizo con una gran pulcritud, no aceptamos ningún tipo de cuestionamiento, se aprobaron dos versiones, una en la Cámara, otra en el Senado, como en cualquier proyecto de ley, y se tomó una decisión anoche por parte del grupo de conciliadores de escoger cualquiera de las dos versiones de los artículos que habían sido aprobados, así que rechazo categóricamente las versiones según las cuales hubo irregularidades en la conciliación”, manifestó.

De otra parte, KienyKe.com buscó al director de Planeación Nacional, Simón Gaviria, para que respondiera por los presuntos vicios de forma que tiene la iniciativa. El funcionario confirmó que “se hicieron todas las consultas previas, pero desafortunadamente una sentencia de la Corte Constitucional no nos permitió poder hacer la consulta previa con la comunidad afro. Sin embargo, hicimos diferentes esfuerzos en ese propósito”.

Esta versión que entregó Gaviria contrasta con lo que pasó a principios de este año, cuando las comunidades afro no quisieron concertar o ser consultados sobre el Plan Nacional de Desarrollo, por considerar la iniciativa nociva para sus intereses.

Expertos constitucionalistas consultados por este medio digital indicaron que ya la Corte Constitucional ha declarado varias normas inexequibles por no haber consultado a las comunidades negras o indígenas.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO