Experto analiza política antidrogas del presidente Duque

8 de septiembre del 2018

Una gran polémica causó el anuncio que hizo el presidente de la República Iván Duque, sobre un decreto que le dará facultades a la Policía Nacional para decomisar la dosis mínima que porte cualquier ciudadano según el Gobierno, con el fin de reducir el consumo, el microtráfico y dar inicio a una nueva política antidrogas. Fue hace más […]

Experto analiza política antidrogas del presidente Duque

Una gran polémica causó el anuncio que hizo el presidente de la República Iván Duque, sobre un decreto que le dará facultades a la Policía Nacional para decomisar la dosis mínima que porte cualquier ciudadano según el Gobierno, con el fin de reducir el consumo, el microtráfico y dar inicio a una nueva política antidrogas.

Fue hace más de 20 años cuando la Corte Constitucional, a través de la sentencia C-221 de 1994, declaró inconstitucional las sanciones que se aplicaban a quienes portaran o usaran la dosis mínima de droga permitida, ya que esto, según la entidad judicial, representaba una vulneración al derecho del libre desarrollo de la personalidad.

Sin embargo, tras años de lucha contra el consumo temprano, la adicción, el microtráfico y el narcotráfico en el país que bien ha logrado disminuir en algunas materias la problemática, la situación aún parece estar lejos de una solución completamente efectiva.

Precisamente para analizar el tema de las políticas públicas de drogas, KienyKe.com habló con el politólogo Juan Carlos Garzón, quien dirige al equipo de ‘Dinámicas del conflicto y negociaciones de paz’ de la Fundación Ideas para la Paz, además es un experto que contribuye al debate en temas de políticas de drogas en esta misma fundación.

Para Juan Carlos Garzón la medida que adoptó el Gobierno Nacional sobre el decomiso de la dosis mínima, lo que va a generar es una valoración subjetiva por parte de la fuerza pública. Ya que será la policía quien deberá determinar si la sustancia será utilizada para el consumo o para la venta, en un espacio donde hay tanto adictos como traficantes.

Y según cuenta el experto, también preocupa esa zona gris en donde se ubican las personas que consumen experimentalmente o de vez en cuando y que no tienen problema de adicción, que terminarán siendo vulneradas.

“No consideramos que sirva esta medida ya que al incautarse la droga lo que va a suceder es que las personas cuando le quiten la sustancia va a ir en busca de más, que generará un crecimiento en la demanda que finalmente terminará beneficiando a los grandes traficantes”, afirmó Garzón.

Otra de las problemáticas que salen a flote y no hay discusión sobre ello, es que se habla de drogas a un nivel general cuando en el mercado existen muchos tipos de estupefacientes que causan diferente efectos. Para el politólogo, este tipo de medidas afecta a la población joven, de bajos recursos y vulnerables, donde la acción de la policía responderá más a unos patrones que ayudará a la estigmatización de estos sectores.

Ante esta situación compleja para el experto en políticas de drogas, el avance podría estar en la aplicación de una política integral que utilice una combinación de acción preventiva y de salud pública dispuesta a la población más vulnerable, y su vez la utilización de la fuerza pública y judicial a los eslabones más fuertes que son los tienen el poder.

Asimismo, resaltó que las campañas típicas de ‘no consuma, su vida está en riesgo’ tienen poco efecto. “Es clave que la población tenga información más clara de todas las drogas, y quienes tienen una adicción cuenten con herramientas de tratamiento”, declaró Juan Carlos Garzón.

Respecto al tema de la regulación de la droga, el experto considera que frente a experiencias como la de Uruguay, donde él pudo evidenciar presencialmente en este país como muchas personas, tras la legalización de la marihuana, han dejado de acudir al mercado ilegal y ahora pueden ir a la farmacia o pertenecer a un club para acceder al alucinógeno.

Finalmente, pese a este cambio en la regulación de la venta, no significa que sea el camino para disminuir el consumo o el tráfico ilegal. Porque si bien las condiciones de los consumidores mejoraron la adicción sigue igual y quienes se dedicaban al tráfico de la marihuana están incluyendo al mercado de drogas, sustancias más fuertes, adictivas y peligrosas.

Lo que planteó Duque en campaña frente a la lucha contra las drogas

Durante la campaña presidencial, Iván Duque presentó cinco puntos desde los cuales afrontaría la lucha contra las drogas. El primer tema tiene como eje la siembra de coca y el proceso de erradicación que llevaría acabo desde la aspersión aérea que, como ya lo ha manifestado Guillermo Botero, ministro de Defensa, están evaluando volver al uso del glifosato.

El segundo punto con el que el gobierno de Iván Duque espera afrontar el narcotráfico es que la fuerza pública esté en la capacidad de desmantelar los laboratorios y recuperar la inteligencia. Asimismo, el mandatario prometió emprender una campaña internacional para buscar la transparencia en el comercio de precursores químicos, que son los que se utilizan para el proceso de creación de diferentes estupefacientes.

En el tercer punto de estas políticas está la comercialización, en la que el presidente ya dio su primera orden a través de un decreto que aún no se ha expedido y que busca el decomiso de la dosis mínima.

Frente a este tema el Ministerio de Justicia en cabeza de la abogada Gloria María Borrero, se manifestó a favor de la iniciativa. Según la ministra, la propuesta responde a una petición que venían haciendo padres y profesores para alejar el narcotraficante de entornos tan importantes como las instituciones educativas.

Por su lado, el presidente Iván Duque es enfático en afirmar que este decomiso no atentará contra el consumidor de estas sustancias que no podrá ser judicializado, condenado ni multado por el porte de la dosis mínima.

En campaña Duque afirmó que el país necesitaba verdaderas políticas de prevención que se deben desarrollar desde la casa y desde la educación. “Vamos a crear Escuelas de Familias, para ofrecer jornadas de prevención donde se involucre a papá y mamá” afirmó en ese entonces el presidente.

Finalmente está el tema de los adictos y la enfermedad pública que conlleva el consumo de estas sustancias piscoactivas. Que también se ve reflejado en distintos contextos socieconómicos donde el jefe de Estado prometió acompañar a los programas de rehabilitación con ayuda psicológica para esas personas que no pueden costear un tratamiento en fundaciones.

Iván Duque cumplió su primer mes como presidente de Colombia y en el tema de políticas antidrogas ya lanzó un dardo que no cayó muy bien en diferentes sectores, pero el decomiso de la dosis mínima fue promesa de campaña, faltaría ver si esta formula le da los resultados necesarios para mitigar el consumo y el microtráfico.

¡Haga clic aquí y conozca en tiempo real toda la información de Colombia y el mundo!

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO