Zuluaga ataca a Santos por el tema de la guerrilla

Zuluaga ataca a Santos por el tema de la guerrilla

16 de Mayo del 2014

(16 de mayo)

La guerrilla decretó un cese unilateral del fuego por una semana, mientras pasa la primera vuelta electoral, pero el asunto ha servido para que el uribismo y su candidato, Óscar Iván Zuluaga, golpeen más al gobierno Santos, a quien ya alcanzaron en las encuestas.

“Cuando uno gobierna -dice Zuluaga- tiene que tomar decisiones por convicción, pero cuando lo hace por encuestas pierde toda credibilidad. Los ciudadanos necesitan ver que su presidente, sus gobernantes, tienen una línea de acción clara, que la defienden. Pero si gobierna basado en encuestas y en mediciones… termina perdiendo toda credibilidad”.

Juan Manuel Santos, Óscar Iván Zuluaga, Kienyke

Zuluaga es categórico: Las FARC tienen que suspender toda acción criminal contra los colombianos de bien. Esa es la única salida, está demostrado que cualquier otro camino no permitiría avanzar en una paz sólida, estable, y por eso nuestra exigencia es suspender toda acción criminal frente a los colombianos de bien.

Al confirmarse que la guerrilla utiliza niños para transportar bombas que los matan, estamos frente a un hecho aterrador. Demuestra que las FARC no tienen ninguna voluntad de paz. El Presidente hizo toda su apuesta política para buscar la reelección basado en ese proceso de negociación. Además de no obtener resultados, esa no es la preocupación de los colombianos.

Es mucho más grave el tema de inseguridad en las ciudades, el desempleo, la salud, la educación. Por eso siento que hemos ganado espacios, porque hemos logrado identificar las necesidades de los colombianos.

¿En materia de paz cuál sería su primer acto de gobierno?

Lo que yo he dicho es: me posesiono el 7 de agosto, decreto una suspensión provisional de los diálogos en La Habana, le doy ocho días de plazo a las FARC para que decida, si quiere una paz negociada tiene que suspender toda acción criminal contra los colombianos de bien.

El expresidente Gaviria ha salido a decir que Uribe y usted están diciendo mentiras. ¿Algún comentario sobre el asunto?

Mi única preocupación es ganar la presidencia defendiendo las ideas en las que yo vengo construyendo mi propuesta política para los colombianos. Ese es mi norte, mi preocupación central.

¿Usted cree que el tema de los 12 millones de dólares de los amigos de Santos, y el hacker amigo suyo, deben ser asunto de análisis posterior?

He propuesto un debate, se lo he dicho públicamente al presidente. El país necesita ver a sus candidatos enfrentados, debatiendo y dando explicaciones sobre cada uno de los temas, porque esa es la responsabilidad de un líder público, poner la cara y dar respuestas sobre sus actuaciones, referente a todos los temas. Los debates se pueden organizar de un día para otro.

Atomización, la primera vuelta. Indefinición, la segunda

(15 de mayo)

Con seguridad habrá segunda vuelta, concluye César Caballero, de Cifras y Conceptos, al publicar la última encuesta posible -autorizada- antes de las elecciones presidenciales del 25 de mayo.

Se la juega con estas estadísticas: en primera vuelta el Presidente Santos obtendría el 27.7%, Óscar Iván Zuluaga el 23.9%, Clara López se ubica en el tercer lugar; hay empate técnico entre Enrique Peñalosa y Marta Lucía Ramírez con 10%.

Candidatos presidenciales

¿Santos le gana a Zuluaga en primera vuelta y en segunda también?

En segunda vuelta hay un empate técnico y está ligeramente por encima Óscar Iván Zuluaga, 0,6%

¿Sorprendente el bajonazo de Peñalosa?

Uno preveía, hace un mes y medio, después de las elecciones de Congreso, que el doctor Enrique Peñalosa hubiera podido ser la persona que estuviera disputando con fuerza pasar a la segunda vuelta. Pero ya no es así.

¿Paradójicamente los escándalos de los últimos días le sirvieron a Zuluaga?

Sí. El primer efecto es sobre la imagen positiva de todos, y todos caen. Segundo, en la intención de voto obviamente eso parece haberle servido a Óscar Iván Zuluaga.

¿Hay polarización o atomización?

Hay atomización porque estamos hablando de que ninguna de las opciones presidenciales tiene más del 30% en primera vuelta, pero al mismo tiempo todos tienen más del 9 por ciento.

Entonces es claro que habrá una primera vuelta donde nadie saca el 40%. El que más llegue lejos podría obtener el 30% y el que menos saque, incluyendo el voto en blanco, va a estar alrededor del 10%.

Claramente en primera vuelta hay atomización, y para la segunda vuelta hay indefinición porque en todos los escenarios hay más de un 30% de colombianos que no saben por quién votar en segunda vuelta.

¿Cuáles son las cifras sobre imagen?

Todos bajaron. El que más baja es el Presidente Santos, 7 puntos. El que menos baja es Marta Lucía Ramírez, 3 puntos. Todos bajaron, incluido Angelino Garzón que en las encuestas de opinión siempre tiene una alta favorabilidad. Creo que los escándalos han producido un desgaste ante la ciudadanía.

¿Cómo evoluciona Bogotá, por las movidas de la última semana?

De memoria le cuento que en Bogotá la situación está aún más dividida porque los dos que tuvieron mayor intención de voto son Óscar Iván Zuluaga y el Presidente Santos, están empatados en 18%.

El que incendia es el fiscal, dice Francisco Santos

(14 de mayo)

“Yo no había escuchado ni leído una entrevista tan incendiaria como la que hizo el fiscal. Un político puede decir cosas, el expresidente Gaviria fue durísimo en sus opiniones personales, pero el Fiscal Montealegre fue excesivo…”, comenta Francisco Santos, de la campaña uribista de Oscar Iván Zuluaga.

Francisco Santos, Pacho Santos, Kienyke

En su opinión, el fiscal tiene el poder de acusación del Estado, pero está asumiendo como jefe partidista. “Todos sabemos que la Fiscalía, al tomar partido contra el expresidente Uribe, va a filtrar toda la información y la entregará a los medios en un show mediático. El fiscal Montealegre no tiene la mesura que le obliga el cargo. Se la pasa en continuas ruedas de prensa cometiendo falsos positivos judiciales, como el de Sigifredo López. El fiscal se ha equivocado de cabo a rabo en este episodio y deja mucho que desear de nuestra justicia”.

¿Podemos los colombianos tomar decisiones autónomas de cumplir o no ante la justicia?

El fiscal Montealegre prejuzga. Ya condenó, tomó la decisión de condenar. Convirtieron a un hacker que no era tan experto ni peligroso en la cabeza de un movimiento neo fascista.

“Si el fiscal tiene las suficientes evidencias de un delito, lo que tiene que hacer es ir ante un juez y presentar las pruebas e imputar al responsable. Pero no, el fiscal decidió a 15 días de las elecciones generarle un manto terrible a esta campaña y tratar de incidir en el proceso electoral”.

Montealegre –sigue Santos- se demora una semana en este caso, pero meses y años en casos de mucha importancia. Ya quisiera verlo a él tan acucioso en otros casos de significancia.

Hoy siento que el fiscal, con sus actuaciones, está demostrando de manera clara que no es un actor imparcial de la justicia, que tiene partido, que está funcionando más con una mirada política que jurídica y no le da garantías a todos aquellos que piensen distinto a él.

¿Estaba usted equivocado cuando le declaró la guerra a Zuluaga, quien lo derrotó en la convención?

Creo que los tiempos tienen sus momentos. En la lucha política a veces hay diferencias pero hay que ponerles fin en algún momento.

Creo que vamos a ganar. Y nos queda una lección, hay que acabar con la figura de la reelección que se presta para una lucha que no es buena. La madurez de nuestra democracia todavía deja mucho que desear. Mejor sería una presidencia de cinco o seis años.

Finalmente (Pacho Santos es periodista y se toma el micrófono), “sería muy importante, yo invito al Presidente Santos, a todos los candidatos, a tener un par de debates. No le haría nada mal a la democracia debatir en hora pico. Por qué no hacerlo? Mejor conocer sus propuestas en directo que simplemente guiarnos por las emociones, que nos pueden conducir a errores”.

Desconcierto por apoyo de petristas a Santos

(13 de mayo)

Después de los ires y venires de la política bogotana, que incluyeron el retiro del alcalde Gustavo Petro (determinado en última instancia por el presidente Santos) resultaba inimaginable que los progresistas (el partido del alcalde) apoyara la candidatura del presidente candidato.

Gustavo Petro y juan Manuel Santos, kienyke

Quizá lo explique que Santos permitió el regreso de Petro. Y que con la excusa de la paz, formalicen el rompimiento con Peñalosa. O que quieran “amarrar” a Santos por cualquier otro evento jurídico en los procesos del alcalde.

Sin embargo, la sorpresa es grande. El mismo Petro habría avalado la conformación de la Alianza Verde, entre el partido verde y los progresistas, razón por la que algunos amigos del burgomaestre resultaron trabajando en la campaña de Peñalosa. Ahora se plantea otro juego, apoyar a Santos, cuando el presidente era “enemigo” hace apenas unas pocas semanas.

Ya están con Peñalosa -provenientes del progresismo- Clauda López, Angélica Lozano, Camilo Romero, Antonio Sanguino. Y lo está pensando Carlos Vicente De Roux.

Con Santos estarían Guillermo Alfonso Jaramillo y los concejales Yezid García y Boris Montes de Occa.

Uribe es el verdadero Zorro

(12 de mayo)

En una acción de película, el expresidente Uribe acaba de demostrar que el verdadero zorro de la política nacional es él mismo, igual o más hábil que el personaje de ficción.

Uribe -en una acción cinematográfica- no se dejó acorralar por el Fiscal General, Eduardo Montealegre, que lo había citado para ampliar su denuncia contra J.J. Rendón, quien -según declaró- le había entregado dos millones de dólares a la campaña Santos, apenas una parte de los doce millones que había recibido de la mafia.

Álvaro Uribe y Óscar Iván Zuluaga, Kienyke

Mientras Rendón declaró que el asunto que lo vincula al narcotráfico “es una conspiración de Venezuela”, el presidente Santos salió a declarar que Uribe no acudió a la fiscalía porque no tiene cómo demostrar lo que dijo, y le exigió a la fiscalía obligar a Uribe a declarar “porque ha mentido también en otras ocasiones”.

Uribe, el zorro de verdad (no Zuluaga, que apenas tiene la Z de su apellido) anunció que le entregará la información que conoce a la Procuraduría y no a la fiscalía y pide al titular (Montealegre) que considere declararse impedido, lo mismo que el vicefiscal, Jorge Fernando Perdomo, y que se tramiten los respectivos impedientes.

Uribe manifestó en un comunicado: “El señor Fiscal General descalifica y ofende, en las mismas declaraciones de prensa, en los términos que lo hace el Presidente Santos (Neo fascistas, ultra derecha, asociación con Hitler) a quienes nos oponemos al proceso de claudicación ante organizaciones terroristas. Dichas frases, expresadas por el Presidente, corresponden al juicio político de la opinión ciudadana, pero pronunciadas por el Fiscal General denotan animosidad, sesgo, falta de garantías de quien, por encabezar un órgano de justicia, debe proceder de manera imparcial frente a todos los colombianos”.

En las redes sociales le llovieron “flechas” envenenadas a Uribe desde las filas oficialistas. Pero también aplausos por burlarse del Fiscal, a quien consideran “subalterno” de Santos.

El asunto concreto es que la Fiscalía no puede “enlazar” a Uribe porque el exmandatario escurridizo –sonriente desde un tejado- se está mofando a esta hora de Santos, Montealegre y su gente.

Entre tanto, continúa el divertimento nacional, que lo sería inofensivo si no tuviera que ver con mafias, bandidos, criminales y hackers.