EE.UU. buscan detener venta de armas a Arabia Saudita

EE.UU. buscan detener venta de armas a Arabia Saudita

13 de junio del 2019

Los demócratas de la Cámara de Representantes introdujeron una nueva legislación este miércoles para impedir que la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, siga adelante con una serie de ventas de armas a Arabia Saudita.

La resolución, introducida por el congresista Ted Lieu, bloquearía 22 ventas de armas que fueron recientemente aprobadas por la Casa Blanca.

“La resolución de emergencia de Trump para vender armas a Arabia Saudita (sin la aprobación del Congreso) no es más que un abuso grave de poder por una administración a la que no le gusta que le digan ‘no’”, afirmó Lieu en un comunicado de prensa.

“No hay tal emergencia, pero hay un conflicto en Yemen que ha causado la muerte de miles de civiles con las armas hechas en EEUU y un Congreso cansado de ello”, añadió el funcionario.

Otras medidas fueron introducidas en la Cámara por los legisladores David Cicilline, Abigail Spanberger y Tom Malinowski, medidas que se ocupan más específicamente de las transferencias de “municiones de precisión” que han sido acusadas en gran parte de ser responsables de las víctimas civiles en la guerra yemení y usadas por la coalición liderada por los saudíes en Yemen.

El mes pasado, Trump invocó una disposición poco utilizada de las leyes de control de armas de EEUU para eludir al Congreso y autorizar la venta de armas a Arabia Saudita y aliados del Golfo.

Si bien la venta de armas suele pasar por un periodo de revisión en el Congreso de 30 días, la disposición permite que este proceso se omita en caso de una emergencia.

El Congreso fue notificado por la administración de Trump de la declaración de emergencia y se le mostró un acuerdo que comprende 22 ventas de armas por separado a Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Jordania, por un valor de USD 8,1 mil millones.

El gobierno citó las crecientes amenazas de Irán como una justificación para la emergencia. Sin embargo, la medida enfureció a los legisladores, incluidos algunos de los aliados más fieles de Trump, quienes estaban retrasando las ventas debido a las preocupaciones humanitarias relacionadas con Arabia Saudita, como las muertes de cientos de yemeníes por la campaña aérea y el espantoso asesinato del periodista y columnista del Washington Post, Jamal Khashoggi.

“El gobierno no nos ha presentado pruebas de que los países del Golfo enfrenten una amenaza sustancialmente nueva por parte de Irán que justifique declarar una emergencia, o que estas armas, que los saudíes necesitan para seguir bombardeando Yemen, serían útiles si surgiera tal amenaza”, señaló Malinowski.

“Si permitimos estas ventas de armas, el efecto será prolongar una guerra que no sirve a los intereses de EEUU, al tiempo que indica a los saudíes que pueden salirse con la suya. El Congreso no debe permitir que eso suceda”, enfatizó el legislador.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO