Los temores de los exguerrilleros de las Farc

7 de septiembre del 2018

Para el negociador del Acuerdo de Paz con las Farc, Humberto de la Calle, uno de los motivos que puede estar ocasionando la salida de los espacios territoriales, en los que trabajan los ex guerrilleros, puede que tenga que ver con el temor que tienen de entrar en la lista de los posibles extraditados, como […]

Los temores de los exguerrilleros de las Farc

@MisionONUCol

Para el negociador del Acuerdo de Paz con las Farc, Humberto de la Calle, uno de los motivos que puede estar ocasionando la salida de los espacios territoriales, en los que trabajan los ex guerrilleros, puede que tenga que ver con el temor que tienen de entrar en la lista de los posibles extraditados, como lo está Jesús Santrich, así como el anuncio de que se harán modificaciones a los acuerdos.

Con el informe de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia sobre la salida de seis excombatientes de estos espacios territoriales se prendieron las alarmas sobre la posible reorganización de este grupo armado que se desmovilizó el año anterior y que ya suma nueve desmovilizados que desaparecieron sin dejar rastro.

Los seis que menciona la Misión de la ONU, aun cuando no entrega nombres, serían Jose Manuel Sierra Sabogal, conocido como ‘El Zarco Aldinever’, exjefe del Frente 53 que coordinaba la zona veredal de Mesetas en el Meta, José Benito Cabrera Cuevas, conocido con el alias de Fabián Ramírez, exjefe del bloque Sur de las Farc, Olivio Merchán Gómez, conocido como ‘El Loco Iván’, exjefe del bloque Oriental, Élmer Mata Caviedes, conocido como ‘Albeiro Córdoba’, que salió de la zona de Charras en Guaviare junto a Nelson Enrique Díaz Osorio, conocido con el alias de ‘Iván Ali’, y Enrique Marulanda, quien sería hijo de Manuel Marulanda Vélez, alias Tirofijo, principal líder de las Farc.

Ellos se sumaron a la desaparición de Iván Márquez, Hernán Darío Velásquez, alias El Paisa’, y Henry Castellanos, alias Romaña. El primero en manifestar su descontento con la situación que viven los excombatientes fue Iván Márquez, quien abandonó Bogotá y no se posesionó en la curul del Senado a la que tenía derecho por el Acuerdo de Paz.

Kienyke.com dialogó con Humberto de la Calle, negociador en a Habana de los Acuerdos de Paz y fue muy contundente en sus apreciaciones sobre lo que está pasando con los exguerrilleros de las Farc.

¿Qué riesgo corre el Acuerdo de Paz con la desaparición de nueve exguerrilleros?

“Lo primero es que hay que distinguir es que los exguerrilleros no están obligados a permanecer en un sitio específico, ellos tienen libertad de movimiento, pero a lo que sí están obligados es a cumplir, como lo dice la ONU es a lo de ‘contribuir activamente a garantizar el éxito del proceso de reincorporación’, eso implica atender a las tareas a las que se comprometieron.

Otro punto es que más allá de reprocharles que se hayan ido, es que no hay que mirar la paja en el ojo ajeno, y lo digo sin ánimo pendenciero, quiero recordar que en la campaña a la Presidencia afirmaron siempre que se iba a cambiar el acuerdo, el canciller Carlos Holmes Trujillo lo dijo ante el Consejo de Seguridad de la ONU. Y cuando el hoy presidente Iván Duque señaló como candidato que él se iba a entender con las bases de la guerrilla y no con los jefes, eso generó un riesgo. Ningún acuerdo de paz en el mundo se ha hecho solo con los combatientes sino con las cabezas”.

Iván Márquez se fue y se cree que estaba atemorizado por la posibilidad de que a Santrich lo extraditen y luego sigan con él. ¿Cree que eso lo haya motivado a él y sus compañeros a huir?

“La situación de Santrich, sea culpable o no de los delitos que lo acusan, les produce un temor, fundado o infundado, de que pueden terminar extraditados por persecución de la DEA.

De otro lado, sobre los cuatro puntos que mencionó el Canciller que serán objeto de cambio, me parece que están bien y es atinado el anuncio. Timochenko está cumpliendo y tratando de que se cumpla la implementación, pero hay que superar el marco de incertidumbre sobre su futuro, pero no solo a los rasos, especialmente a los mandos, porque si ellos desisten de seguir adelante y se van, ahí sí el tema es grave. Formar un mando es complejo. Eso sería volver a lo mismo, volver a la guerra.

Hay responsabilidad de los dos lados en torno a la implementación del Acuerdo. Dije que les había quedado grande y se molestaron, porque se les ha incumplido, por ejemplo, las zonas de normalización no estuvieron a tiempo, entre otras cosas. Ya no se trata de discutir más el Acuerdo sino de cumplir de lado y lado con lo que se firmó”.

¿El Gobierno tiene que pedir que se revivan las órdenes de captura contra los nueve que están desaparecidos?

“Eso tiene un trámite, primero la JEP tiene que llamarlos a responder y si no se presentan pasan a la justicia ordinaria y hay que capturarlos. Pero eso no será fácil, pasaron más de 50 años en las Farc y a muchos jamás los capturaron, Marulanda murió tranquilo en su cama”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO