¿Por qué ISIS escogió Bruselas?

22 de marzo del 2016

Es la ciudad europea con más población musulmana.

¿Por qué ISIS escogió Bruselas?

Luego de los ataques a Bruselas en el aeropuerto de Zaventem y la estación central de metro, que dejaron hasta el momento 34 muertos y más de cien personas heridas, se han despertado muchos interrogantes respecto a la autoría y naturaleza de las explosiones.

Lea también: (Videos) Así registraron las cámaras explosiones en Bruselas

Amaq, la agencia de comunicación de ISIS, ha adjudicado la responsabilidad del atentado al grupo extremista. El anuncio lo hizo a través de la red social Telegram y en su página oficial.

También le puede interesar: La estrategia mediática de Estado Islámico para reclutar extremistas

Combatientes del Estado Islámico llevaron a cabo una serie de atentados con cinturones de explosivos el martes, apuntando a un aeropuerto y una estación central de metro en el centro de la capital belga, un país que participa en la coalición internacional en contra el Estado Islámico”, dice el comunicado.

Victor de Currea, profesor de estudios de Medio Oriente en la Universidad Nacional, en diálogo con KienyKe.com explicó por qué los ataques se desarrollaron en Bruselas: “Hay que entender a Bruselas no como la capital de Bélgica sino como la capital de la Unión Europea, y Europa ha bombardeado constantemente a Daesh. Es una manera de cobrarle a la UE sus ataques”.

Bruselas es también la ciudad europea con mayor población musulmana, cerca del 25 %, de los cuales, según el gobierno belga, solo la tercera parte tiene un empleo fijo. Esto contribuye a que los niveles de pobreza en la ciudad estén en aumento.

Existe también una clara discriminación hacia la población musulmana, llegando al punto de que el Primer Ministro de Bélgica, Charles Michel, hiciera polémicas declaraciones tras los atentados en París: “Bélgica tiene un problema gigantesco con Molenbeek (un barrio musulmán en Bruselas)”.

De Currea afirma que esto es un detonante para llevar a cabo los atentados: “Hay tantos inmigrantes y refugiados, hay tanta frustración y exclusión, que es muy fácil justificar un ataque contra Bruselas”.

Se ha especulado que las explosiones fueron una reacción a la captura de Salah Abdeslam, principal sospechoso de los ataques en París, el año pasado. Sin embargo, según De Currea, estos dos hechos no tienen nada que ver, pues la planeación de un atentado de tal magnitud requiere meses de preparación: “Toma tiempo conseguir explosivos y suicidas. Además ese tipo de comportamiento de reivindicar una persona no es típico del Islam”.

Los atentados tienen lugar en un momento en el que Estado Islámico ha perdido territorio en Siria e Irak. De Currea cree que esto se debe a que “Existen el Daesh frente armado y el Daesh como idea, que se evidencia en grupos pro Daesh alrededor del mundo”.

Estado Islámico se puede entender de dos maneras: como un grupo armado que opera en Siria, Irak y recientemente en Libia y que tiene un territorio propio, o como un proyecto, una idea a la que se adhieren musulmanes de todas partes del mundo.

De esta manera los ataques no provendrían directamente del comando central de Estado Islámico, sino de estos núcleos pro Daesh que se identifican con el grupo.

Con esto parece sencillo que Daesh haga este tipo de atentados, pues aunque en su territorio se vea debilitado, tiene miles de partidarios en Europa, quienes operan en el viejo continente, o van a combatir directamente en Medio Oriente.

“Se habla de más de 500 combatientes de origen belga que se unen a Estado Islámico y combaten en Siria e Irak”, dice Víctor de Currea.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO