“No le hagan conejo a U. pública”: estudiantes

17 de octubre del 2018

Una inclusión real en el Presupuesto Nacional para la educación pública es la petición de miles de estudiantes y docentes que se movilizaron este miércoles en las calles de todo el país. Pidieron que a la base presupuestal de la educación pública se le asignen 3,2 billones de pesos, presupuesto a la ciencia y a la […]

“No le hagan conejo a U. pública”: estudiantes

Fotografía: Jose Vargas - KienyKe

Una inclusión real en el Presupuesto Nacional para la educación pública es la petición de miles de estudiantes y docentes que se movilizaron este miércoles en las calles de todo el país. Pidieron que a la base presupuestal de la educación pública se le asignen 3,2 billones de pesos, presupuesto a la ciencia y a la tecnología, creación de créditos educativos como el ICETEX con tasa real del 0%, 1,5 billones para instituciones técnicas y tecnológicas de carácter regional y la eliminación del programa ‘Ser Pilo Paga’ en el país. Los estudiantes se concentraron masivamente en varias ciudades para hacerse oír del gobierno de Iván Duque y que sus voces ‘retumben’ en el Congreso de la República, y así “no los hagan a un lado” en el debate de las cámaras para aprobar el presupuesto para 2019.

Los jóvenes en su protesta denunciaron a anteriores gobiernos por haber desfinanciado progresivamente la educación superior pública, lo que, dicen podría traer consigo es la “terrible consecuencia” de cerrar las universidades estatales por causa de esa falta de liquidez.

KienyKe.com se contactó con la líder estudiantil Jennifer Pedraza, quien recientemente ha dado de qué hablar por su lucha para que esta asignación de recursos sea ‘justa’ y logre superar realmente el déficit que tiene ’emproblemadas’ y al ‘borde del abismo’ a las universidades públicas del país.

“El presidente Iván Duque ha salido a decir que nos van a aumentar 500 mil millones de pesos, pero eso es mentira, porque no va directamente a la base presupuestal, que es lo que nosotros estamos realmente exigiendo. Solamente 55 mil millones van a esa base, de resto, van para programas a la excelencia como ‘Ser Pilo Paga’. O sea, esos recursos están ahí reencauchados”, indicó.

Agregó que el otro anuncio de adicionar al presupuesto un billón de pesos, es irreal porque esa suma provendrá de regalías, “eso no es lo que estamos pidiendo”, puntualizó.”Esos son recursos inestables, dinámicos, que cambian según la economía del país. Lo que necesitamos son recursos estables, que vayan directamente a la base presupuestal de las universidades y que no estén sujetos a la economía y no puedan ser desviados, como ya lo hemos evidenciado en el caso de la ciencia y tecnología, donde se han desviado los recursos a otros fines que no fueron los destinados”.

Pedraza señaló que está convencida de que esta actividad ejercerá presión en el Gobierno y en el Congreso, porque la historia ha demostrado que la organización y la movilización masiva de estudiantes sí funciona, tal como fue el caso donde se logró ‘tumbar’ la reforma a la ley 30.

“Así logramos revocarla, por medio de las marchas masivas, saliendo a las calles, contándole a la gente y uniendo muchos sectores y fuerzas. Son muchos los que se nos han unido, docentes, trabajadores, padres de familia en esta lucha y creemos que es la forma correcta de hacernos oír”, manifestó.

“Esos 500 mil millones no son siquiera un pañito de agua tibia”

Fotografía: Jose Vargas – KienyKe

Santiago Lagos, copresidente nacional de la Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles (ACREES), aseguró que esos 500 mil millones de pesos “son una mentira”, porque, como indicó Jennifer, 55 mil millones representan solamente el 1,7% de las necesidades de las universidades públicas y que para la inversión, solo van 127 mil millones, es decir, el 1,5%, “lo que no resuelve nada del problema”.

Explicó que también se busca que los créditos del ICETEX sean con tasa real del 0%, “para que dejen de endeudar a estudiantes que solamente quieren estudiar” y que no alimenten el animo de lucro en las diferentes universidades privadas. Y, además, de la asignación de 1,5 billones a las instituciones técnicas y tecnológicas de carácter regional, se busca incrementar el presupuesto a 424 millones para el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) y un 10% de aumento presupuesto de la Escuela Superior de Administración Pública (ESAP).

“Si a la U. Pública le va bien, a nosotros también”

Andrés Sarmiento, estudiante de ciencia política y líder estudiantil de la Universidad Pontificia Bolivariana, dijo que los estudiantes de las privadas apoyarán “hasta el cansancio” la lucha de las públicas. “Entendemos que esto no es una cuestión que solamente le compete a ellos, la educación es para todos”, manifestó.

Dijo, que si se le merma el presupuesto al sector público de la educación, este bajaría su nivel. Por ende, hay que apostarle a presionar para que el Gobierno le invierta al sector de la investigación, ” ya que este es uno de los países que menos invierte y estamos en niveles paupérrimos”, exclamó.

“Nosotros también exigimos que se mejoren las condiciones de la universidad pública, que se contribuya al mejoramiento de la educación en general. No es consecuente que un país que busca el desarrollo no invierta en la educación, es una contradicción”, manifestó.

“No ignorar a los estudiantes”

Fabián Sanabria, docente de la Universidad Nacional y doctor en Sociología, en diálogo con este medio, fue enfático en afirmar que “el Gobierno no puede ignorar las peticiones de los estudiantes” y que si no se da la reforma de los artículos 86 y 87 de la ley 30 de 1992 (Ley de Educación Superior) lo demás sería “tapar goteras”.

Sanabria también dijo: “Esta sería la mayor voluntad política que podría manifestar el gobierno de Iván Duque. Allí se vería su verdadera capacidad de trabajar junto a su bancada por el país. Esto permitiría que las universidades crezcan por lo menos cuatro puntos del IPC, el gran ‘talón de Aquiles’ que desde el 92 ha congelado su planta profesoral y presupuestal”.

Dijo además, que al reformar el artículo 87 de dicha ley, se permitiría que a partir del presupuesto del 2019 que da el Ministerio de Educación a las universidades públicas, se les aumente por lo menos el 10%.

“Esto es la base más objetiva y realista para creer que la apuesta por la educación es cierta. El anuncio de los 500 mil millones es un ‘carretazo’, que lo que hizo fue indignar a los estudiantes porque ese dinero ya se había usado para otros programas. Con esto (la reforma a los artículos 86 y 87 de la ley 30) se le está devolviendo lo que le correspondería”, aseguró.

Sanabria contó que considera interesante la manera en la que los estudiantes se han movilizado, como la ‘Velatón’ y cuidando las marchas y teniendo otro tipo de consignas que han conmovido a la sociedad y convocado a estudiantes de universidades privadas. “Es una sana indicación para el presidente Duque y su gobierno si él quiere realmente sacar adelante la economía naranja, que no se saca solo con un folletín, sino invirtiendo sustancialmente en los elementos de economía como educación y cultura”.

¡Haga clic aquí y conozca en tiempo real toda la información de Colombia y el mundo!

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO