Cinco razones por las que Trump sería el presidente más impopular de EE.UU

Cinco razones por las que Trump sería el presidente más impopular de EE.UU

20 de enero del 2017

Donald Trump se va a posesionar como el presidente más impopular de Estados Unidos de los últimos 25 años. Las encuestas muestran que mientras el 54% de los norteamericanos tienen una imagen desfavorable de él, sólo el 40% lo aprueban. Además, las encuestas demuestran que sólo el 44% de los estadounidenses consideran que está calificado para ser presidente.

La campaña presidencial y todas sus demás declaraciones después de haber sido elegido como mandatario han estado cargadas de polémica y han generado críticas tanto en EE.UU como en todo mundo entero. Es tal la controversia que ha generado Trump, que el país se encuentra polarizado entre sus opositores y seguidores y ha recibido críticas y apoyo de los lugares del globo más inesperados, históricamente hablando.

¿Por qué un presidente de estados Unidos, elegido democráticamente, ha causado tanto revuelo y tiene tan mala imagen?

 Misoginia y xenofobia

Que el periódico oficial del Ku Klux Klan, el famoso grupo de ultraderecha, antisemita, homofóbico, racista y que apoya la supremacía blanca, haya publicado un artículo apoyando la candidatura de Trump, dice mucho de su campaña. A pesar de que los jefes de campaña hayan rechazado el apoyo, la publicación afirmó que apoya la campaña de Trump para “hacer grande a América otra vez”.

Sobre los musulmanes ha dicho que va a prohibir su entrada a los Estados Unidos y construir una base de datos de ellos. “Cuando sea elegido, voy a suspender la migración de lugares del mundo en los que se haya probado una historia de terrorismo contra Estados Unidos, Europa o nuestros aliados”.

Además, ha criticado a los mexicanos de diferentes formas y ha llegado decir que “ellos (los mexicanos) están trayendo las drogas y el crimen. Son violadores y algunos, creo, son buenas personas, pero he hablado con los guardias de frontera y ellos nos dicen que eso es lo que estamos consiguiendo”. Asimismo, ha asegurado que construirá un muro en la frontera entre Estados Unidos y México para evitar la entrada ilegal de latinos y ha prometido que la pagará México.

Lea también: “Es el momento de unirnos como nación”

Sobre las mujeres, no sólo ha presumido que las manosea y besa sin preguntar (durante su campaña se hizo público un video que generó gran controversia), sino que también las objetiviza constantemente. Insultar a mujeres famosas por su físico o por criticarlo se ha convertido en algo común en su cuenta de Twitter y ha menospreciado asuntos como el amamantamiento y el aborto en diferentes oportunidades.

Otra muestra de esto es que su gabinete está conformado en su mayoría por hombres blancos. No hay ningún latino en el gabinete, y sólo hay un afrodescendiente y tres mujeres. El gobierno desde Bush padre, han afirmado los medios

 Obamacare

Algunos podrían considerar el Obamacare como el gran éxito y el gran fracaso de Obama. Sin embargo, la intención de Trump de eliminarlo ha generado muchas críticas.

El programa de salud que actualmente cobija a 20 millones de personas ha sido calificado por Trump como una “catástrofe” para la economía y se ha propuesto revocarlo, algo para lo que ya cuenta con la mayoría en el congreso. Ya que muchos republicanos consideran el programa como una intromisión estatal en los asuntos privados.

Sus declaraciones respecto al obamacare lo han puesto en la cuerda floja. Sin embargo, en los últimos días ha dicho que hay dos aspectos que le gustan del obamacare: la prohibición de que las aseguradoras nieguen cobertura a personas con condiciones preexistentes  y permitir a los jóvenes de hasta 26 años que viven con sus padres puedan beneficiarse de sus seguros.

Los cambios de opinión de Trump aumentan la incertidumbre para los millones de personas que se ven beneficiadas por el programa. El magnate ha asegurado que eliminará el programa pero ha dicho que conservará ciertos elementos. Nadie sabe a ciencia cierta qué tan factible es la nueva propuesta de Trump y la manera en que está planeando el programa.

Medio Ambiente

Trump ha negado la existencia del calentamiento global, afirmando que es una creación de China para que las industrias de Estados Unidos no sean competitivas. En octubre del 2015, él tuiteó “Es muy frío afuera, lo llaman una gran helada semana antes de lo normal. Hombre, podríamos usar una gran dosis de ese calentamiento global”.

Su posición negativista del cambio climático y su promesa de reactivar la industria del carbón ha generado grandes preocupaciones alrededor del mundo. El magnate ha prometido desvincular a Estados Unidos (que junto con China producen el 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero) de los Acuerdos de París y detener la financiación estadounidense a los programas contra el calentamiento global de la ONU. Además, ha propuesto reactivar la producción de petróleo y gas natural.

Proteccionismo

Además: Tensión entre China y Estados Unidos por políticas de Donald Trump

Alemania, de manera mesurada y contenida, ha criticado las políticas proteccionistas de Trump, asegurando que esto solo perjudicará a EE.UU.. Y China, un país tradicionalmente proteccionista, ha criticado la posición de Trump, manifestando que “la globalización creó nuevos problemas, pero ésta no es la justificación para eliminar la globalización económica completamente (…) Impulsar el proteccionismo es como encerrarse en un cuarto oscuro. El viento y la lluvia puede que queden afuera, pero también el aire y la luz”.

Trump ha afirmado que pondrá mayores aranceles e impuestos sobre las importaciones de China y otros socios. También afirmó que debido a que las fábricas y trabajos se han enviado al extranjero, muchos estadounidenses están desempleados. Además, amenazó con imponer sanciones de hasta el 35% a los coches importados para desalentarlos de poner sus compañías en otros países.

Las primeras consecuencias de esto ya se ha sentido. Mientras General Motors y BMW han ignorado las amenazas del presidente electo, Ford Motor anunció la cancelación de una inversión de 1.600 millones de dólares en México y trasladó la fábrica que iba a construir allí a EE.UU., incluso antes de que Trump se posesione como primer mandatario.

Programa nuclear y el medio oriente

Esta ha sido una de las grandes preocupaciones de ciertos sectores desde que comenzó la campaña de Trump.

Un exvicepresidente de Estados Unidos dijo en el 2008: “Al presidente de EEUU le sigue en todo momento, 24 horas al día, un asesor militar que lleva un maletín que contiene los códigos nucleares que utilizaría, y estaría autorizado a utilizar, en caso de un ataque nuclear contra EEUU. Podría lanzar un ataque devastador como el mundo jamás ha presenciado. No tiene que consultarle a nadie. No tiene que llamar al Congreso. No tiene que hablar con los tribunales”.

El carácter explosivo de Trump, su tendencia a atacar a sus detractores y su propensión al pleito lo convierten en un candidato poco confiable para manejar las armas nucleares de Estados Unidos, sobre todo si nadie tiene la capacidad de hacer de contrapeso, han dicho algunos analistas expertos.

Algunas declaraciones han prendido las alarmas. Ha hablado de derogar el acuerdo nuclear con Irán, una opción que ha sido ampliamente criticada desde diversos sectores. Y Trump ha respondido a las amenazas del líder de Corea del Norte, Pyongyang, respecto a la prueba de un civil intercontinental con capacidad nuclear.

Además, ha prometido enviar tropas al medio oriente a combatir al Estado Islámico y también ha dicho que va a trasladar la embajada americana de Tel Aviv a Jerusalén, un acto que sería simbólico y que tendría consecuencias catastróficas en las relaciones con palestina.