Prefieren actitudes electorales que actitudes patrióticas: Sanín

Prefieren actitudes electorales que actitudes patrióticas: Sanín

9 de Diciembre del 2013

En diálogo con KienyKe.com, la exministra y excandidata presidencial Noemí Sanín ofrece más detalles sobre el lanzamiento de su libro ‘¿La llegada del Dragón -¿Falló La Haya?’, un documento que recopila la investigación adelantada por ella y el exviceministro Miguel Ceballos sobre el fallo de la Corte Internacional de Justicia que en noviembre de 2012 decidió restar unos 75 mil kilómetros cuadrados de mar colombiano y cedérselos a Nicaragua.

Según explicó Sanín, el libro que presenta hoy al país recopila una juiciosa investigación de meses que les permitió darse cuenta que los jueces de La Haya, a excepción de una juez china, desconocían la negociación de Managua y una empresa del gigante asiático para construir un canal interoceánico. Este sería un hecho nuevo que podría ser utilizado para pedir la revisión del fallo.

El lanzamiento del libro será este lunes 9 de diciembre a partir de las seis y media de la tarde, y usted podrá seguirlo en vivo a través de Kienyke.com

Usted ha hecho varias intervenciones, ha escrito varias cartas y ha hablado a la prensa sobre las irregularidades de este fallo. ¿Encontraremos en este libro ampliaciones o nuevas revelaciones que quizá no se hayan dicho en público?

Nosotros hemos hecho un esfuerzo investigativo, incluso muchas personas del exterior han venido a conversar con nosotros sobre nuestros hallazgos: periodistas, abogados, porque se ha hecho una investigación muy seria alrededor del fallo y del negocio del presidente de Nicaragua con los chinos. Sin embargo, todo lo que ha ocurrido, la demanda sobre la plataforma extendida, todo lo pueden ustedes encontrar en el libro; cómo lo avisamos, cómo lo avizoramos, cómo lo previnimos. Y finalmente en el libro hacemos un panoplia, que es las armas con que contaría en materia jurídica el Estado colombiano frente un fallo tan torticero.

¿Quieren seguir argumentando que no todo está perdido, y que el gobierno puede seguir ‘no aplicando’ el fallo?

La no aplicación del fallo no es una figura jurídica en el derecho internacional. Eso no existe. Hay veces que se ha ignorado el fallo pero los países que lo han ignorado lo menos que han hecho es ‘cacarear’ la decisión, porque eso aparece como una provocación. Yo no conozco la decisión del gobierno; sé que tienen y que han contratado un sinnúmero de despachos nacionales e internacionales sobre la materia y debemos estar a punto de conocer la estrategia del Gobierno.

Noemi Sanín, Kienyke

¿El gobierno les ha pedido formalmente asesoría?

Hasta la fecha, el gobierno a pesar de saber de la investigación, no se ha acercado a nosotros. A pesar de que nosotros hemos hecho todo el ofrecimiento de lo que publicamos y no publicamos, porque hay muchas cosas que no se pueden escribir por conveniencia del país o porque no las tenemos totalmente probadas nosotros, pero que Colombia con toda la capacidad que tiene sí podría entrar a probar. Sin embargo no ha habido ningún tipo de acercamiento. Llama la atención y es muy curioso que los temas más importantes como son el tema de la paz y el tema de Nicaragua no sean motivo para buscar un consenso para la mejor conveniencia de Colombia. Se prefieren actitudes electorales que actitudes patrióticas.

El título ‘La llegada del dragón’ sugiere que su libro enfoca la mirada más en China que en Nicaragua. ¿Acaso sugieren que Pekín es esa mano que está detrás de este proceso?

La nueva geopolítica está mostrando unos cambios muy importantes en el mundo. El poder y el ascenso de china es muy importante y en la historia de la humanidad todos los imperios y todos los liderazgos geoestratégicos se han dado de la mano del mar. Cuando usted estudia la estrategia de los Estados Unidos se da cuenta que toda la estrategia de seguridad y económica se forjó alrededor del mar, de los estrechos, de los canales y de los puertos. No es sino estudiar y analizar lo que está haciendo la china en materia comercial, económica, crediticia, en materia de recursos naturales y la China tiene contenciosos con siete países sobre temas limítrofes marítimos. La China ha sido un imperio que sabe de poder y liderazgo. Obviamente le faltaba llegar de manera importante a América Latina y consiguió, al margen del canal, la concesión de aguas incluida las nuestras. La concesión es de 50 años, prorrogables automáticamente a otros 50 años. Estamos viviendo uno de los cambios más importantes de la geopolítica con la China en los últimos años, y quizá el gran canal de Nicaragua, pero sobre todo la concesión de las aguas, es una de sus estrategias más determinantes.

¿Presentan con este libro el trabajo de un año en este tema?

Nosotros, desde el día que salió el fallo, empezamos a estudiarlo. Solo en el estudio del fallo nos llevamos dos meses. Nos ayudaron cartógrafos y geógrafos. El fallo es muy complejo. Para cada línea cambia de jurisprudencia y prácticamente de opinión. Pero lo grave es que la Corte (de La Haya), con excepción de la juez china, desconocía totalmente el contrato que se firmaba 19 días antes por parte del gobierno de Nicaragua y de los chinos. A la Corte no se le dio conocimiento de un hecho tan  trascendental en materia geopolítica, en materia ambiental y no tuvo conocimiento ni la Corte ni la defensa colombiana de ese contrato.  Por consiguiente fue un hecho nuevo, secreto, oculto para la decisión, y como lo exige el estatuto, ese hecho pudo haber influido de una manera u otra en el fallo. Es muy grave su ocultamiento.

¿Hay algún capitulo recomendado para que se lean especialmente los colombianos?

Tienen que leerse el libro completo porque partimos del por qué hicimos libro, explicamos históricamente qué significa el canal de Nicaragua y cómo han sido las relaciones de Nicaragua y Colombia; cómo entran los chinos; los siete pecados capitales del fallo; las tres preguntas que todavía no nos han contestado; la panoplia, que es la armadura que tiene Colombia para defenderse; los riesgos que sigue teniendo Colombia frente a una vocación expansionista sin límites éticos ni jurídicos de Nicaragua. Es muy importante saber que el libro no tiene pretensión distinta que aportar una investigación a la defensa de Colombia, y que los autores no nos vamos a ganar un solo peso ni por la investigación ni por la venta de los libros. Es simplemente un aporte de patria; un año de nuestro trabajo que con todo el amor le entregamos a Colombia.