Las pujas de Viviane Morales por el voto cristiano

14 de marzo del 2018

División de partidos cristianos los dejó con mínima representación en el Congreso.

Viviane Morales

Tras la jornada electoral del pasado domingo hay varios aspectos de análisis para los candidatos que aspiran llegar a la presidencia. Las elecciones legislativas aportan a los aspirantes datos claves para reconocer el verdadero alcance de su campaña.

En esta ocasión uno de los mayores golpes lo recibió la comunidad cristiana que esperaba tener una representación independiente en el Congreso, pero se quedó por fuera con resultados por debajo de lo esperado.

Una de las razones podría ser la división que se generó entre el sector del cristianismo representado bajo la bandera del movimiento Colombia Justa Libres y los seguidores de la candidata presidencial del partido Somos, Viviane Morales. Ambos sectores aspiraron al Parlamento de forma individual, y ambos se quemaron.

Esto los dejó sin participación legislativa y también pone en la cuerda floja la candidatura de Morales que desde ya ajusta sus posturas para hacer frente a la situación. Una de esas es apelar a la posibilidad de fraude electoral sobre el voto cristiano.

La excongresista advirtió que “robaron la elección de los senadores y el umbral del movimiento Colombia Justa Libres” en departamentos como Valle, Tolima y Cundinamarca, donde, según ella, desaparecieron votos de comunidades cristianas que sufragaron y no están en el conteo.

“Creo que el umbral de Colombia Justa Libres fue robado. Recibí denuncias concretas de municipios como Silvania, de miembros de congregaciones que votaron por ese movimiento y en el preconteo aparecen cero votos por Colombia Justa Libres”, señaló.

Aunque para Morales existe un claro “despertar político cristiano en Colombia” esto no lo demuestran los resultados en las urnas, ya que Somos, partido del que es candidata, se quedó por fuera con 94.349 votos, mientras Colombia Justa Libres obtuvo 431.418 votos que tampoco fueron suficientes para garantizar su participación en el Congreso.

Si bien no son nada despreciables los resultados obtenidos por el cristianismo (a los que más de un candidato desearía acceder) la división en este sector pasó su cuenta de cobro dejando a sus máximos representantes sin opción de llegar al Congreso en el siguiente periodo legislativo.

Por más que la hoy candidata presidencial exija reconteo de votos, Somos no tiene posibilidad de superar el umbral, en cambio, a Colombia Justa y Libres le hubiera sido bastante útil los casi 60.000 votos que Morales recoge, ya que con 20.000 votos más tendría al menos un escaño en el Senado.

Por ahora, entre los cristianos el único partido que aseguró tres puestos en el Congreso fue Mira que con 498.677 votos conserva las curules que le devolvió recientemente el Consejo de Estado.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO