Santos expresa preocupación por “militarización” en Venezuela

Santos expresa preocupación por “militarización” en Venezuela

18 de abril del 2017

Santos se refiere a la crisis en Venezuela

El presidente Juan Manuel Santos, se mostró este martes preocupado por la militarización de la sociedad en Venezuela, luego de que el mandatario de ese país, Nicolás Maduro, anunció una expansión de las milicias civiles.

“Vemos con seria preocupación la militarización de la sociedad venezolana”, escribió el presidente colombiano en su cuenta de la red social Twitter, donde hizo “un llamado a la cordura”.

El lunes, ante miles de miembros de la Milicia Nacional Bolivariana, Maduro prometió garantizar, a través de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), “un fusil para cada miliciano, un fusil para cada miliciana”.

karicatura-santos-y-maduro

A través de esa medida el presidente venezolano espera alcanzar la meta de “ir a la organización y entrenamiento de un millón de milicianos y milicianas organizados, entrenados y armados para defender la paz, la soberanía y la independencia de la patria”.

Maduro hizo este anuncio dos días antes de la marcha que realizarán sus opositores el miércoles para exigir la restitución del orden constitucional, que aseguran se ha roto, y que se llame a elecciones regionales.

En ese contexto, Caracas permanecerá militarizada el miércoles, día en el que también se prevé que miles de oficialistas se vuelquen a las calles en respaldo al Gobierno, en una serie de manifestaciones que ya dejan seis personas muertas, lo que generó la reacción y rechazo de once países de la región, entre ellos Colombia.

Por medio de un comunicado conjunto -emitido la noche del lunes-, los gobiernos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México, Paraguay, Perú y Uruguay pidieron a Venezuela que “garantice el derecho a la manifestación pacífica” y lamentaron las muertes en las manifestaciones.

“Exhortamos al Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela para que rápidamente se definan las fechas para dar cumplimiento al cronograma electoral que permita una pronta solución a la grave crisis que vive Venezuela y que preocupa a la región”, señalaron los países en su misiva.

La misma, sin embargo, fue rechazada por el Gobierno venezolano, que la calificó de “grosera injerencia” y señaló que sus gobiernos respaldan el intervencionismo desde el exterior.