El presidente Santos conmemoró la operación Jaque

3 de julio del 2018

Este martes desde el Monumento a los Héroes Caídos, en Bogotá, el presidente Juan Manuel Santos se refirió al aniversario número diez de la operación Jaque que dejó en libertad a 15 personas secuestradas por la antigua guerrilla Farc, entre ellas, la excandidata presidencial Íngrid Betancourt, tres norteamericanos y 11 miembros de la Fuerza Pública.  “Fue tal vez […]

Juan Manuel Santos, Operación Jaque

Este martes desde el Monumento a los Héroes Caídos, en Bogotá, el presidente Juan Manuel Santos se refirió al aniversario número diez de la operación Jaque que dejó en libertad a 15 personas secuestradas por la antigua guerrilla Farc, entre ellas, la excandidata presidencial Íngrid Betancourt, tres norteamericanos y 11 miembros de la Fuerza Pública.

“Fue tal vez la operación de inteligencia militar más audaz, más ingeniosa y más exitosa de la historia reciente en el mundo entero (…) aquí no se derramó una sola gota de sangre y se rescataron 15 secuestrados del corazón de la selva, de la guerrilla más poderosa, más peligrosa y más vieja de todo el continente”, señaló.

El primer mandatario aseguró que la intervención militar que permitió la libertad de los 15 secuestrados fue fundamental para lograr sentar a las Farc en una mesa de conversación. “Yo tenía muy claro que se requería una serie de condiciones para poder iniciar un proceso de paz que fuese exitoso. Una de esas condiciones era invertir la correlación de fuerzas a favor del Estado, que los militares estuvieran mejor capacitados y tuvieran más poderío, más fortaleza, frente a lo que las Farc tenían”.

Además señaló que la operación fue un precedente importante para debilitar la guerrilla: “Había una segunda condición, y era la de quebrar la voluntad de los comandantes de la guerrilla, que para ellos resultase mejor negocio negociar la paz que continuar en la guerra. Por eso comenzamos a hacer operaciones en contra de los objetivos de más alto valor. Eso fue fundamental”, indicó.

El presidente Juan Manuel Santos conmemoró dicho suceso, en compañía del ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, la cúpula militar, responsables de la operación, entre otros. Y reconoció que repetiría la valerosa acción que pasó a la historia no solo en Colombia sino en el mundo. “La volvería hacer mil veces porque resultó exitosa. Fue una operación que realmente nadie se va a olvidar de ella. Los libros de historia ya están hablando de ella”.

La acción militar se llevó a cabo el 2 de julio de 2008 y estuvo a cargo de la tripulación del helicóptero MI-17 EJC 3375 de la Aviación del Ejército Nacional que rescató a los secuestrados entre los que se encontraban Ingrid Betancourt, 11 miembros de la fuerza pública y tres ciudadanos norteamericanos.

13 militares se encargaron de ejecutar esta operación militar. El primer paso fue la infiltración entre miembros de la guerrilla, luego se creó una ONG falsa para dar pie a una misión humanitaria ficticia.

Los helicópteros pintados de blanco con miembros del ejército llegaron al lugar donde estaban reunidos los secuestrados, aterrizaron en medio de guerrilleros e hicieron subir a los secuestrados a las aeronaves, junto con dos guerrilleros Alexánder Farfán, alias Gafas y Gerardo Aguilar, alias César. Fueron 22 minutos de un minucioso operativo en los que no se disparó ni una sola arma y que concluyó con la liberación de los secuestrados.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO