Educación y defensa, las dos caras del presupuesto 2019

20 de octubre del 2018

Esta semana el Congreso de Colombia le dio vía libre al presupuesto que se destinará para el 2019. La cifra que fue aprobada es de $258,9 billones, de la cual se destinarán $160,2 billones a funcionamiento del Estado y $46,8 billones irán a inversión.  Uno de los rubros que más resaltó el Gobierno Nacional, fue el […]

Educación y defensa, las dos caras del presupuesto 2019

Esta semana el Congreso de Colombia le dio vía libre al presupuesto que se destinará para el 2019. La cifra que fue aprobada es de $258,9 billones, de la cual se destinarán $160,2 billones a funcionamiento del Estado y $46,8 billones irán a inversión.

Uno de los rubros que más resaltó el Gobierno Nacional, fue el de educación, al cual se le destinará para el próximo año $41,4 billones. Según informó el gobierno para salud y protección social se dispusieron un total de $32,3 billones, con un incremento del 30% frente al año anterior, y $11,7 billones para inclusión social y reconciliación, $570 mil millones más que en el presupuesto del 2018.

Pero otro rubro que causó polémica fue el de defensa, ya que se esperaba que después del acuerdo de paz que se firmó en la Habana con la extinta guerrilla de las Farc, la reducción al presupuesto de armas iba a descender paulatinamente, pero para el 2019 el rubro total para defensa será de 33.4 billones, el segundo sector con mayor financiación por parte del Estado.

Kienyke.com en dialogó con el analista político David Murillo, docente de la Universidad Libre, trató de comprender los aspectos principales del presupuesto aprobado para el próximo año, que comparado con el de 2018 tiene 20 billones adicionales y claramente, tendrá un efecto en diferentes sectores económicos y sociales.

La adición de 500 mil millones al rubro educativo para atender la solicitud de los estudiantes de educación superior, que marcharon por varias ciudades del territorio colombiano exigiendo mayores recursos para las universidades públicas luego de afirmar que presentan un déficit muy grande que se viene acumulando desde hace varios años, al parecer no dejó satisfecho a los estudiantes, que días después volvieron a las calles.

Para Murillo, la crisis de la educación superior es una crisis estructural, para él ni siquiera con los 3 billones adicionales que los estudiantes le estaban solicitando al gobierno se puede arreglar. “Estamos hablando de 13 o 15 billones para que la crisis se pueda superar“, manifestó el experto.

Asimismo, criticó el destino de los 500 mil millones que serán invertidos a la educación superior en el presupuesto y sostuvo que la mayoría del dinero prometido irá para los créditos educativos créditos beca. “Son simplemente tratamiento paliativos que no ayudaran a subsanar el problema de fondo”, dijo en conversación con este medio.

Frente al rubro de defensa, el segundo con más inversión para el 2019, con 33.4 billones, para Murillo no se justifica este dinero teniendo en cuenta que las Farc dejaron el mapa del conflicto armado limitado, “antiguamente se justificaba (el presupuesto) por el conflicto, en este momento el verdadero reto es la inversión social y una de ellas es la educación, pero aquí estamos alimentando el conflicto”.

El profesor explicó que la desfinanciación de proyectos pactados en el acuerdo de paz, como mayor inversión en el agro, salud, infraestructura y educación, se están incumpliendo.

Frente al tema del hueco presupuestal por 14 billones de pesos en el presupuesto que ya fue aprobado, el desafío es grande para el Gobierno Nacional. En un principio el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, afirmó que el hueco superaba los 25 billones de pesos, pero después de replantear los pagos a la deuda externa, se logró liberar 11 billones. El gobierno ya manifestó que para conseguir los recursos faltantes pasará un proyecto de financiamiento al Legislativo.

Sin embargo, pocos conocen que movimiento hará Carrasquilla en esa ley de financiamiento. Para el experto David Murillo, lo que se está anunciando es una reforma tributaria, la cual para él será regresiva. El aumento al impuesto sobre la renta, la ampliación de la base gravable y bajar la tributación de los grandes capitales, será la táctica del gobierno para conseguir los recursos.

Finalmente, teniendo el presupuesto aprobado faltaría el visto bueno del congreso de la República con la ley de financiamiento que pasará el Ministerio de Hacienda. En caso contrario, Carrasquilla ya ha manifestado que tendría que recurrir a un recorte presupuestal “porque no podemos tener en Colombia, según nuestro estatuto orgánico, un presupuesto desbalanceado”.

¡Haga clic aquí y conozca en tiempo real toda la información de Colombia y el mundo!

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO