Procuraduría destituye a Edwin Besaile y Alejandro Lyons

Procuraduría destituye a Edwin Besaile y Alejandro Lyons

16 de enero del 2019

Este miércoles la Procuraduría General de la Nación ratificó su decisión de destituir e inhabilitar por 10 años al gobernador de Córdoba, Edwin Besaile, y al exgobernador Alejandro Lyons, por su falta de control en los actos de corrupción cometidos con los fondos de salud de su departamento (“Cartel de la Hemofilia”).

Según informó esta entidad, se pudo probar que estos dos personajes “no ejercieron su deber de vigilancia y control sobre los actos de sus secretarios de Salud, que ordenaron pagos por $4.988 millones para cubrir terapias de rehabilitación de 2.181 menores de edad con discapacidad, en el periodo comprendido entre diciembre de 2014 y agosto de 2015, sin que mediara relación contractual entre la gobernación y Funtierra Rehabilitación IPS“.

La sala disciplinaria, también confirmó la destitución e inhabilidad por 11 años de los exsecretarios de salud, Edwin Preciado y José Jaime Pareja por ordenar los millonarios pagos de medicamentos suministrados en enero de 2015 a supuestos pacientes con hemofilia o la enfermedad de Von Willebrand.La Procuraduría ratificó la acusación a los procesados de ordenar los pagos bajo el argumento de estar cumpliendo fallos de tutela, los cuales decretaron pero omitieron la firma de un contrato previo que generara la obligación del pago.

El fallo también encontró que la Gobernación nose encontraba en una situación de urgencia que le impidiera planificar y adelantar el correspondiente proceso de contratación, ya que estos conocían la necesidad que se venía presentando en los últimos años frente a la prestación del servicio y la reiteración de las tutelas. “La falta de Lyons Muskas, Besaile Fayad, Preciado Lorduy y Pareja Alemán fue calificada como gravísima a título de culpa gravísima, que según los artículos 46, 47 y 48 de la Ley 734 de 2002 es sancionada con destitución e inhabilidad general“. Con este argumento el ente de control confirmó que no se puede imponer ningún recurso en contra de esta decisión.