Buscan elegir fiscal “por méritos y no por palanca”

30 de julio del 2019

Congresistas de todos los partidos promueven esta iniciativa.

Buscan elegir fiscal “por méritos y no por palanca”

Desde el Congreso de la República se presentó un nuevo proyecto multipartidista que busca modificar el tiempo y el método de elección del Fiscal General de la Nación, por mérito y periodo constitucional.

Luego de que el presidente Iván Duque cambiara el Decreto número 1163 para tumbar el 450 del 2016, sancionado por el anterior Gobierno que permitía, mediante convocatoria pública, la elección del Fiscal General de la Nación, varios sectores políticos se unieron para crear un proyecto de acto legislativo que modificaría este método.

De acuerdo a la propuesta se abriría una convocatoria pública en la que se presentarían los profesionales interesados. Los diez mejores puntajes serán los que elegirá el presidente, y la terna elegida pasará a evaluación en la Corte Suprema de Justicia, que finalmente seleccionará al próximo fiscal.

“Nos unen dos principios: el primero es que las instituciones deben estar por encima de los partidos y el segundo asociado a la necesidad de que la meritocracia sea un factor fundamental en el desarrollo de la función pública en Colombia“, afirmó el el representante a la Cámara por Cambio Radical José Daniel López, autor de la propuesta.

Además, el congresista señaló: “Queremos recalcar el carácter plural de quienes impulsamos este proyecto, en la coautoría de este proyecto estamos congresistas independientes, de oposición y de la coalición de Gobierno”.

Esta propuesta no afectaría al próximo fiscal que elegirá el presidente Iván Duque, ya que la iniciativa entraría en vigor en el año 2025, “No se trata en incidir en el método de elección del próximo fiscal, estamos pensando en una reforma a largo plazo”, señaló López.

¿Cómo sería el nuevo periodo del fiscal?

“A partir del 2025 tomará posesión el nuevo fiscal los primeros días de julio cada cuatro años. Eso significa que la coincidencia del fiscal general con el presidente que participó en su elección será solamente de un año y un mes. Creemos que es una medida muy importante para garantizar el equilibrio de poderes y la independencia”, aseguró el autor del proyecto.

Hoy en día el periodo es personal, lo que significa que si un fiscal se retira antes de terminar los cuatro años ordenados, se abre un proceso para la elección de un Fiscal que va a durar cuatro años. Los cuatro años son para la persona que ejerce el cargo.

Mientras que con esta medida, si este llega a faltar o renuncia, el siguiente que se elija tendrá que terminar ese periodo de cuatro años.

¿Concurso por méritos?

La senadora del Partido Alianza Verde, Angélica Lozano, coautora del proyecto en diálogo con Kienyke.com explicó la importancia de que la elección del Fiscal General sea por sus méritos profesionales, y no a través de favoritismo.

“No se puede armar una terna con amigos, la diferencia de una convocatoria pública y de un concurso público es total, que se abrirá durante un tiempo establecido y se inscribirán las personas que quieran”, afirmó Lozano.

“En este las personas tendrán que competir en un riguroso examen evaluado, medido por terceros, independientes, no por la oficina de presidencia”, agregó.

¿De dónde nació la propuesta?

Según la congresista Lozano el fiscal general de la Nación es el cargo con mayor poder en el país, y  desde hace varios años se ha venido “abusando de tal poder, y tiene que ver con la forma en que se nombra”.

“Acabamos de ver la salida de Néstor Humberto Martínez, quien claramente no llegó al cargo por su experticia penalista sino por sus atributos de poder con los conglomerados políticos y económicos”, señaló.

Por esa razón, afirma que las diez personas con mayor puntaje, que demuestren tener experiencia y conocimientos en la materia serán los que tienen el derecho de estar al frente del ente judicial.

“Hoy vemos con preocupación que ya se cocina una nueva terna de puros amigos del presidente de turno, (…) personas sin duda excelentes pero que no es el criterio para suplir el cargo y que claramente no tiene el perfil, la capacidad, la idoneidad, y mucho menos la independencia. Sería como un apéndice, como un empleado de la presidencia y eso desvirtúa por completo la justicia“, concluyó la senadora Lozano.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO