Ausencia de ponentes deja sin debate a Ley de Orden Público

13 de noviembre del 2018

El trámite de los proyectos radicados por el Gobierno Nacional siguen teniendo tropiezos en el legislativo. Este martes, se esperaba que las Comisiones Primeras de Senado y Cámara debatieran en conjunto la prórroga a la ley 418 de 1997, más conocida como Ley de Orden Público. Sin embargo, ni los ponentes de la iniciativa ni […]

Ausencia de ponentes deja sin debate a Ley de Orden Público

El trámite de los proyectos radicados por el Gobierno Nacional siguen teniendo tropiezos en el legislativo. Este martes, se esperaba que las Comisiones Primeras de Senado y Cámara debatieran en conjunto la prórroga a la ley 418 de 1997, más conocida como Ley de Orden Público. Sin embargo, ni los ponentes de la iniciativa ni los representantes del Estado hicieron presencia en el recito, así que no quedó de otra que levantar la sesión y convocarla para el próximo miércoles 14 de noviembre.

El Gobierno Nacional ha expresado su deseo de prorrogar por cuatro años más esta ley que lo faculta para adelantar negociaciones de paz y además da las herramientas jurídicas para establecer el diálogo con el Ejército de Liberación Nacional (Eln).

A pesar de que a esta iniciativa se le radicó el mensaje de urgencia, el senador Germán Varón y el representante a la Cámara Álvaro Hernán Prada, quienes son ponentes del proyecto, no se presentaron tras 45 minutos de espera y según los congresistas, la ministra del Interior Nancy Patricia Gutiérrez apareció luego de que se decidiera cancelar la sesión.

Muchos calificaron como “una falta de compromiso por la paz” estos hechos. “Que ni el Gobierno ni los ponentes se hagan presentes, teniendo claro que esta ley vence ahorita en diciembre y que hay una mesa pendiente de diálogo y sus definiciones con el Ejército de Liberación Nacional”, manifestó el senador del partido Farc, Carlos Lozada.

La representante a la Cámara Juanita Goebertus señaló que varios parlamentarios creen en la prórroga de esta Ley, pero que existen enormes objeciones a una serie de mecanismos que se pretenden implementar, “limitando la posibilidad de diálogo con el Eln y poniendo en riesgo los planes de desarrollo con enfoque territorial”, entre otros puntos.

“Esta ley tiene muy pocos chances de salir adelante en este momento porque le quedan muy poco tiempo (…) esto refleja un gobierno por lo menos muy desordenado frente al gran tema que es de seguridad nacional y el futuro del proceso de Paz”, manifestó.

Según Goebertus, uno de los problemas de esta iniciativa es que le quita a al Presidente de la República la potestad de decidir con quién negociará y se la transfiere al Consejo de Seguridad Nacional.

El senador Iván Cepeda, en diálogo con KienyKe.com, agregó que otra de las implicaciones que tendría el texto que propone prorrogar la vigencia de esta Ley, incluye un artículo que establece que cualquier proceso o diálogo que conduzcan a la paz, debe ser condicionado a que se cumplan una serie de requisitos.

“Por ejemplo, que cese toda actividad ilegal que produzca un fin de las acciones violentas del grupo armado que esté en proceso de conversación o que tenga la aspiración a conversaciones de paz y otro requisitos”, explicó.

Dijo que ese condicionamiento terminaría provocando que cualquier proceso de paz se vuelva absolutamente imposible, debido a que: ” Precisamente el fin de esas hostilidades es el objeto de esas conversaciones, no su pre – requisito. Es el punto de llegada y no de partida”, aseguró.

“Nosotros vemos que esa reforma puede maniatar a futuros gobiernos para que desarrollen diálogos de paz y concretamente para que se siga desarrollando el proceso de conversaciones que hay en curso con el Eln”, manifestó.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO