¿Qué pasará ahora entre la Minga del Cauca y Duque?

10 de abril del 2019

Se teme que los indígenas retomen el bloqueo de la vía Panamericana.

Presidente Iván Duque

El pasado sábado 6 de abril el presidente Iván Duque anunció que se reuniría con la Minga indígena del Cauca luego que la ministra del Interior, Nancy Patricia Gutiérrez y el Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, anunciaran que se levantaba el bloqueo en la vía Panamericana que puso ‘punto final’ o eso se creyó en ese momento.

Duque cumplió con su palabra y asistió al municipio de Caldono para encontrarse con los líderes de la comunidad indígena caucana. Pero, una vez allí, alegando motivos de seguridad del mandatario, se decidió que la reunión se realizaría a puertas cerradas, en la Casa Lúdica. Esta decisión no fue bien vista por los indígenas de la Minga, quienes se rehusaron a asistir.

Tras el anuncio por parte de los mingueros de no aceptar las condiciones de Duque, este aseguró que era lamentable que “no se haya valorado el gesto del Estado hoy y que se haya rechazado la posibilidad de tener este encuentro. Lamento que no se valore la presencia de todas las instituciones y organismos internacionales para avanzar en ese diálogo”.

Además añadió que, luego de los 27 días que permaneció cerrada la vía Panamericana por parte de la Minga y que afectó a cientos de empresarios, “rechaza tajantemente las vías de hecho, no lo aceptaremos como mecanismo de presión al Estado y cualquier acto de violencia que busque pasar por encima de los derechos de los colombianos”.

Todo por el “lugar” del encuentro

Lo cierto es que la reunión no realizó por el lugar donde debían encontrarse, tanto los representantes de la Minga como el jefe de Estado, y demás representantes de su gabinete. Además, también estaban los gobernadores del Cauca, Huila y Valle, quienes serían testigos de los acuerdos a los que llegarían.

Kienyke.com conversó con Freddy Cante, politólogo y profesor de la Universidad del Rosario, quien asegura que la principal razón por lo cual no se llevó a cabo la reunión fue por una ruptura generada de los muchos incumplimientos del Estado, desde hace varios gobiernos, con los indígenas.

“Creo que tiene que ver con una divergencia de tiempo atrás, efectivamente son dos mundos distintos y hay unos incumplimientos reiterativos por parte del Gobierno Nacional, entonces quizás los indígenas tomaron alguna retaliación por eso. Acciones de Gobiernos anteriores y de este mismo”, dijo.

Además sostiene que tomaron la decisión de irse a las vías de hecho por “la marginalización de comunidades indígenas, la insistencia de omitirlas del Plan de Desarrollo y en borrarlas de un país, supuestamente moderno”.

Por su parte, Alfredo Rangel, director de la Fundación Seguridad y Democracia, aseveró que “fue una falta de consideración por parte de los indígenas el no asistir al encuentro” y añade que era normal que el presidente Duque no aceptara ir a la plaza pública de Caldono “porque habían amenazas de atentados en su contra, tal como lo reveló la Fiscalía. No había garantía de que algo pasara o no pasara”.

¿Qué efectos políticos genera este nuevo quiebre?

La mayor preocupación que se ha generado es qué pasará políticamente con este nuevo ‘paso atrás’. La intranquilidad más grande viene de parte de los empresarios y los habitantes del Cauca pues, de llegar a realizarse otro bloqueo, se verían más afectados más que la primera vez.

De acuerdo con Cante, a partir de ahora “se va a marcar un distanciamiento más profundo porque este Gobierno es como una réplica de los dos de Álvaro Uribe. Represivo en el lenguaje, en las acciones, con un modelo muy exclusivo de desarrollo que privilegia los megaproyectos, la agroindustria. Pero los indígenas van a ser muy fuertes en mantener su posición y se van a profundar las diferencias”.

En contraparte Rangel manifiesta que no debería haber un mayor ‘ataque’ por parte de la Minga indígena porque “el Gobierno cumplió con algunas de las solicitudes que hicieron. Como lo informó la ministra Gutiérrez y el comisionado Ceballos, se aprobaron unos recursos por lo cual ya no debería haber más bloqueos”.

Pero, ¿quién ganó o perdió en esta situación?

En la plaza pública de Caldono, se concentraron alrededor de 5.000 indígenas de las comunidades que le pidieron a Duque aceptara reunirse con ellos y los escuchara. Muchos pasaron gran parte de la tarde allí con la esperanza de que el jefe de Estado asistiera al lugar. Pero no sucedió y pasadas las 2 de la tarde, el mandatario abandonó el Cauca.

Cante expresó que quien resultó victorioso tras esta decisión de Duque fue la Minga pero resalta que las cosas quedan en suspenso pues, no se sabe que decisión podrían tomar los indígenas o el Estado, lo que podría provocar un nuevo conflicto.

“Creería que ganó la Minga, porque logró una acción colectiva de paralizar una buena parte del país durante un tiempo. Fue una acción sostenida de bloqueos y eso es una lección de habilidad pero, las cosas quedan en suspenso porque las estrategias de los Gobiernos siempre han sido: prometer acabar los conflictos sociales y el problema es que muchas promesas no se cumplen, si no en una pequeña parte. Seguramente esto podría explotar de nuevo en unos días, meses o años”, dijo.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO