¿Prosperará la tutela que busca tumbar la fórmula Santos-Vargas?

¿Prosperará la tutela que busca tumbar la fórmula Santos-Vargas?

15 de Mayo del 2014

Los expertos tienen poca fe en que prospere la tutela interpuesta por un ciudadano esta semana y que pretende invalidar a la fórmula presidencial Santos-Vargas, bajo argumentos de doble militancia.

El 8 de mayo, Frey Ernesto Benavides Lozano radicó una acción de tutela ante el Tribunal Administrativo de Cundinamarca, en el que argumentaba que sus derechos políticos y fundamentales a elegir, ser elegido y control al poder político estarían siendo vulnerados por la presunta irregularidad en la conformación de la fórmula presidencial a la reelección, Juan Manuel Santos y Germán Vargas Lleras.

El principal argumento para buscar que la justicia invalide dicho equipo de campaña es la doble militancia. De acuerdo a la tutela, sería irregular que Juan Manuel Santos del partido de La U, forme dúo con Germán Vargas Lleras de Cambio Radical, a partir de un pacto multipartidista de gobierno que no tiene un acuerdo de coalición suscrito bajo las normas de ley.

La pareja Santos-Vargas fue nominada de un acuerdo público de la llamada Unidad Nacional, la asociación oficialista de los partidos Liberal, Cambio Radical y La U.

Según insiste el ciudadano, la candidatura no puede ser legal porque la coalición que la presenta enfrenta irregularidades; “Tal coalición no es legal en tanto no se encuentra acreditado ningún acuerdo de coalición”, dice la tutela en referencia a que el pacto debió haber sido formalizado con reunión y documentos estatutarios. No obstante, el acuerdo se hizo público y tanto directivos como bancada lo reconocieron. Situación diferente atravesó el partido Conservador, que también se consideraba de coalición de Gobierno pero que decidió, en su directorio, que participarían en la contienda presidencial con un candidato único.

La tutela fue repartida el pasado 12 de mayo y le correspondió su trámite al magistrado José María Armenta, recordado porque fue quien frenó la primera vez la destitución de Gustavo Petro. El recurso del ciudadano Benavides -a quien se le recuerda de haber hecho la demanda de nulidad que sacó de la Fiscalía General a Viviane Morales en 2012- tendrá plazo de fallarse en 10 días hábiles, es decir, hasta después de la primera vuelta presidencial.

Predicen que se caerá por sí sola

KienyKe.com consultó a dos expertos abogados sobre el futuro que se puede esperar de esta tutela. Es especialista en derecho electoral y autor de varias acciones contra el Consejo Nacional Electoral, Pedro Felipe Gutiérrez, considera que la tutela no prosperará porque encuentra “muy forzados” los argumentos de afectación a algún derecho fundamental.

“No veo cómo se afecta el derecho fundamental. No veo sólido, y en cambio muy forzado, que se argumente que un trámite administrativo le vulnera los derechos fundamentales a un ciudadano. Tampoco encuentro la infracción de doble militancia, si Germán Vargas Lleras al momento de postularse no era funcionario público ni cambió de partido. Además, la coalición pudo ser aceptada públicamente de forma tácita, entonces toda la opinión entiende que hubo esa coalición”, sustentó.

Juan-Manuel-Santos-y-German-Vargas

La inscripción de la candidatura Santos-Vargas Lleras ante la Registraduría.

El abogado Gutiérrez además expone el que podría ser el principal argumento por el que se invalide la tutela: ese no era el mecanismo acertado para pedir la nulidad de la candidatura Santos-Vargas. “La queja se debió haber tramitado ante el Consejo Nacional Electoral y no como tutela. Debieron haber impugnado el trámite administrativo y argumentar los vicios de trámite, para que la autoridad electoral evaluara si hubo o no errores en la inscripción de la fórmula”.

Esa tarea pudo haber sido hecha tiempo atrás. Quizá ahora, por los tiempos que maneja el CNE, ya sea un poco tarde. No obstante, el abogado Gutiérrez indica que esa petición puede ser presentada, incluso después de las elecciones, a través de una demanda de nulidad.

“En un caso hipotético, podrían presentar una demanda de nulidad electoral, una vez sea electo Santos-Vargas Lleras, si ganan. De encontrarse reales las denuncias, la elección podría ser anulada y se tendrían que convocar nuevas votaciones”, explica.

El punto es que no es la primera vez que el candidato presidencial no tiene la misma filiación política del vicepresidencial, y a pesar de eso han vencido y gobernado el país. Tan solo el actual ejemplo: Juan Manuel Santos, del partido de La U, llegó con Angelino Garzón a la presidencial sin que éste último fuera de La U.

Lo mismo sucedió entre Álvaro Uribe y Francisco Santos durante los dos periodos que gobernaron. Incluso el vicepresidente del conservador Andrés Pastrana fue el liberal Gustavo Bell, aunque esté terminó militando allí.

Una experiencia similar la vivió el exmagistrado José Gregorio Hernández, quien era del Partido Conservador y acompañó como fórmula vicepresidencial al liberal Horacio Serpa en 2002. KienyKe.com consultó a Hernández sobre esta tutela y también le predijo el fracaso.

“Lo que el accionante argumenta como doble militancia, está mal entendido. Además, la Constitución no exige en las condiciones para el candidato a la vicepresidencia que tiene que pertenecer al mismo partido. En cambio esa sí es una exigencia para el nombramiento de un ministro delegatario, cuando el Presidente se ausenta”.

Recordando su experiencia, Hernández recuerda que en ese entonces no existía la ley sobre la doble militancia “pero en aquella época lo que criticaron era que yo fuera de otro partido e hiciera fórmula con Serpa. Finalmente alguien presentó una solicitud ante el Consejo Nacional Electoral y esa institución dijo que mi designación era válida. En ese momento no encontraron ningún problema”, dijo el jurista.

También coincide con el abogado Gutiérrez sobre la debilidad de los argumentos para recurrir a una tutela en busca de invalidad la fórmula Santos-Vargas Lleras. “No cabe ese recurso. ¿Cuál derecho fundamental realmente fue violado? Es absurda, como cuando una vez el Procurador intentó con una tutela afectar los matrimonios de parejas del mismo sexo, sabiendo que los derechos vulnerados no eran los del Procurador sino los de las parejas”.

A más tardar en dos semanas, el magistrado Armenta tendrá que dar a conocer su veredicto sobre esta tutela. Él es quien tiene la última palabra, aunque los expertos consultados estiman que dicha acción no podrá detener las elecciones presidenciales, sino que su resultado podría ser evaluado hasta después de la contienda.