¿Qué ha pasado un año después del plebiscito?

¿Qué ha pasado un año después del plebiscito?

2 de octubre del 2017

El 2 de octubre del año pasado el ‘No’ se impuso ante el ‘Sí’ con 6.422.136, es decir el 50,23 por ciento de las tarjetas electorales depositadas en la jornada. El ‘Sí obtuvo 6. 361.762 votos. A las urnas solamente acudió el 37,43 por ciento de los ciudadanos habilitados para votar.

Desde ese momento el panorama del proceso de paz fue incierto, ni el propio presidente Juan Manuel Santos sabía qué pasaría con el proceso de paz, debido a que semanas atrás se daba como único ganador al ‘Sí’. Pero el día definitivo las cosas fueron cambiaron.

Un día después de las votaciones, el 3 de octubre, Humberto de la Calle, el líder de la delegación del Gobierno en las negociaciones con las Farc presentó su carta de renuncia argumentando que no sería un obstáculo para lo que seguía y por esto ponía a disposición su puesto como jefe negociador. Sin embargo, el primer mandatario del país no aceptó la renuncia.

Para salvar el proceso de paz, el presidente Santos se reunió con los líderes de la campaña del ‘No’ con el fin de exponer sus propuestas sobre los ajustes que debería tener el acuerdo. El Gobierno y el uribisno designaron cada uno tres negociadores. Por el uribismo fueron Óscar Iván Zuluaga, Carlos Holmes Trujillo e Iván Duque. Por el Gobierno estuvo la canciller María Ángela Holguín; el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, y el jefe negociador Humberto de la Calle.

El 5 de octubre, se reunieron el presidente Juan Manuel Santos y el expresidente Álvaro Uribe en la Casa de Nariño. El propósito del encuentro fue para dar inicio a una serie de conversaciones para incluir las propuesta de los partidarios del ‘No’ en un nuevo acuerdo de paz con las Farc. El jefe de Estado también se reunió con Andrés Pastrana, otro opositor al proceso.

Ese mismo día en la Plaza de Bolívar de Bogotá se instaló el campamento por la paz, en al menos 100 carpas que tenían el nombre de los municipios que han sufrido la guerra, más de 150 personas acamparon y afirmaron que no se levantarían hasta que no fuera firmado un nuevo acuerdo de paz.

Ese día en la noche se realizó la marcha del silencio por la paz. En tiempo récord y a través de las redes sociales, líderes estudiantiles convocaron a una gran marcha para pedir prontitud en los acuerdos. Miles de personas llegaron a la Plaza de Bolívar exigiendo “¡Acuerdo ya!” y “¡Yo soy paz!” que fueron las palabras más escuchadas durante la manifestación. En otras ciudades también se siguió la iniciativa.

El 6 de octubre se conoció la agenda de propuestas del uribismo y otros detractores del proceso de paz para ‘renegociar’ lo pactado en La Habana. Entre las propuestas estaban una posible amnistía para los guerrilleros que no fueran responsables de delitos atroces.

Además, Juan Carlos Vélez, gerente de la campaña del ‘No’, levantó ampolla en el país tras revelar detalles de la estrategia que utilizó la oposición, que tenía como objetivo principal conseguir que la gente estuviera indignada al momento de salir a votar.

Pese a la votaciones del plebiscito, el presidente Juan Manuel Santos, el 7 de octubre, es notificado por el comité noruego que es el ganador del premio Nobel de Paz por “sus decididos esfuerzos para llevar a su fin más de 50 años de guerra civil en el país”.

El 10 de octubre el expresidente y senador Álvaro Uribe planteó sus propuesta para modificar el acuerdo de paz. Los temas de la justicia y el narcotráfico son dos de los puntos con mayor relevancia.

El presidente Juan Manuel Santos, tras un encuentro en la Casa de Nariño con jóvenes que lideraron las marchas, el 13 de octubre, anunció que el cese bilateral del fuego y de hostilidades con las Farc que iba hasta el 31 de octubre se extendió hasta el 31 de diciembre.

El 3 de noviembre, finalizaron las reuniones entre el gobierno y los promotores del ‘No’ y representantes de las víctimas. El resultado fue un nuevo documento con 57 nuevos ejes temáticos de cara a un nuevo acuerdo de paz.

El 12 de noviembre un segundo Acuerdo de paz es firmado por el Gobierno y las Farc,  ambas partes anunciaron un nuevo documento que incluyó ajustes en justicia transicional y precisiones acerca de la restricción de la libertad para quienes colaboren con la justicia.

el 14 de noviembre el nuevo acuerdo recibe respaldo partidista, donde varios sectores políticos manifestaron su apoyo al nuevo acuerdo firmado en La Habana, hecho que permitió avanzar en la refrendación y la implementación de lo acordado con la guerrilla.

El 24 de noviembre,  en el Teatro Colón de Bogotá, el Presidente Santos y el jefe máximo de las Farc, alias ‘Timochenko’, firman un nuevo texto de Acuerdo de paz entre el Gobierno y las Farc.

El 30 de noviembre, un total de 130 representantes a la Cámara en el Congreso votaron sí a la ratificación del nuevo texto, mientras que no hubo ningún votación en contra. La bancada del CentroDemocrático se retira de la Cámara al momento de la votación.

El 2 de diciembre comenzaron las zonas de concentración para la dejación de armas de la guerrilla de las Farc y la reincorporación de sus integrantes a la vida civil, de acuerdo a lo pactado meses antes en el teatro Colón de Bogotá.

El 26 de junio de este año, 2017, terminó la dejación de armas de las Farc. El acto contó con la presencia del jefe de Estado colombiano y con la ONU que es el organismo que ha estado pendiente de la verificación y el monitoreo de que se cumpla lo pactado en el nuevo Acuerdo de paz.

El pasado 15 de agosto concluyó el proceso de extracción de la totalidad del armamento en Pondones, La Guajira. En contenedores de la ONU salieron las armas que pertenecían a las Farc y finalizaron las zonas veredales, que se convirtieron en Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación.

El 27 de agosto, las Farc iniciaron un congreso para la creación de su partido político que en Bogotá discutieron el nombre, el logo y las propuestas con las que participarán en el 2018.

El 31 de agosto, el nuevo nombre de la Farc como partido político paso a ser Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, ese día también se aprobó el logo del nuevo partido, que es una flor roja con una estrella, acompañada por sus siglas (Farc).

Desde el mes pasado se debate el tema de la Jurisdicción Especial para la Paz, que ya designó a los 51 nuevos miembros del Tribunal.