Qué significa un impeachment y a quienes ha afectado

25 de septiembre del 2019

Estados Unidos. Brasil y Perú tienen historia en acusaciones contra presidentes

Qué significa un impeachment y a quienes ha afectado

El impeachment es una palabra inglesa que en español significa “acusación formulada contra un alto cargo por delitos cometidos en el desempeño de sus funciones” y es lo que el partido demócrata le acaba de hacer en la  Cámara de Representantes de Estados Unidos al presidente Donald Trump.

La “acusación” implica que a quien es objeto de ella tenga garantías para defenderse y de lo que se trata es en realidad de un juicio político con miras a la destitución, que es lo que busca el partido demócrata.

La razón en el caso de Trump tiene que ver con la presión ejercida por éste al gobierno de Ucrania para perjudicar a su rival demócrata Joe Biden.

La sección 4 del Artículo II, la Constitución estadounidense contempla la posibilidad de que el Congreso adelante el juicio para llegar a la destitución del presidente, el vicepresidente y otros altos cargos del gobierno por traición, corrupción u otros “delitos y faltas.”

Los funcionarios en altos cargos de la Administración pueden ser procesados por la Cámara de Representantes por delitos considerados graves.

Una vez que el Congreso abre el proceso de destitución, el Senado se encarga del juicio. Si las dos terceras partes de los votos de los senadores se dan contra el acusado, este es destituido e inhabilitado.

El juicio final lo hará el Senado, previamente la Cámara de Representantes tendrá que determinar las razones por las que el cargo en cuestión merece ser destituido.

El impeachment a Trump no tiene fácil el camino para llegar a una destitución, los demócratas tienen 40 votos en el Senado y para lograrla requieren 67, con la mayoría republicana y con elecciones el próximo año, es muy posible que no se logre la mayoría que se requiere para apartarlo del cargo.

Los antecedentes se remontan a  Andrew Johnson en 1868 y Bill Clinton en 1999, los dos absueltos por el Senado.También al presidente Richard Nixon, quien renunció antes de que lo sometieran a un impeachment por el espionaje que su campaña le hizo a la aspiración del partido demócrata a través del robo de documentos a su sede en el edificio Watergate en Washington.

Brasil sí destituye

En América el “impeachment ha concluido con la destitución en septiembre de 2016 de la presidente Dilma Rouseff, de Brasil, a quien acusaron de  maquillar las cuentas públicas, la  votación de 61 votos contra 21 logró retirarla de la jefatura del estado.

También en Brasil en 1992 a Fernando Collor de Melho lo acusó el Congreso de su país por financiar ilegalmente su campaña y de pagar los gastos de su residencia con el dinero de las empresas fachada de Paulo César Farias, su polémico extesorero de campaña presidencial.

Su propio hermano Pedro denunció que Farías tenía un esquema de lavado de dinero y tráfico de influencias encabezado por el tesorero de la campaña del presidente.

Collor de Mello fue el primer presidente en América de Latina en enfrentar un impeachment, que lo llevó a una suspensión del cargo por 180 días, que no completó porque prefirió renunciar, con la esperanza de que el Senado no avanzara en el proceso.

La Cámara alta Brasilera no  paró la investigación y terminó por retirarle los derechos que tendría como expresidente durante 8 años.

Collor de Mello se trasladó a Miami, apeló la decisión y al cabo de 22 años  el Supremo Tribunal Federal determinó que la fiscalía no probó las acusaciones y lo absolvió de los cargos que le imputaron.

En 2006 y en 2016 fue elegido como Senador por el pequeño estado de Alagoas. El capítulo del impeachment quedó en el pasado, pero hoy está involucrado en el escándalo de Lava Jato que dejó al descubierto el entramado de corrupción de Odebrecht.

El caso del Perú

En marzo de 2018 el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski renunció después de los Fujimoristas revelaran videos en los que se evidenció la compra de votos en el congreso para impedir su destitución.

A Kuczynski lo acusaron de tener vínculos con la corrupción generada por la firma Odebrecht. La fiscalía lo acusó de supuestos “actos de blanqueo de capital” mientras era ministro de Economía y primer ministro durante el gobierno del expresidente Alejandro Toledo.

Desde 2001 Perú tiene una larga historia de presidentes acusados por distintos delitos relacionados con  casos de corrupción.  Alejandro Toledo se encuentra detenido en una cárcel de Estados Unidos mientras se resuelve una petición de extradición.

Alan García  se disparó un tiro en la cabeza cuando la policía llegó a su residencia para detenerlo y Ollanta Humala también estuvo preso entre 2017 y 2018.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO