Tenemos una deuda con los bogotanos: José Daniel López

16 de junio del 2019

El representante a la Cámara habló de su gestión con Kienyke.

Tenemos una deuda con los bogotanos: José Daniel López

Foto: Kevin Narvaez - Kienyke

Aunque para muchos dirigentes colombianos su vida ha estado marcada por la política desde su infancia, en el caso de José Daniel López no fue así. El representante a la Cámara es el primero de su familia en incursionar en ese escenario, que asegura, desde niño, lo enamoró e impulsó para lograr el escaño en el que se encuentra hoy en día.

Fue personero de su colegio, amaba la historia y los debates políticos que lo llevaron a ser líder estudiantil de su universidad, ese, fue el primer acercamiento que tuvo con ese mundo que sin saber, lo llevaría a ser congresista de la República.

Gracias a esos primeros pasos en la política, demostró su capacidad de liderazgo y fuerza al convencer a su bancada de rechazar las objeciones a la Ley Estatutaria de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), que significó la derrota definitiva de estas en el Congreso.

En diálogo con Kienyke.com el político bogotano habló sobre su experiencia, las luchas políticas que ha liderado hasta ahora, Cambio Radical , Germán Vargas Lleras, y cómo buscará representar adecuadamente a los capitalinos.

Foto: Kevin Narvaez – Kienyke

¿Quién es José Daniel?

López estudió Ciencia Política en la Universidad de los Andes. Se graduó con tesis meritoria, luego cursó una Maestría en Gobierno en la misma institución.

“Estudié Ciencias Política, mi primer trabajo fue en Congreso Visible y era una forma de desarrollar la ciencia política desde la academia y desde la observación de los hechos políticos”, expresó.

Dice que trabajando allí, comprendió su llamado a la acción política, “un día decidí renunciar e ir a buscar mi sueño, no conocía políticos, no tenía nada que ver con el mundo político”.

Al hacerlo, buscó a quien en ese momento era representante a la Cámara David Luna, porque le parecía “decente y admirable para la época”. Al escribirle, hace 12 años, Luna lo recibió y comenzó repartiendo volantes.

“Hice parte de su equipo de trabajo en la Cámara de Representantes, ahí conocí el congreso en condición de asesor de congresista, luego gerencie su campaña a la Alcaldía en el 2011”, afirma.

Laboró en el Ministerio del Trabajo, dedicado a la prevención y resolución de conflictos entre empresas y sindicatos. Durante cuatro años se dedicó al sector privado.

“En el 2017 tenía 35 años y dije ‘oiga yo he venido haciendo un camino en la política, no me quiero quedar con la duda de qué habría pasado si’. Entonces dije, ‘es ahora o nunca’. Me lancé a la Cámara, saqué 29.400 votos aproximadamente, y aterrizo en un partido en un momento muy complejo”, manifesta.

¿Por qué Cambio Radical?

José Daniel reconoce que su partido está en un momento bajo de popularidad y se ha equivocado avalando personas que resultaron en graves líos de corrupción, “como por ejemplo a Oneida Pinto, y a otros varios de quienes tienen serias dudas”.

Creo también que la corrupción es un problema común a todos los partidos políticos. La consecuencia de decidir no participar en ningún partido con problemas sería la de no participar en política, porque es en los partidos por medio donde se hace la política“, esa es la razón para incursionar en el mundo político.

Rescata que la concepción de entender la política no solamente como un medio para debatir los problemas sino también para resolverlos, esto se lo atribuye al liderazgo de Germán Vargas Lleras.

“Por eso llego a Cambio Radical, porque él es un tipo de resultados. Es una persona ejecutora, y yo creo que la política debe ser para eso, para producir resultados concreto”, asegura.

“En ese sentido, por eso logramos temas como las objeciones a la Ley Estatutaria de la JEP, porque hay más espacio para la deliberación, para el disenso. Porque siempre hay cálculo político y la política está hecha de cálculos, pero creo que las ideas importan mucho más, y los argumentos importan muchos más, en un congreso más libre”, resalta.

“Vargas Lleras es un líder que dialoga”

José Daniel López manifiesta que el líder natural de Cambio Radical, Germán Vargas Lleras, es un jefe que dialoga, construye colectivamente. Y asegura, que su fuente de poder reside en su conocimiento, al menos dentro de su partido.

“A Vargas todo el mundo lo ve como un ogro, es su reputación ganada. Pero la experiencia que yo he tenido al lado de él es la de un líder de autoridad, fuerte, pero que siempre busca el diálogo y siempre busca el acuerdo”, señala.

Y agrega: “Se conoce la película del Estado colombiano completa. Y eso lleva a que en ese debate argumentativo sus argumentos sean especialmente escuchados, aparte por su trayectoria, historia”.

Dentro de su bancada, afirma que en el día a día “es un líder que tiene autoridad pero que no es autoritario, él jamás da una orden, nunca se impone, siempre va con argumentos”.

Una deuda con los bogotanos

El representante a la Cámara siente que su convicción al llegar al congreso parte de una deuda que siente con los bogotanos, “siempre se quejan de elegir representantes que una vez elegidos se dedican a los temas nacionales y se olvidan de los temas de Bogotá”.

Por esa razón, con la promesa de cambiar esa situación se unió junto al resto de congresistas de la bancada de la capital, para crear ’18 por Bogotá’.

“Buscamos reconocer que a pesar de las diferencias políticas profundas, porque está el Centro Democrático y la lista de los Decentes, tenemos que ponerlas por debajo en términos de prioridad para buscar soluciones para Bogotá”, asegura.

Foto: Kevin Narvaez – Kienyke

Además de esto, está a punto de aprobarse en el Congreso el proyecto que busca la segunda vuelta para elecciones en Bogotá.

“Este proyecto lo critican algunas personas, pero importa mucho. No es lo mismo que una ciudad tenga un alcalde elegido en posición minoritaria con 700 mil u 800 mil votos, que un alcalde elegido con 2 millones de votos”, asegura.

“Un alcalde minoritario es débil políticamente, siempre tienden a tratar de revocarlo, en consecuencia de eso este gasta más tiempo en su defensa política. Por el contrario, los mandatarios tiene la representatividad suficiente para dedicarse a resolver los problemas prácticos de la ciudad”, agrega.

Reforma al estatuto orgánico de Bogotá

El Estatuto orgánico de Bogotá, puede compararse como la constitución política de 1991 pero para la capital, esta ha contribuido a que la ciudad organizarse administrativamente, financieramente. Sin embargo, esta no se ha cambiado en 26 años, por lo que considera está desactualizada en algunos aspectos.

Esta reforma está enfocado en el tema específico de localidades en cuatro puntos:

  • Delimitar las competencias de los alcaldes locales.
  • Cualificar el rol de alcaldes locales.
  • Actualizar el límite de las localidades.
  • Dar a los ediles la facultad de control político.

De igual manera, con su bancada de Cambio Radical propusieron el estatuto de ciudades capitales, que busca que las ciudades capitales recibir y buscar más recursos.

“Esto porque consideramos que las ciudades capitales son las grandes receptoras de las presiones sociales y demográficas, tanto de los municipios aledaños como en términos de desplazamiento forzado y migración, en especial la proveniente de Venezuela”, expresa.

Foto: Kevin Narvaez – Kienyke

Temas de Corte Social

El representante a la Cámara presentó el proyecto de ley de empleo del adulto mayor. “Esta responde a una realidad de un país que se está envejeciendo, y el sistema pensional tiene baja cobertura solo 1 de cada 4 adultos mayores se pensionan”.

De igual manera, atribuye que muchos sufren necesidades económicas que sufren los adultos mayores, quienes se ven obligados a trabajar en la informalidad, “si a los 30 años es difícil conseguir trabajo a los 65 es imposible”.

Por eso este proyecto busca darle beneficios a las empresas que contraten personas mayores no pensionadas, que tendrían descuentos en el impuesto de renta hasta del 200 % del costo laboral. Y ventaja en el caso de empate en licitaciones públicas.

Junto a este proyecto, está radicando en el congreso la Ley de pasantías, que busca que las prácticas universitarias cuenten como experiencia profesional después del grado.

“Salir a conseguir el primer empleo es muy complicado, porque le dicen que no tiene experiencia y como no tiene experiencia, no le dan trabajo, y como no le dan trabajo no acumula experiencia”, expresó.

Un líder en ascenso

Las objeciones a la Ley Estatutaria de la JEP hechas por el presidente Iván Duque, marcaron la agenda parlamentaria en este primer semestre. Sin duda, Cambio Radical marcó la diferencia al oponerse a estas y como resultado hundió dichas reparos.

No obstante, este resultado no hubiese sido posible sin el liderazgo y la pedagogía que José Daniel López realizó dentro de su bancada.

“Yo fui el primero de mi partido a salir a decir que esas objeciones debían ser rechazadas por dos argumentos: uno porque son objeciones contra una sentencia judicial de la Corte Constitucional no contra el proyecto de Ley, y segundo por una razón política, yo voté por la paz”, afirma.

Para el representante estas objeciones significaban un desafío para la rama judicial, avalado por la rama legislativa pero impulsado desde el ejecutivo.

“Yo creo que por encima de los contenidos están las instituciones y acá lo que se ponía en juego era el principio de separación de poderes”, señala.

Sin embargo, por esa época era muy notoria una división dentro del partido. Algunos congresistas estaban a favor de las objeciones, y la otra mitad en contra. Situación que reveló el mismo Germán Vargas Lleras.

La clave política de López para buscar el respaldo de todo sus compañeros fue la pedagogía, con argumentos y respeto logró su propósito.

“Yo hice una labor uno a uno, durísima, con cada representante. A la gran mayoría lo logré persuadir, habían unos más procaz que otros. Pero lo logramos, fuimos varios los que hicimos esa labor”, asegura.

Fotografía: Kevin Narvaez – Kienyke

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO