Redes de participación cívica pilar de política de seguridad

6 de febrero del 2019

Iván Duque presentó su política de seguridad.

Redes de participación cívica pilar de política de seguridad

El Gobierno Nacional dio a conocer en la tarde de este miércoles su nueva política de seguridad con la que busca enfrentar los llamados Grupos Armados Organizados (GAO) y las amenazas externas que afecten la soberanía interna de Colombia.

Según el informe las GAO identificadas por el Ejército son: el Eln (Ejército de liberación nacional), el Clan del Golfo, Los Pelusos, Los Puntilleros y los GAO Residuales. De acuerdo con datos del Sector Defensa y Seguridad, éstos últimos superan ya los 3.000 integrantes, entre individuos en armas y redes de apoyo, conocidas como milicias y que tienen capacidad de acción violenta.

“Tuve el honor de decirle a los Colombianos que este gobierno cree profundamente en la seguridad como vehículo para la construcción de la Paz, la Paz de cualquier país se cimienta en el pleno ejercicio de las libertades pero estas solo se pueden cumplir si tenemos de manera diáfana la consolidación del orden”, dijo el presidente Iván Duque.

Según el mandatario “la seguridad no se puede confundir con guerra, la seguridad es lo que defiende nuestra fuerza Pública. Las fuerzas que defienden legítimamente la Constitución no pueden ser homologables con quienes pretenden desvertebrar la patria y quienes han pretendido por el camino del terror pretenden generar una ruptura. Estas son las únicas fuerzas legítimas para proteger a los ciudadanos colombianos”.

Duque exaltó la política de seguridad que “valora la participación diaria y la confianza que debe existir entre los ciudadanos y la fuerza pública, una política de seguridad que entiende que el monopolio de las armas recae sobre la fuerza pública y que busca generar en todos los territorios el vínculo de la participación cívica para construir el trabajo mancomunado de la seguridad.

Frente al tema de narcotráfico el gobierno asegura que su antecesor adoptó un discurso de justificación frente a los cultivos ilícitos que “sumado a equivocadas medidas de política pública, incrementaron en cinco años las hectáreas de coca pasando de cerca de 50.000 a más de 200.000. La Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) señala que, a 31 de diciembre de 2017, casi doce meses antes de que se expidiera esta política, el número de hectáreas”.

Según el Gobierno “la insuficiente respuesta del Estado para ocupar institucionalmente los espacios geográficos en los que delinquían estructuras desmovilizadas de las Farc, facilitó la incursión y el mantenimiento de diversos aparatos armados, configurándose hoy en día como uno de los principales obstáculos para lograr el imperio de la ley, el orden democrático y el ejercicio de los derechos de los ciudadanos”.

Uno de los pilares de la estrategia gubernamental serán las redes de participación cívica una estrategia que busca que los civiles informen a las Fuerzas Militares sobre cualquier acción sospechosa para que las autoridades actúen.

“Una comunidad es más segura si sus miembros son capaces de organizarse, comunicarse y reaccionar ante un riesgo o una amenaza, en coordinación con las Fuerzas Militares y con la Policía Nacional, y de manera libre, autónoma y segura”, asegura el informe.

El documento indica que la Red será multipropósito, “si bien será útil para enfrentar a la delincuencia, su objetivo comprende acciones de diversa índole como la prevención y atención de desastres, la movilización solidaria ante circunstancias que se requieran, la alerta temprana ante situaciones que los ciudadanos consideren potencialmente peligrosas, al tiempo que es una herramienta de lucha contra la corrupción y de fiscalización de la actividad de los miembros de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional”.

El gobierno destaca que por primera vez se calificó como de interés nacional y prevalente el agua, la biodiversidad y el medio ambiente, que “se convierte en un asunto de seguridad su protección y preservación frente a intereses foráneos y a la acción depredatoria del narcotráfico, la extracción ilícita de minerales y la deforestación”.

Por último, el documento que detalla de manera plena el accionar de las Fuerzas Militares asegura que con el objetivo de defender la soberanía se desarrollará una diplomacia para la Defensa y

Seguridad “que fortalezca alianzas con países con intereses comunes y la participación en

modelos de seguridad cooperativa. Además se adoptará una estrategia de seguridad fronteriza a partir de planes binacionales, interoperabilidad y operaciones combinadas”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO