Habrá senadores nacionales y regionales

Habrá senadores nacionales y regionales

4 de septiembre del 2014

En el Congreso se abre paso la posibilidad de que se establezca la elección de senadores “regionales”, para garantizar que la mitad del país tenga representación en la alta corporación, hoy al margen de la llamada Cámara Alta.

Un porcentaje no determinado -quizá el 70- serán elegidos en representación de cada departamento, uno, dos o más según el número de habitantes. Y el otro 30 por ciento serán “nacionales”, es decir elegidos por circunscripción de todo el país.

Departamentos como San Andrés, Caquetá o Putumayo que hoy no alcanzan a elegir senador, por la “invasión” de opciones -y también por la compraventa de votos- tendrían asegurada su curul y su presencia en el Senado, dentro de una democrática de elección popular.

La circunscripción nacional disparó los costos de las campañas políticas y aumentó la corrupción. Senadores costeños como Armando Benedetti obtuvieron más de 5 mil votos en Putumayo, por el sólo hecho de recibir el apoyo del gobernador de turno en el que tuvieron alguna influencia.

Otros congresistas recibieron el apoyo -con mil o más votos- sin haber conocido la región. Dilian Francisca Toro (del Valle) le ganó las elecciones a Piedad Córdoba en el Chocó, “porque le cayó bien a los negritos”.

Además, prácticamente hay consenso para que desaparezca el voto preferente, según el cual cada partido presenta una lista de 100 nombres que se enfrascan en feroz disputa por alcanzar una curul. La lista cerrada (como ocurrió con el Centro Democrático del expresidente Uribe) permite la votación por el partido que, según la cantidad de sufragios, elige el número de senadores.

La discusión sobre la elección de senadores hace parte de la reforma constitucional al Estado que busca el equilibrio de poderes y también la democratización de la política.