Cuidar la salud de los colombianos: ¿una excusa para cobrar más impuestos?

Cuidar la salud de los colombianos: ¿una excusa para cobrar más impuestos?

19 de octubre del 2016

Uno de los temas que más opiniones divididas ha traído en los últimos días es el de la reforma tributaria integral que el gobierno tramitará ante el Congreso en los próximos días. La propuesta de poner un impuesto a las bebidas azucaradas (gaseosas, jugos, tés y maltas) es uno de los puntos que más reacciones encontradas provocan.

Lea también: Cinco puntos polémicos de la Reforma Tributaria

Varios sectores se han mostrado en contra o a favor de este proyecto de ley tributario. Quienes apoyan la reforma aseguran que el impuesto a las bebidas azucaradas se instaurará por motivos de salud. Éstas son una importante fuente de calorías y causantes de los altos índices de obesidad y muertes por problemas cardiacos.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se recomienda consumir un máximo de 10 cucharaditas de azúcar al día. Sin embargo, una bebida azucarada contiene el equivalente de entre 10 y 24 cucharaditas. La entidad internacional asegura que subir los impuestos a estos productos reduce su consumo y de paso mejora la salud de las personas. La OMS recomienda que el impuesto a las bebidas azucaradas sea de un 20%.

Además: “Reforma Tributaria será aprobada a ‘pupitrazos’”

Sin embargo, la preocupación de los tenderos es evidente. Kienyke.com habló con algunos de ellos y manifestaron su inconformismo con la norma: “El lío de este impuesto es que ni siquiera han dicho de cuánto va a ser la tasa. A este punto ni sabemos cuánto quieren cobrar. En el negocio no nos enriquecemos, apenas nos alcanza y las gaseosas es lo que mejor se vende, yo diría que más de la mitad de la plata que nos entra viene de allí”, comenta Eduardo Ríos, dueño de una panadería en un barrio popular al norte de la ciudad.

Por su parte, Luis Fernando Ricaurte, propietario de una pequeña tienda asegura que la medida los perjudica: “Lo que ganamos apenas alcanza para sobrevivir. La mayoría de las cosas que compramos y vendemos ya tienen IVA, y eso que son de la canasta familiar. Si no ponen este impuesto a otros productos, igual le van a subir a los que ya tienen. Súmele lo del monotributo y el de las bebidas. Claramente nos vamos a perjudicar”.

También le puede interesar: Minhacienda engaña a los colombianos sobre el IVA, afirma el senador Robledo

Las posturas frente al impuesto a las bebidas en la reforma tributaria

Al respecto la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) se ha mostrado reacia ante la reforma tributaria: “La medida es altamente regresiva y afecta directamente a los tenderos y personas con menores ingresos, porque son quienes más consumen estos productos. Afecta directamente el bolsillo del consumidor de los estratos 1, 2 y 3 y pone en riesgo los esfuerzos que la federación ha hecho por formalizar a miles de tenderos en la región”, afirmó Sergio Ignacio Soto Mejía, Director Ejecutivo de Fenalco Antioquia.

Según la organización, casos en otros países demuestran que esta medida no es efectiva: “En México afectó el consumo de gaseosas como consecuencia lógica del aumento en el costo final al consumidor y la ingesta calórica únicamente se redujo en 2,5 calorías día. El resultado inmediato fue el cierre de más de 33.000 tiendas de barrio”.

Pero no son solo los comerciantes los que están en contra. Algunos sectores políticos también critican fuertemente la medida. Ese es el caso del senador del Polo Democrático Jorge Robledo:

“Lo que buscan es reducir los impuestos a las transnacionales y clavarse a los pobres y las clases medias. Para eso se inventan cualquier cosa. Ahora están muy preocupados porque los pobres están muy gordos. No ven la forma de enflaquecerlos cuando los han enflaquecido de mil maneras”.

Fenalco asegura que el 30% de los ingresos promedio de las 600.000 tiendas de barrio en el país depende de las bebidas azucaradas. Por eso ha divulgado por diferentes medios la siguiente imagen en la que cuestiona la reforma tributaria:

gaseosas fenalco

Pero las voces a favor del proyecto también se hacen oír. Además de los ya mencionados argumentos respecto a la salud de las personas se unió la senadora de la Alianza Verde Claudia López. La congresista asegura que las imágenes publicadas por Fenalco no son más que “mentiras”.

Por eso denunció ante la Superintendencia de Industria y Comercio a la entidad por “publicidad engañosa”. Asegura que la intención de la federación es proteger intereses particulares de los grandes comerciantes y productores de bebidas, más no proteger al consumidor o los tenderos.