¿Qué regiones frenaron la Consulta Anticorrupción?

27 de agosto del 2018

Solo faltaron 513.442 votos para que fuera legalmente vinculante la Consulta Popular Anticorrupción. La ley establece que para que estos mecanismos prosperen se necesita una participación de la tercera parte del censo electoral. Es decir, 12 millones de los 36 millones de colombianos que estaban habilitados debieron asistir a las urnas. Debido a que no se cumplió […]

¿Qué regiones frenaron la Consulta Anticorrupción?

vencealcorrupto.com

Solo faltaron 513.442 votos para que fuera legalmente vinculante la Consulta Popular Anticorrupción. La ley establece que para que estos mecanismos prosperen se necesita una participación de la tercera parte del censo electoral. Es decir, 12 millones de los 36 millones de colombianos que estaban habilitados debieron asistir a las urnas. Debido a que no se cumplió con el mínimo requisito de participación, la consulta no devendrá obligatoriamente en leyes.

Yann Basset, profesor titular la Facultad de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario, le dijo a KienyKe.com que considera que una de las causas por las que la consulta fracasó es porque el umbral establecido es muy alto. Sin embargo, agregó que este se establece para que los procesos no perturben el juego de las instituciones y así “evitar que sean utilizados por minorías que pretendan usar estos mecanismos para imponer sus visiones”.

¿Cómo estuvo la participación en las regiones?

Los escrutinios arrojaron que el porcentaje de participación se evidenció mayoritariamente en la capital del país con un 45,74%. Por otro lado, en las zonas más afectadas por la corrupción, paradójicamente, fue en donde menos sufragantes se reportaron; como en el departamento de La Guajira, que solo obtuvo un 10,94%.

Basset mencionó, en cuanto al porcentaje por regiones obtenido, que es coherente con el nivel que siempre se ha registrado en este tipo de mecanismos de participación ciudadana. Señaló que “usualmente hay más sufragantes en el centro del país que en las regiones más apartadas”.

En esto coincide Fabián Sanabria, antropológo y doctor en Sociología, quien le contó a este medio su análisis sectorial de las regiones en las que se  obtuvo más del 30% de los votos y cuáles estuvieron debajo de ese porcentaje.

Sanabria mencionó que al revisar el mapa de participación se puede concluir que hay dos Colombias. Según él, una parte es más urbana, en donde hay ética civil y se está dando una solidaridad ciudadana muy distinta. Por otro lado, “existe una Colombia de una moral rural gamonal”.

“Uno mira el mapa y es clarísimo, Norte de Santander y Antioquia estuvieron debajo del 30% y luego uno mira los lugares más periféricos del país, como el departamento de La Guajira, Vaupés, Amazonía, Putumayo, Córdoba y por supuesto la costa Caribe y puede evidenciar cómo se divide el país. Por un lado hay un territorio más urbano y cívico, donde está surgiendo una sociedad civil que no se conforma y que le dice no a la corrupción y en segundo lugar, un país que todavía está dominado, que tiene poca participación en consultas de esta naturaleza”, puntualizó.

Sin embargo, agregó que hay elementos cualitativos de esas regiones apartadas que sí creyeron en la Consulta Anticorrupción y participaron en la jornada a pesar de las fuerzas que imperan en sus territorios.

La esperanza que queda

A pesar de lo anterior, los expertos coinciden en que la votación no fue despreciable y que no se debe llamar “fracaso” no haber superado el umbral.

Yann Basset, señaló que de todas formas el resultado obtenido es muy llamativo y que es un mensaje contundente de los ciudadanos al Gobierno Nacional para decirles que rechazan rotundamente la corrupción. “Claro que el rechazo de algunos pocos a la Consulta Anticorrupción y el poco apoyo de varios partidos influyó en los resultados. Pero en realidad, lo más importante en esta jornada es resaltar la participación más allá de la abstención”.

Además, consideró que ahora debe pasar el tema por el Congreso de la República, y aunque no tiene la obligación de aprobar los mandatos, con este nivel de participación básicamente hay un mensaje político muy fuerte y la legislatura deberá tomarlo en cuenta. “Seguramente va a tener que tramitar los temas contemplados en la consulta y aprobarlos en dichos términos. Eso va a ser difícil, pero tiene que trabajarse en un escenario que dé continuidad a la propuesta”.

Por su parte, Fabián Sanabria lo calificó como un resultado fantástico y un aporte esencial a la historia democrática de Colombia. Además, nombró cuáles fueron las posibles causas de que no prosperara la consulta.

“No se contó con la publicidad suficiente, ni con el apoyo del empresariado colombiano que se beneficia de los proyectos de ley que en puerta giratoria pasan en el Congreso. No se contó con el apoyo de los ‘cacaos’ de Colombia ni tampoco con los grandes medios de comunicacións del país, porque se la pasaron al final presentando películas de acción”, aseguró.

A pesar de esto, Sanabria destacó que esta votación no es despreciable: “Indudablemente este es un mensaje contundente que dejará marcas en el país. Se sacaron más votos que los que sacó el presidente Iván Duque en las elecciones, así que es un mandato que proclama la ciudadanía que le pide al mandatario que tenga cero tolerancia con la corrupción”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO