Los desafíos para el canciller Holmes Trujillo

15 de agosto del 2018

A poco más de una semana de haber asumido la dirección del Ministerio de Relaciones Exteriores, Carlos Holmes Trujillo empezó a enfrentar una serie de retos que han significado la puesta en marcha de las primeras acciones de su plan de trabajo en el gobierno de Iván Duque. La salida de Colombia de Unasur, la […]

Ministro de relaciones exteriores Carlos Holmes

A poco más de una semana de haber asumido la dirección del Ministerio de Relaciones Exteriores, Carlos Holmes Trujillo empezó a enfrentar una serie de retos que han significado la puesta en marcha de las primeras acciones de su plan de trabajo en el gobierno de Iván Duque. La salida de Colombia de Unasur, la tensionante relación con Venezuela, el último incidente con el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y la decisión del expresidente Juan Manuel Santos de aceptar a Palestina como Estado son algunos de los puntos que ha abordado Holmes en los últimos días y que seguirán haciendo parte de su agenda.

En su primera rueda de prensa el canciller anunció que el Gobierno tomó “la decisión política” de retirarse de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur). “En la relación con Unasur vamos a hacer lo que dijimos en campaña. Estamos consultando con otros países que quieran tomar el mismo rumbo. De todas maneras, Colombia denunciará el tratado constitutivo, es una política irreversible. Hemos hablado con Argentina y Chile, pero no me corresponde hablar en nombre de ellos”, afirmó el funcionario.

Al respecto, el analista y consultor político Jorge Luis Yarce Tamayo explicó a KienyKe.com cómo el deterioro continuo de la relación con Venezuela ha afectado la imagen de Colombia a nivel internacional. “Venezuela es un país que cada vez nos genera más inconvenientes no solo sociales, económicos y políticos sino de relaciones internacionales. Consecuentemente, Colombia anunció el retiro de Unasur para volverse un líder regional en la lucha contra el régimen de Nicolás Maduro. Pero eso también generaría tensiones en la frontera, que se podrían ver materializadas principalmente en cierres fronterizos o inclusive en el despliegue de tropas, lo que sería un caso extremo”.

Señaló además que la fricción entre ambas naciones ha ocasionado que Colombia sea considerado el responsable de gran parte de las problemáticas del vecino país: “Seguimos siendo blanco de los señalamientos de todo lo que pasa al interior del régimen venezolano, si intentan matar al presidente fue Colombia, si intentan tumbar la dictadura fue Colombia y si algún otro gobierno del mundo habla mal de Venezuela es porque nosotros estamos haciendo campaña política en su contra. En este tema habrá mucha bulla porque Maduro necesita hacer ruido con Colombia para tapar la crisis interna”.

Nicaragua

Por otro lado, esta semana el mandatario nicaragüense, Daniel Ortega, acusó al gobierno colombiano de apoyar un plan golpista en ese país. Tras esas declaraciones, la Cancillería a través de un comunicado señaló que “el gobierno colombiano fundamenta sus actuaciones frente a Nicaragua y otras naciones en el marco de sus obligaciones como firmante de la Carta de la OEA y de la Carta Democrática Interamericana”.

Según los expertos, Nicaragua también será un tema de vital importancia en la agenda de Holmes Trujillo. “Dicho país se desestabilizó internamente y bajo la situación actual esa es otra frontera que a pesar de ser marítima se desestabiliza y siguen vigentes las reclamaciones territoriales, la más reciente una demanda donde Nicaragua exige el reconocimiento total de la plataforma continental y por ende de la soberanía sobre las islas. Es uno de los procesos que le ha permitido ha Nicaragua ganar representación donde no la tenía”.

Palestina

Uno de los temas fundamentales tendrá que ser sin duda la decisión que tomó el gobierno de Juan Manuel Santos en su recta final de aceptar a Palestina como estado. Yarce Tamayo señaló que “eso deja en jaque las relaciones internacionales primero con Israel, porque hay que entender que somos aliados comerciales y militares, nos suministramos mutuamente armamento”. Eso por un lado.

Además señaló que la relación con Estados Unidos también se ve afectada con esta determinación. “La viene muy quebrantada, es nuestro principal socio económico y militar y nos deja en una coyuntura crítica porque ellos han sido claros al desconocer las pretensiones palestinas”, agregó.

Sin embargo, Mauricio Jaramillo Jassir, profesor de la facultad de Ciencia Política, Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad del Rosario contradijo esta posición: “con el reconocimiento, Colombia no ha asumido ninguna postura anti israelí, Colombia nunca ha tenido una postura hostil, entonces no hay que pensar que esto va a ser un escándalo diplomático ni que la van a aislar, todo lo contrario, Colombia se mete en la ola de todos los países suramericanos que ya reconocen a Palestina y demuestra que se puede tener buenas relaciones con Israel y con Palestina”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO