Corrupción y migración, retos para Duque y Almagro

Presidencia

Corrupción y migración, retos para Duque y Almagro

13 de septiembre del 2018

El presidente Iván Duque y el secretario general de la Organización de Estados Americanos, Luis Almagro se reunieron en Cartagena para evaluar los temas prioritarios del país, como el asesinato de líderes sociales, la inmigración venezolana, el posconflicto y  la corrupción.

Almagro viajó a Colombia para realizar la primera misión de grupo en la frontera colombo venezolana en Arauca, en compañía del canciller colombiano Carlos Holmes Trujillo. Esta visita la realizará luego de reunirse con el presidente para acordar apoyos y reiterar la relación con el organismo.

Durante la reunión, Duque propuso la creación de una misión interamericana para atacar los casos de corrupción transnacional como Odebrecht, con el fin de que se permita agilizar la investigación y juzgamiento de este tipo de delincuentes. Esta propuesta fue bien recibida por Almagro, quien aseguró que este sería un espacio oportuno “para que prevalezca la relación entre las naciones”.

En la declaración conjunta, tras el encuentro, el secretario general de la OEA reconoció los esfuerzos del gobierno Duque para no permitir que los grupos delincuenciales cometan crímenes y acciones delictivas durante el posconflicto.

“Valoramos y apoyamos la posición que mantiene el presidente para no admitir actos delincuenciales en la continuidad del posconflicto, eso no es admisible y todo delincuente tiene que hacerse cargo de las tipificaciones del delito que comete, eso es un imperativo moral y legal”, afirmó Almagro.

Aseguró que el asesinato de líderes sociales es un tema imperativo para el país, la cual describió como una “preocupación para el sistema interamericano”, por los más de 300 líderes sociales que han sido asesinados en los últimos años, además reconoció la política de protección que propondrá este mes el mandatario colombiano.

Sobre la erradicación de cultivos ilícitos, que han aumentado en el país, Almagro aseguró que: “Tenemos que mantener compromisos explícitos en la necesidad erradicar cultivos ilícitos, eso es un elemento de desestabilización hemisférica y continental. Los esfuerzos del presidente Duque son bien recibidos en ese sentido”.

El tema central de la conversación fue la crisis migratoria, para el cual el secretario de la OEA reiteró el grupo de trabajo de esta organización para atender la crisis. Ese grupo estará a mando de David Smolanski, un periodista y político opositor perseguido por la dictadura venezolana, al cual tanto Almagro como Duque reafirmaron su apoyo y reconocimiento.

El presidente Iván Duque le expuso al delegado los esfuerzos del país para mantener los Acuerdos de Paz con las Farc y lograr su desmovilización. “Estamos buscando la manera de garantizar los compromisos con la base guerrillera, también para los que aceptaron la sustitución de cultivos”, afirmó el mandatario.

Duque valoró la creación del grupo de trabajo para la crisis migratoria de venezolanos y solicitó, también, los apoyos del Banco Interamericano para atender esa problemática. Ambos reafirmaron su compromiso de colaboración y apoyo a la misión de la OEA.