La apuesta de Santiago Gómez para ser alcalde de Medellín

23 de septiembre del 2019

El candidato a la Alcaldía de Medellín habló con KIenyKe sobre su plan de Gobierno.

La apuesta de Santiago Gómez para ser alcalde de Medellín

La contienda electoral en Medellín es una de las más complejas de cara a las elecciones regionales del próximo 27 de octubre. En la carrera por ocupar el cargo de elección popular más importante de la ciudad hay 13 candidatos, que deben pensar en soluciones a temas álgidos que son claves en la capital de Antioquia.

KienyKe.com dialogó con el candidato Santiago Gómez Barrera, sobre cuatro temas fundamentales: violencia, calidad del aire, movilidad e integración del territorio, que en los últimos años han incidido en la calidad de vida de los medellinenses.

Para Gómez Barrera, el fenómeno de la criminalidad en la capital de Antioquia se debe a un gran conflicto económico y la disputa de 84 organizaciones criminales que delinquen en el territorio, sumado a la falta de información por parte de las anteriores administraciones que, según él, le restaban importancia al tema y por el contrario afirmaban que los índices iban bajando.

“Acá hay que entender que el conflicto es económico y que hay que quitarle las grandes rentas criminales que tienen estas estructuras criminales. Esto es un negocio de criminales, que está conformado por cerca de 3.000 personas, que son las que hacen parte de las organizaciones que delinquen en el territorio”, comentó Gómez.

Por eso señaló que una de las alternativas es fortalecer la institucionalidad en la ciudad y de esta manera poder desmantelar estas organizaciones al margen de la ley. En ese sentido, manifestó que afrontar la criminalidad en la ciudad es un tema de capacidades, se deben contar con las herramientas necesarias para lograr combatir a los ilegales.

Otro de los aspectos que mencionó fue el grave problema carcelario que se presenta en la ciudad, situación que ha generado hacinamientos.

Calidad del aire

Para Gómez Barrera, el tema de la contaminación ambiental en el Valle de Aburrá es un asunto que interesa a toda la ciudadanía, por lo que resaltó las medidas que se han venido tomado en los últimos años con el fin de mitigar las emisiones de partículas contaminantes.

Fue enfático en asegurar que para seguir avanzando en el tema, los combustibles que se consumen en al ciudad deben ser más limpios y reponer a los automóviles más viejos de la ciudad por unos más modernos. 

“Se debe reajustar el impuesto de rodamiento, eso quiere decir que cuando un vehículo nuevo entre en circulación tenga cero impuesto y a medida que va envejeciendo, el impuesto se vaya incrementando y así las personas deben hacer esa reposición  de los carros”, puntualizó Gómez.

Las congestiones vehiculares que se presentan a diario en la capital de Antioquia han hecho que muchos ciudadanos pidan medidas para contrarrestar esta situación. Al respecto Gómez indicó que la ciudad solo tiene problemas de movilidad en cuatro de las 16 comunas que la conforman.

“Poblado, Laureles, una parte de Belén y el centro son los puntos más complejos para la movilidad. El resto de comunas no presentan mayores inconvenientes en la movilidad”, sentenció.

Indicó que el pico y placa sí se debe incrementar en algún momento, pero eso será a partir de un estudio de movilidad, que mida permanentemente la movilidad en la ciudad.

Para el candidato en gran reto en la actualidad es poder integrar de forma óptima todo el transporte del territorio metropolitano y que permitan mejorar la movilidad y la calidad del aire en los 101 municipios que conforman en Valle de Aburrá.

“En Medellín se han hecho grandes obras, pero no hemos sido capaces de integrar. El Tranvía de Ayacucho lo hicimos, pero siguen rodando los mismos 180 buses de la cuenca. No fuimos capaces de sacarlos de circulación. Más que hacer cables y tranvías, lo importante es cómo articulamos el sistema de transporte público en la ciudad”, puntualizó Santiago Gómez.

El presupuesto con el que contará la ciudad en los próximos años es algo que debe tener en cuenta el próximo alcalde que sea elegido para regir los destinos de la ciudad. Gómez manifestó que el municipio de Medellín tiene una gran deuda hasta el año 2030, solo a partir del 2022 recibirá $60.000 millones por año, por lo que el próximo mandatario solo tendrá un endeudamiento de 120.000 millones de pesos.

Hidroituango, un tema álgido en la ciudad

El pasado 28 de abril un taponamiento de uno de los túneles de desviación del río Cauca, generó una emergencia al interior del proyecto eléctrico Hidroituango, situación que puso en el ojo de la opinión pública al mega proyecto, así como una serie de desencuentros entre las actuales administraciones municipales y departamentales.

Para Gómez Barrera esta es una obra de la que se debe sentir orgullosa Antioquia y también la nación, por eso no dudó en señalar que una de las prioridades del próximo alcalde es sacar adelante este proyecto.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO