Santos cree que paz con Farc se hará este año, y referendo irá para octubre

26 de febrero del 2015

El mandatario volvió a arremeter contra Uribe. “Se está quedando solo”, dijo.

Juan Manuel Santos, Presidente de Colombia

Este año deberían iniciar las negociaciones de paz con el Ejército de Liberación Nacional ELN, y culminar los diálogos con las Farc.

Así lo aseguró el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, en entrevista con la agencia EFE, donde por primera vez reconoció que espera que el referendo para validar los eventuales acuerdos que se suscriban en Cuba deberían realizarse durante las elecciones locales que se han convocado para octubre próximo.

Lea también:¿Cómo hicieron otros países para refrendar su proceso de paz?

En vísperas de su visita de Estado a España, que comienza el domingo por invitación del rey Felipe VI y donde recabará más apoyos a su iniciativa, Santos afirmó que las elecciones locales de octubre podrían servir para refrendar los acuerdos con las FARC, siempre que la negociación avance en Cuba al ritmo actual.

Y para esa fecha ya estaría en marcha un diálogo formal con el ELN, la segunda guerrilla en armas más grande del país.

Lea también: Los sablazos del Procurador contra el proceso de paz

“Este año vamos a comenzar un diálogo con el ELN, estoy casi convencido de que así será”, apuntó el presidente, al aclarar que se encuentran en “la fase secreta”.

Santos hizo el símil con lo vivido en “pre-Oslo”, en referencia al momento previo de hacer públicas las negociaciones con las FARC, en agosto de 2012, que se formalizaron en la capital noruega dos meses después.

“Que ha sido difícil, no lo niego”, dijo sobre el ELN, guerrilla comunista que, precisó, “tiene una estructura diferente, es más de toma de decisiones colectivas, tienen que consultarse entre ellos, tienen otra forma de pensar sobre muchos temas (…) Pero si tienen la voluntad que dicen públicamente vamos a llegar a acuerdos”.

Guerrilla, Ejercito de Liberación Nacional, ELN

Santos anunció que espera que este año se formalice el inicio de los diálogos con el ELN.

En cuanto al diálogo en La Habana con las FARC, el jefe de Estado confesó que está en un momento decisivo y respondió con un “sí” al ser preguntado si los acuerdos podrían someterse a refrendación en octubre.

“Sería ideal poder utilizar toda la infraestructura de las elecciones para cumplir con ese requisito, pero depende de cuánto hayamos avanzado”.

El punto más álgido ahora está en la discusión. Se trata de cómo se procesarán a los autores de delitos, y ahí Santos manifestó que “la fórmula mágica es el máximo de justicia que permita la paz”; y eso significa: “derecho a la verdad, a la reparación, a la justicia y a la no repetición”.

Lea también: Estos países ya recorrieron el camino de la reconciliación con las víctimas

“No es posible el perdón, el olvido, esas amnistías, esos indultos que se lograron en el pasado, hoy eso no es posible; hay que aplicar un tipo de justicia y ese es el meollo del problema y lo más difícil”, reveló, para insistir en que “no puede haber paz con impunidad”.

Según Santos, las FARC “no quieren ser la primera guerrilla en la historia del mundo que entrega las armas para irse a la cárcel”, pero han sido advertidos de que “deben entender que el mundo de hoy exige justicia”.

En medio de esa polémica, Santos defendió la propuesta del expresidente César Gaviria de aplicar la justicia transicional no sólo a guerrilleros, sino a todos los responsables del conflicto.

“Si queremos ponerle fin a este conflicto de forma definitiva tenemos que cerrar todo, no podemos dejar puertas abiertas”, matizó al mencionar de forma explícita a “los llamados no combatientes: empresarios que financiaron paramilitares o empresas que ayudaron a financiar el conflicto”.

“Las Farc sí han cumplido el cese al fuego”

El mandatario también reconoció que las FARC “han cumplido con el cese al fuego”, decretado por ellos de forma unilateral desde el pasado 20 de diciembre, pero “infortunadamente siguen extorsionando, traficando, siguen con la minería ilegal”.

Y adelantó que “es posible” comenzar con la retirada de minas antipersona incluso antes de firmar un acuerdo definitivo en La Habana.

En la entrevista con agencia EFE, Santos también defendió el nombramiento de  Bernard Aronson como enviado especial del gobierno de los Estados Unidos para las negociaciones con la guerrilla de las Farc en La Habana.

Para el gobernante, esa decisión del presidente Barack Obama es “muy importante y una señal clarísima por parte de Estados Unidos de su compromiso con el proceso”.

A juicio del mandatario, “EE.UU. tiene mucho que ver en la solución de este conflicto, y que haya tomado la decisión política de nombrar a un enviado especial, como hizo Bill Clinton con Irlanda del Norte, va a ser muy positivo”.

Lea también: Bloque ‘Iván Ríos’: ¿el que más le hace pistola al proceso de paz?

Santos puntualizó que todavía no se ha definido cuál va a ser el papel concreto de Aronson, pero adelantó que en ningún caso formará parte de la mesa de negociadores en La Habana. “Tengo que sentarme con él. Va a venir a Colombia, me ha preguntado qué quiero, cómo ayudar”.

Cabe señalar que  Estados Unidos ha sido decisivo en la evolución del conflicto colombiano desde 2000, cuando se implementó el Plan Colombia, un programa de cooperación militar por el que Washington ha entregado a este país más de 8.000 millones de dólares para la lucha contra el narcotráfico y las guerrillas.

“Uribe se está quedando cada vez más solo”

Santos aprovechó los micrófonos de la agencia española de noticias para arremeter contra su principal contradictor. Dijo que Álvaro Uribe “se está quedando cada vez más sólo” en su oposición al diálogo de paz con las FARC.

“Si bien la crítica es bienvenida, lo que hace daño son las mentiras. (Uribe) miente cuando señala o acusa sin fundamento, diciendo que estamos entregándole el país al comunismo, al castro-chavismo, que estamos entregando a las fuerzas militares o que vamos a entregar la propiedad privada”.

Alvaro Uribe y Juan Manuel Santos

Juan Manuel Santos fue ministro de Álvaro Uribe, y llegó a su primera presidencia (2010-2014) basado en sus banderas.

Eso, a juicio de Santos, “no tiene nada que ver con lo que estamos negociando, es totalmente falso y genera mucho malestar, incertidumbre que le hace daño al proceso y le hace daño al país”.

No obstante, consideró que Uribe no tiene “capacidad para obstaculizar un proceso que tiene a la mayoría de los colombianos apoyándolo”, y agregó, al respecto, que “el expresidente se está quedando cada vez más solo”.

Santos se mostró partidario de “tender algunos puentes” con su ahora adversario político, dijo que estaría dispuesto a escuchar sus preocupaciones al considerar que éstas podrían ser “subsanables”.

“Si las dos partes lo solicitan, sí”: Santos sobre propuesta de mediar en crisis venezolana

El presidente colombiano además se ofreció como mediador en la crisis que atraviesa Venezuela, por cuenta del recrudecimiento de las batallas políticas entre oposición y chavismo.

Santos insistió en que sólo el diálogo puede salvar a Venezuela de la profunda crisis que atraviesa, al recordar que la troika formada por los cancilleres de Brasil, Ecuador y Colombia está lista para ayudar en cuanto se lo pidan.

“El futuro que se puede construir es solo si ambas partes se sientan a dialogar, de otra forma va a ser muy difícil encontrar salida a los problemas que se están viviendo en Venezuela”, apuntó el mandatario colombiano.

“Si las dos partes lo solicitan, por supuesto”, respondió al ser consultado sobre si se ofrecería a mediar en la tensión política. “Sería ideal que las dos partes se pusieran de acuerdo para solucionar esa situación tan difícil. Si nosotros podemos poner nuestro granito de arena respetando la autonomía de Venezuela pues ahí estaremos”.

Juan Manuel Santos, Presidente de Colombia y Nicolas Maduro, Presidente de Venezuela

Nicolás Maduro agradeció la comunicación enviada por Santos poco después de estallar una tensión política en su país, por la captura del dirigente opositor Antonio Ledezma.

Santos dijo a Efe que su posición sobre Venezuela la dejó clara hace unos días, cuando en un comunicado oficial destacó la “cordial y constructiva relación” que mantiene con el Gobierno de Maduro, al que agradeció su apoyo al proceso de paz con la guerrilla de las FARC, aunque también habló de “profundas diferencias”.

Santos fue claro entonces al revelar su preocupación por la reciente detención del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, acusado de conspirar contra el Gobierno, que se unió a la del también opositor Leopoldo López, hace un año.

El presidente de Colombia pidió respeto a los derechos de los opositores detenidos y “garantías para un debido proceso”.

 Con Agencia EFE

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO