“Voy a emplear todas mis energías en cumplir con el mandato de paz”

“Voy a emplear todas mis energías en cumplir con el mandato de paz”

7 de agosto del 2014

La ceremonia de juramentación de Juan Manuel Santos para su segundo periodo en la Presidencia de Colombia estuvo milimétricamente organizada.

A las 3 de la tarde en punto fue presentado el nuevo video del Himno Nacional, con el que se daba inicio a la inauguración del segundo tiempo para Santos.

Tan pronto terminó el Himno, un coro musical interpretó la ‘Canción de la Paz’. El presidente Santos asomó en la puerta de Palacio de Nariño acompañado por su esposa, María Clemencia Rodríguez, y sus tres hijos. Caminaron por la alfombra Roja hasta la plaza Núñez, junto al Congreso de la República, donde se realizaría su ascensión. Detrás de la familia presidencial, había un grupo de niños vestidos de blanco, en mensaje de paz.

El presidente saludó a congresistas, expresidentes, delegados de todas las instituciones nacionales y demás invitados nacionales que llegaron a su juramentación. Incluso apareció la señora María Mercedes Plata, o ‘Doña Mechas’, la mujer del Huila que en un video casero –publicado en la pasada campaña- dijo que prefería votar por ‘Juanpa’ que por ‘Zurriaga’, porque el primero le da “casas a los viejitos”. La grabación popularizó a Santos y le dio un empujón en las encuestas.

Juan Manuel Santos también saludó a los jefes de Estado que se sentaron en la tarima, muy cerca de él. Dio la mano al presidente de México Enrique Peñanieto, al de Ecuador Rafael Correa, al de Perú Ollanta Humala, al de Guatemala Otto Pérez, al rey Juan Carlos de España (quien abdicó este año a su trono), y varios otros mandatarios que le dieron el abrazo de respaldo a su nuevo cuatrienio.

El presidente del Congreso, José David Name, fue quien tomó juramento de Santos y le impuso la banda presidencial. Justo después fueron lanzados cañonazos desde el Puente de Boyacá.

Luego, el presidente Juan Manuel Santos tomó juramento a su vicepresidente, Germán Vargas LLeras.

“Que el Congreso sea el lugar donde se diriman las futuras divergencias políticas”: Name

El presidente del Congreso Nacional, José David Name, fue quien ofreció el primer discurso de la ceremonia. Hizo un recuento histórico sobre el papel de los gobernantes de Colombia y la búsqueda de la paz y le pidió a Santos que en los próximos cuatro años enfoque su trabajo en conseguir el éxito del fin del conflicto.

juramentacion de santos por jose david name foto presidencia

José David Name, presidente del Congreso, le impuso la banda presidencial a Juan Manuel Santos.

“Esta administración debe estar orientada para la paz”, sostuvo al tiempo de prometer que el legislativo estará presto para recibir las reformas necesarias para el eventual posconflicto.

“El Congreso espera que las reformas a la justicia, salud y las ideas audaces para generar empleo sean motivo de pronta presentación para su estudio (…)  En La Habana se acuerda la paz, en las urnas los colombianos elegimos la paz, el gobierno trabajará por la paz y nosotros desde el congreso empezaremos a sacar adelante la legislatura de la paz. Ese es el peso de nuestra responsabilidad: ser el Congreso de la paz”.

Name también pidió convertir al Congreso como el centro “donde se diriman las futuras divergencias políticas”.

Finalmente hizo énfasis especial en la defensa soberana de San Andrés y Providencia. “Recibirán el apoyo decidido de un congreso que reconoce en el archipiélago la expresión más valiosa del territorio”.

“Señores de las Farc, están advertidos”

Durante sus palabras, el presidente Juan Manuel Santos centró su discurso en lo que -él prometió- es la fase final del actual proceso de paz.

“Esta será la etapa más difícil y más exigente. Va a exigir sacrificios de todos nosotros y sobre todo va a exigir decisiones”, dijo.

Para argumentar su promesa, dijo que hace dos días se acordó que en un par de semanas “se instalará la subcomisión que tratará el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo, y dejación de armas que hace parte del último punto sustantivo”.

“Estamos ante un proceso responsable, sólido, al que los colombianos dieron su apoyo el pasado 15 de junio”, aseguró el presidente antes de ofrecer la frase con la que sellaba su juramento: “Voy a emplear todas mis energías en cumplir con ese mandato de paz”.

El juramentado presidente 2014-2018 exigió a las Farc y eventualmente al ELN que “tienen que mostrar disposición para reparar el daño que han hecho”, y añadió que “a diferencia de lo pasado, en este proceso tiene que haber reparación y se tiene que esclarecer lo sucedido”. En otras palabras, se comprometió a que no habrá impunidad.

simbolismo de la ceremonia de santos foto presidencia

El simbolismo de la ceremonia hizo predecible que el discurso de Santos fuese en apoyo a su proceso de paz.

“La justicia que saldrá de este proceso no podrá ser una justicia perfecta, pero tendrá que ser una justicia honesta”, anticipó.

Santos Calderón condenó los hechos de violencia de las Farc y el ELN de las últimas semanas, pero enfocó su molestia en el primer grupo guerrillero, cuyos voceros están sentados en Cuba en un intento por acabar con su accionar armado. El jefe de Estado aseveró que es una “contradicción inaceptable” que las Farc negocien por un lado, pero ataquen a la población civil por el otro.

“Señores de las Farc, están advertidos (…) La guerra sigue mientras no hay acuerdo. Eso se entiende. Pero saquen a los niños, a las mujeres y civiles de sus acciones. Actos de paz, eso es lo que Colombia pide hoy”, sentenció.

“Colombia en paz, con equidad y educada”, la promesa de Santos

“Gracias a Dios, gracias Colombia. Con esas dos exclamaciones inicié mis palabras hace cuatro años. Y lo digo hoy nuevamente con toda la gratitud. Aquel día terminé con una afirmación categórica: le llegó la hora a Colombia, y ha sido así”, arrancó Santos su discurso en el que aseguraría que el país ya está encarrillado en un camino “hacia la esperanza, la paz y la prosperidad social”.

Como lo hizo en su discurso de posesión del Congreso Nacional, Santos hizo referencias a las glorias deportivas del país como James Rodríguez, Radamel Falcao, Caterine Ibargüen, Mariana Pajón o Nairo Quintana. “Esos jóvenes nos están dando un mensaje claro, el camino de la grandeza y la disciplina y lo vamos a seguir. Por eso hoy proclamo que ha llegado la hora de asegurar para siempre la prosperidad de las siguientes generaciones”.

El mandatario se calificó como el presidente de todos los colombianos y bajo la unidad pretendería alcanzar la paz.

vista de la juramentacion foto presidencia

Al acto de posesión asistieron 121 delegaciones internacionales. Santos se comprometió a mantener las mejores relaciones con las naciones de la región.

Además destacó todos sus programas sociales y al final dijo que su propósito para los próximos cuatro años será conseguir una “Colombia en paz, con equidad y educada”.

Al asumir por segunda vez los destinos del país, el Mandatario aseveró que “los colombianos necesitamos sentirnos más tranquilos y protegidos, no solo de las bandas criminales o de los grupos armados ilegales, sino también de los delincuentes callejeros que afectan nuestra vida diaria”.

Indicó que “necesitamos seguridad y paz, que es la verdadera seguridad” y les pidió a las Fuerzas Armadas “no bajar la guardia”.

Tras subrayar que se continuará con el fortalecimiento y la modernización de la fuerza pública, el Presidente pidió a todo el país rendir este 7 de agosto “un homenaje sentido a los hombres y mujeres de nuestras Fuerzas Militares y de la Policía Nacional”.

La ceremonia pública terminó con los actos de presentación y reconocimiento de tropas.