Pullas de Santos a la oposición durante la instalación de la legislatura

20 de julio del 2016

“Este es el congreso del posconfllicto”, dijo.

Pullas de Santos a la oposición durante la instalación de la legislatura

Aplausos, muchos aplausos, se escucharon durante la intervención del presidente Juan Manuel Santos en la instalación de la legislatura 2016-2017.

El jefe de Estado interrumpió tres veces su discurso para permitir que las palmas de los congresistas se escucharan en el lugar.

No todos aplaudieron. Los integrantes de la bancada del Centro Democrático, con Álvaro Uribe Vélez, a la cabeza, escucharon con respeto el discurso pero jamás hicieron chocar sus manos entre sí ante las palabras del jefe de Estado. Sobre sus mesas tenían sí, banderas de Colombia con un cintillo negro. Es la forma como protestan por la reciente aprobación del plebiscito como mecanismo para la refrendación de los acuerdos de La Habana.

Aunque el discurso de Santos fue encaminado hacia la consolidación de una “nueva Colombia con más progreso, con más educación y como siempre lo hemos soñado, en paz”, hubo espacio para lanzar pullas a la oposición.

Sin hacer referencia directa a alguien, el jefe de Estado pidió a los congresistas: “No les digo que hagan campaña por el sí o por el no –ya saben muy bien que el sí está en mi corazón y en el de millones de colombianos (…) Pero sí les puedo pedir a todos –sin excepción– que promuevan un debate de altura y con ideas, con argumentos y no medias verdades, con realidades y no con mitos, para que los colombianos, libremente, definan su futuro”.

Ha sido lo que desde el gobierno se le ha pedido al uribismo, “debatir el tema de la paz sin medias verdades”.

En ese sentido indicó: “la guerra es la derrota de la razón y la deshumanización del hombre” y que los colombianos “nos acostumbramos a la guerra y a su lógica de odio y venganza (…) Y eso tenemos que cambiarlo”.

Agregó: “Nos acostumbramos a la barbarie, eso es la guerra, la derrota de la razón y la deshumanización del hombre. Estábamos perdiendo la capacidad de ser compasivos, de sentir el dolor del otro de conmovernos del sufrimiento, no acostumbramos a la lógica de odio y venganza…la paz siempre será mejor y menos costosa que la guerra”, indicó

El jefe de Estado, que en diferentes oportunidades ha sido cuestionado por la oposición por “darle la espalda a las fuerzas militares”, dedicó unas líneas del discurso para estas mismas.

“Quiero hacer un homenaje de gratitud y admiración –y sé que expreso el sentir de todos los colombianos– a nuestras Fuerzas Militares y a nuestra Policía Nacional. Su sacrificio, su sentido del deber, su compromiso con la defensa de la libertad, han sido esenciales para llegar a este momento. Sin ellos –sin nuestros soldados de tierra, mar y aire, y nuestros policías– la paz no sería posible (…) Porque la paz es la victoria”.

Según dijo, durante su gobierno ha logrado  “reformas progresistas no desde las armas, no desde la revolución, no desde el autoritarismo”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO