Santrich, con quebrantos de salud por huelga de hambre

Santrich, con quebrantos de salud por huelga de hambre

5 de julio del 2017

La huelga de hambre que ha avanzado vertiginosamente desde el pasado 27 de junio se registra en 29 cárceles, en las que se encuentran 1.713 presos en “desobediencia civil” y 1.494 de ellos han dejado de recibir alimentos. El vocero de las Farc, Jesús Santrich, se sumó a la manifestación por “incumplimiento en los acuerdos de paz” y según se conoció en las últimas horas, está bajo supervisión médica por una descompensación.

Pero, ¿por qué están en huelga de hambre?

Los guerrilleros de las Farc están utilizando esta forma de protesta para solicitar la pronta liberación de los guerrilleros aún recluidos en las cárceles de Colombia, para que se cumpla lo pactado en La Habana frente a la amnistía y excarcelación de los exmilitantes o ‘presos políticos’ como ellos se definen.

De acuerdo a los informes entregados por voceros de las Farc, entre los presos que están en huelga hay 50 mujeres, 148 adultos mayores, además de 35 personas que decidieron coser sus labios, 11 en la cárcel de Chiquinquirá, uno en El Barne, 19 en Cúcuta y uno en Arauca.

La situación se ha ido agravando con el pasar de los días, puesto que muchos de los guerrilleros se sometieron a suturas para sellar su boca, y así enviar un mensaje contundente al Gobierno Nacional.

Mientras que las autoridades dentro de las cárceles buscaban impedir la continuidad de estos hechos, organizaciones sociales empezaron a manifestarse y Jesus Santrich elaboró una carta abierta dirigida puntualmente al presidente Santos y a varias figuras representativas del proceso de paz, dejando claras sus exigencias y preocupaciones.

Elíder guerrillero Santrich también aseguró que a diferencia de sus compañeros encarcelados, él se comprometía con una huelga de hambre indefinida. “El día 26 de junio yo dije que en el caso mío, porque no quiero someter a los compañeros que están en las cárceles, es de una huelga de hambre indefinida hasta que salga el último hombre de prisión”, comentó a la revista Semana. Sin embargo, teniendo en cuenta los recientes quebrantos de salud de Santrich, es posible que tenga que detener su protesta.