¿Por qué Duque no ha aceptado renuncia de Bieri?

31 de enero del 2019

Distintos sectores piden al presidente tomar decisiones al respecto.

¿Por qué Duque no ha aceptado renuncia de Bieri?

twitter/presidencia

A pesar de que han transcurrido tres días desde que la renuncia de Juan Pablo Bieri supuestamente empezaba a tener efecto (28 de enero), y una semana desde que el comunicador presentó su carta (24 de enero), resulta extraño el hecho de que el presidente de la República, Iván Duque, no se ha pronunciado respecto al caso de censura en Radio Televisión Nacional de Colombia (RTVC).

Distintos sectores de la opinión pública han criticado esto. En redes sociales tomó fuerza el hashtag #ChaoLeyBieri, en el cual los internautas cargan contra el proyecto de Ley TIC pero a la vez cuestionan por qué no ha salido Bieri de gerencia de RTVC, tal como están informando congresistas y periodistas.

Paralelamente, Bieri esgrimió una defensa mediante una columna en el diario El Tiempo, en la que afirma que no ejerció censura contra el programa Los Puros Criollos: “Tanto en el Manual de Funciones de RTVC como en las Resoluciones 054 de 2006 y 1154 de 2008, se establece que el Comité de Programación de Señal Colombia debe ser presidido por el Gerente de la entidad (…) la mejor decisión era dejar descansar la audiencia y generar expectativa frente a los nuevos contenidos que ya estaban producidos y que se iban a estrenar en el mes”.

Bieri sostuvo que fue salpicado ante la opinión pública porque supuestamente halló irregularidades en RTVC a su llegada a la gerencia: “Ante las denuncias, hallazgos y procesos nuevos de transparencia y legalidad implementados en mi gestión, el interés oscuro por mi renuncia se hizo aún más intenso”.

De cualquier forma, la evidencia de las órdenes de sacar del aire y “matar la producción” contra un programa de la TV pública están ahí, en las grabaciones que fueron recabadas por la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), y divulgadas por la Liga contra el Silencio. ¿Qué está esperando el Gobierno para pronunciarse al respecto?

Una política contradictoria

En diálogo con KienyKe.com, Yann Basset, director del Observatorio de Procesos Electorales de la Universidad del Rosario, consideró que el cálculo de la administración Duque frente a este caso ha sido mantener bajo perfil. “No se pronuncia porque tiene muy poco que decir. De hecho es uno de los muchos casos en los que ha nombrado gente no preparada para puestos importantes. El Gobierno intenta mantener perfil bajo pero tampoco creo que dé señales de enderezar el camino”, dijo.

Basset no cree que haya malas intenciones por parte de la administración Duque, sino más bien de una de sus principales vulnerabilidades, un error de enfoque y de norte a la hora de hacer nombramientos, evidente desde el inicio de mandato: “Es una paradoja constante. Es un Gobierno que ha tratado de poner ministros técnicos, que muestren un perfil independiente y no politizado. Pero en cargos que sí deberían ser muy técnicos está poniendo personajes por favores políticos, que no están a la altura de sus funciones requeridas. Esto cuando debería ser al contrario, los políticos a los puestos políticos, es decir a los ministerios, y los técnicos a cargos en Institutos Administrativos o direcciones especializadas”.

“Aquí estamos viendo una caricatura de una problemática que ha marcado al gobierno Duque. La opinión pública tampoco ayuda porque la idea de poner políticos en cargos públicos no gusta, pero esto implica que se traslade a los nombramientos por favores en puestos menos visibles, pero que requieren gente con preparación técnica y experiencia en sus campos. Es una paradoja”, agregó.

El experto señala que esta disyuntiva en la que está la administración Duque surge del hecho de que “intentó desde campaña insertar un discurso antipolítico” (contra la mermelada) pero terminó nombrando por favores en cargos en los que “realmente estorban los nuevos funcionarios más de lo que ayudan”.

En este orden de ideas, esta demora en aceptar la renuncia no suma más percepción negativa a la que ya instalada en la opinión pública. Pero sí demuestra que las contradicciones del Gobierno en cuanto a su política de nombramientos definitivamente continúa.

“El escándalo ya está y más allá de lo que se haga no se va a borrar la imagen negativa. Duque está intentando buscar alguien adecuado pero como siempre en medio fuerzas contradictorias con su partido (de acuerdo a un perfil político determinar) y la presión de la opinión pública, por otra parte, tratando de que sea alguien con experiencia y que genere más confianza. El gobierno sigue vacilando entre las dos opciones pero sin tener una posición clara”, concluyó.

Ya habría reemplazo a Bieri

El periodista Lucas Pombo de La W, aseguró que el reemplazo de Bieri ya estaría definido y sería Miguel Matus, excandidato al Senado por el Centro Democrático. Según fuentes del uribismo, Duque tendría previsto elegir primero el nuevo gerente de RTVC antes de anunciar que acepta la renuncia de Bieri.

Desde que eso no ocurra y no se haga el anuncio oficial, se fortalecen las versiones que apuntan a que se atornillaría Bieri en el cargo, lo que no ayuda a que se resuelva este escándalo. De cualquier forma, el daño está hecho.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO