El senador uribista que defiende a capa y espada el proceso de paz

El senador uribista que defiende a capa y espada el proceso de paz

18 de octubre del 2015

Aunque se le ve bastante sereno y tranquilo presidiendo la Comisión Primera del Senado, de hecho al senador Manuel Enríquez Rosero muy pocas veces se le ha visto alterado, es bastante contundente a la hora de defender al expresidente Álvaro Uribe y al proceso de paz.

También lea, Un dummy de Uribe se roba el show en cumbre del Centro Democrático.

Puede sonar paradójico, y así lo es, el congresista nariñense es el único uribista purasangre que se encuentra en la unidad nacional del presidente Juan Manuel Santos defendiendo contra viento y marea el proceso de paz.

Lea también, Plebiscito para refrendar la paz: ¿Qué hay detrás de esta nueva idea?

Así quedó demostrado al describir su relación con el expresidente Uribe.

“Al expresidente Uribe lo sigo admirando igual que antes, sigo siendo por fortuna amigo de él, y yo le agradezco que también tenga por mí ese mismo reconocimiento. De todas maneras, el hecho de estar en partidos diferentes, yo en la unidad nacional y él en la oposición, ha dificultado algunas cosas, pero tengo que resaltar que nuestra amistad se ha mantenido firme, pues hay bastante aprecio y respeto. Del expresidente Uribe aprendí mucho, y gran parte de lo que he logrado hacer en mi vida se lo debo a él, me formé al lado suyo, lo conozco desde 1986”, dijo.

Sin embargo, con esa misma convicción defiende los acuerdos que se pactan en La Habana.

Proceso_paz-Juan-Manuel-Santos-Raul-Castro-y-Timochenko

“Yo sí soy partidario de que si hemos vivido 50 años en guerra, hay que hacer los sacrificios que sean necesarios para alcanzar la paz, así haya que tragarse algunos sapos. No podíamos decirles a nuestros hijos que hay que esperar 50 años más a ver si se firma la paz; hemos avanzado lo suficiente y un país en paz es mucho lo que va ganar, por eso hay que apoyar al Gobierno en este empeño de alcanzar la paz”.

El parlamentario va más allá y le hace un llamado a los opositores del proceso de paz para que no le sigan metiendo palos en la rueda.

“Hago un cordial llamado para que le apostemos a este proceso, corrigiendo algunos posibles errores, siendo cuidadosos para que no vayamos a someter al pueblo colombiano. Sin embargo, el oponerse a este proyecto sin permitir que llegue a un feliz término, me parece que es un error”.

De todas maneras afirmó que varias de las críticas que ha hecho el uribismo al proceso de paz han sido constructivas. “Los aportes que ha hecho el Centro Democrático a la actividad legislativa han sido muy importantes. Varios proyectos se han mejorado por su participación, y otros del Gobierno han sido respaldados por ellos cuando traen beneficios al pueblo colombiano. Y en el tema del proceso de paz han sido críticos, pero obedece a una crítica que ha hecho el mismo pueblo que se transmite en escepticismo, pero eso mismo ha provocado que el Gobierno tenga más cuidado en estos procesos que no son fáciles”.

Enríquez Rosero había sido nombrado inicialmente como uno de los ponentes para el primer debate de la reforma constitucional que implementará los acuerdos de paz con las Farc, pero por ser presidente de la Comisión Primera del Senado, se retiró porque quería presidir el debate.

No obstante, se mostró preocupado por la proposición incluida en la ponencia para segundo debate de la iniciativa en la que podrían designarse guerrilleros para que legislen en la comisión legislativa especial, encargada de implementar los acuerdos de paz.

“Así como fue presentada la propuesta, queda abierta la posibilidad para que el presidente de la República pueda nombrar unas personas por fuera del Congreso, particulares, y entre ellos puede existir la posibilidad que miembros de la guerrilla que ya se hayan desmovilizado puedan hacer parte de esta comisión legislativa especial. Sin embargo, esto va generar una gran controversia, la cual ya se ha generado”.

Al senador de La U le preocupa bastante “las condiciones en que fue presentada esta propuesta, y yo no la voy a respaldar. Presentaron una propuesta que no fue discutida o debatida en la Comisión Primera del Senado, por lo que habría un problema de consecutividad, pues el Gobierno no incluyó eso en el proyecto original”.

¿Por qué poner a trabajar al Congreso en una reforma constitucional para implementar los acuerdos de paz, si éstos aún no están listos?

“Cualquiera diría para qué legislar sobre la implementación de los acuerdos, si estos no han sido firmados, o ensillar las bestias sin tenerlas amarradas, pero en este momento sabemos que las bestias vienen en camino, entonces toca empezar a preparar el terreno. La implementación de estos acuerdos tiene que hacerse lo más rápido posible, porque si se demora demasiado se empiezan a diluir y habrá dificultad para que se dé estricto cumplimiento de los mismos. Si esperamos a legislar para implementar los acuerdos firmados una vez sean aprobados en un plebiscito, tocaría esperar mínimo dos años, para que se tengan listas las reformas necesarias, y habría un cambio de gobierno”.

Senador_Enriquez-1

¿La U escogió un plebiscito para refrendar los acuerdos de paz porque tiene temor que en un referendo la votación no alcance o voten negativamente?

“El presidente de la República ha dicho en reiteradas oportunidades que la refrendación de los acuerdos se haría a través de un referendo, el cual tiene unos requisitos, así como un número de votación mínimo, por lo que creo que el Gobierno no quiere correr el riesgo de que después de todo este proceso de llegar a un acuerdo con la guerrilla, se firmen los acuerdos y el pueblo diga que no. Hay que recordar que el referendo que propuso el entonces presidente Uribe de 13 puntos, sólo fue aprobado, y los otros no alcanzaron el mínimo de votos requeridos. Por eso el Gobierno quiere apostarle a un mecanismo diferente, en el que está claro que de todas maneras es el pueblo el que va intervenir directamente en la refrendación de los acuerdos”.

¿Cómo fue el proceso de selección de los ponentes para el acto legislativo que implementará los acuerdos de paz?

“Para estos proyectos importantes no es fácil designar los ponentes, porque todos quieren serlo. Entonces nombramos un coordinador de ponentes y un ponente por cada partido. Yo como presidente de la Comisión Primera del Senado le pregunté a todas las bancadas que tienen asiento en esa célula legislativa, cuál es la persona más indicada para asumir la ponencia de este acto legislativo”.

Este proyecto de reforma constitucional tiene dos artículos transitorios, uno  busca la conformación de una comisión especial, encargada de dar primer debate a aquellos proyectos de reforma constitucional y legal, después que se implementen los acuerdos de paz y sean refrendados a través de un plebiscito.

Si son refrendados los acuerdos, esta comisión legislativa, que estará integrada por los miembros de las comisiones primeras de Senado y Cámara, más doce parlamentarios y otras personas que designará el presidente de la República, serán los encargados de dar el primer debate.

El otro artículo es el que le da facultades al presidente por noventa días, prorrogables por noventa días más, para que él a través de decretos con fuerza de ley pueda también implementar esos acuerdos.