Sergio Fajardo: Mi proyecto de vida nunca ha sido ser presidente

Sergio Fajardo: Mi proyecto de vida nunca ha sido ser presidente

29 de febrero del 2016

A finales de enero, una encuesta realizada por el diario Vanguardia Liberal, revelaba que el exgobernador de Antioquia, Sergio Fajardo era el candidato presidencial con más opciones para las elecciones de 2018.

Lea también: Sergio Fajardo le toma la delantera a Vargas Lleras en encuesta

La encuesta, realizada por YanHas Poll, mostró que Fajardo superaba en intención de voto al actual vicepresidente, Germán Vargas Lleras. El 19.4 por ciento de los encuestados se inclinaron por el exgobernador, mientras que el 18.9 optaron por el vicepresidente.

Dos meses después de ese sondeo, Fajardo habla de la posibilidad real de una eventual aspiración presidencial.

Además: En camino el nuevo gabinete ministerial

En diálogo con El Tiempo, el antioqueño reconoció que el movimiento político que lidera (Compromiso Ciudadano) trabaja para llegar al Congreso de la República y para tener un candidato a la presidencia. Sin embargo, advirtió que de momento no es él el candidato oficial.

“Es natural pensar en la posibilidad presidencial asociada con mi nombre, pero quiero señalar, y lo digo con convicción, que el problema no es que yo sea candidato presidencial sino cómo vamos a hacer la política y construir la propuesta para transformar al país. Entiendo mi condición de liderazgo, eso no es cosa extraña, es parte del proceso que hemos hecho”, señala Fajardo.

El exalcalde de Medellín es prudente al momento de hablar de sus aspiraciones y explica la razón por la cual no se proclama candidato a la presidencia. Quiere evitar divisiones en su movimiento político antes de tiempo.

“Vamos a ver cómo nos encontramos para construir la propuesta, y sobre ella, en esa construcción, encontrar quiénes la lideren. Por eso no digo que soy candidato presidencial, pues ya conozco ese terreno y por esa experiencia es que digo que no arranco como candidato presidencial, porque eso es una forma de enfrentarse con otras personas, y eso empieza a dividir entre los que están de acuerdo y los que no lo están (…) Nosotros hacemos la política de una forma diferente, y mi proyecto de vida nunca ha sido ser presidente”, advierte.

Durante un evento en el Colegio San Ignacio de Medellín el pasado 20 de febrero, que sería el primer evento de campaña, Fajardo fue claro: “Así como le apostamos a una Medellín educada, y a una Antioquia más educada, ahora vamos con toda por una Colombia más educada. Vamos con toda”, dice.

Fajardo, que por estos días ocupa su tiempo al tema académico dando clases en el Tecnológico de Monterrey y próximamente en la Universidad de California, habla de la consolidación de su movimiento político.

“Hemos recorrido un camino alternativo en la política; ahora el reto es cómo pasamos a una etapa de formalización de la actividad política. A grandes rasgos eso significa cómo cada persona u organización con algún tipo de afinidad con lo que hemos hecho tiene un camino que le permite hacer parte de una organización. Y eso es lo que estamos haciendo”,

El profesor universitario considera que la base de su proyecto político es el posconflicto.

“En el contexto del proceso de paz, el asunto es ya, pues dentro de muy poco tiempo, probablemente no será el 23 de marzo, el país tiene que estar discutiendo acerca de lo que se va a firmar entre el Gobierno y las Farc. En ese momento estaremos en actividad política, en movilización en el sentido de estar discutiendo las ideas, los proyectos de esas propuestas. El 2018 empieza prácticamente ya, y nosotros vamos a participar”.

“Lo que va a pasar en Colombia es inédito, porque tras la firma de un acuerdo con la guerrilla, la política no va a ser la misma y nosotros tenemos que ocupar un espacio distinto, alternativo, para construir la paz y mostrarle a esta sociedad hacia dónde vamos, qué tipo de sociedad queremos. Nosotros vamos a participar ahí (…) nosotros tenemos que participar y ocupar espacios vacíos dentro del espectro político. Vamos a apostarle a la construcción de la paz”.