Sindicato de Ecopetrol prepara paro en protesta por “masacre laboral”

Sindicato de Ecopetrol prepara paro en protesta por “masacre laboral”

19 de marzo del 2015

Ecopetrol, la principal empresa de hidrocarburos en Colombia, no pasa por un buen momento. Además de la abrumadora caída del precio internacional del crudo -de 103 a 43 dólares-, y su devaluada acción en la bolsa, ahora se suma el anuncio de paro de la Unión Sindical Obrera (USO), el principal sindicato del sector petrolero.

Lea también: Fecode: “La relación con Gina Parody será tensionante”

KienyKe.com habló el presidente de la USO, Edwin Castaño, sobre la protesta que se cocina y que fue calificada  por el gobierno como un “acto de suicidio”.  “El gobierno en algún momento puede decir que Ecopetrol no es viable, entonces se abre las puertas a las inversores extranjeros”, dijo el líder sindical de la USO.

Lea también: ¿Por qué la gasolina sigue tan cara en Colombia, pese a caída de petróleo? 

En cuanto a lo que el ministro de Trabajo, Luis Eduardo Garzón, denominó como un “acto suicida”, el presidente la USO considera la eventual protesta es “más que justificada” debido a la “masacre laboral” de la que estarían siendo víctimas los trabajadores de la petrolera.

Lea también: Los seis karmas  que dejan mal parado a Ecopetrol 

Según la USO, los gastos prestacionales y salariales de los trabajadores representa el 3.6% del presupuesto anual de Ecopetrol y por tanto, no deberían ser los empleados quienes asuman el difícil momento que atraviesa no solo Ecopetrol, sino el sector petrolero en general.

“La política de hidrocarburos ha sido mal manejada. Mientras se pretende descapitalizar a Ecopetrol, el gobierno otorga ‘gabelas’ a las multinacionales, como excepción de impuestos en renta y la creación de zonas francas, entre otros”.

Pese a que las empresas colombianas pagan un impuesto de renta correspondiente al 33% de las utilidades, la USO advierte que  las  petroleras extranjeras estarían pagando entre un 20 y 25%.  “Antes, en los contratos de convenios, al Estado le quedaba un 70% de la renta, ahora a lo sumo le queda un 8%”, dijo.

Pero no todo son críticas. Edwin Castaño aplaude la decisión del Gobierno de revertir el contrato, a partir del próximo año, del campo Rubiales, cuya producción es de 210.000 barriles diarios y que se distribuye, actualmente, en un 60% para Ecopetrol y en un 40% para la petrolera canadiense Pacific Rubiales. De esta forma, -dice Castaño-, el Estado recuperaría el 20% de la producción del crudo nacional.

De acuerdo con la tesis de la USO, el interés del gobierno en controlar la producción de campo Rubiales no solo tiene que ver con la coyuntura internacional de la caída de los precios de petróleo, sino también al sombrío futuro de Pacific.

Edwin Castaño

El presidente de la Unión Sindical Obrera (USO), Edwin Castaño. 

Castaño advierte que “la situación económica de Pacific es delicada y en cualquier momento va colapsar. Eso va ser otro Interbolsa. Ahí está la plata de los fondos de pensiones. Entonces hay que mirar el problema tan grave que se viene”, dice. Lo anterior, sin tener en cuenta que este año las acciones de la compañía han caído 63%, a 2,65 dólares canadienses.

¿Qué pide la USO?

Aparte de suspender lo que llama como “masacre laboral “, el hecho que Ecopetrol prescinda de los servicios de los trabajadores, la Unión Sindical Obrera solicita que se tomen medidas de fondo en el manejo de la principal empresa de Colombia.

En vista de la caída del precio del petróleo, que ronda los 43 dólares por barril, y su impacto en las acciones de la compañía, que están por debajo de 2.000 pesos – llegó a un máximo de 5.700 pesos en abril de 2012-, la USO propone la recompra de las acciones que están en manos de 420 mil inversores.

Citando el ejemplo de cuando el presidente ruso Vladimir Putin, en enero pasado,  ordenó la recompra el 30% de las acciones de sus activos de petróleo y gas, que estaban en manos de financieros occidentales y que sería un caso similar al que atraviesa Ecopetrol, Castaño dice que “recomprar esas acciones es volver a una empresa 100% estatal, que traducido al final de año le daría al gobierno unos grandes dividendos. Y que no queden repartidos, como están actualmente, entre unos inversionistas pequeños y los fondos de pensiones”.

Al igual que el Campo Rubiales, pide renegociar o revertir otros contratos de exploración con otras multinacional y que no estarían generando mayores utilidades para los colombianos.

Mientras Ecopetrol niega tajantemente que haya sobrecostos en el empleo de contratistas en comparación con los  trabajadores directos, la USO dice que la tercerización laboral cuesta hasta el triple de su costo normal.

“No es cierto que los pagos a contratistas sean el doble o triple que recibe un empleado directo por la misma función. Ecopetrol rechaza estas acusaciones y exige las pruebas”, expresó Ecopetrol en un comunicado al diario La República.

Fiebre de protesta

Una de las acusaciones que ha recibido el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos, es que su administración solo ha funcionado cuando lo han puesto contra las cuerdas con las movilizaciones y los paros. Por tanto, la premisa parece seguir rondando en el aire y ahora los sindicatos podrían estar alistando al menos 16 movilizaciones.

Las primeras manifestaciones empezarán no solo por parte de la Unión Sindical Obrera, sino que se sumarían protestas en educación, con Fecode y Sintraunicol (empleados de universidades), y en el sector salud, a cargo de Anthoc.

Se espera espera convocar a 580.000 personas, entre todos los sindicatos, que recorrerán las principales calles de departamentos como Cundinamarca, Antioquia y Valle del Cauca, y de otros intermedios.