¿Sirvieron de algo las sesiones extraordinarias en el Congreso?

17 de marzo del 2015

Costó una millonada y no se aprobó un solo artículo del Plan Nacional de Desarrollo.

plan de desarrollo

Un mes duraron las sesiones extraordinarias del Congreso de la República que citó el Gobierno para acelerar el trámite del Plan Nacional de Desarrollo 2014 – 2018, tiempo en el que fueron citadas las plenarias del Senado y la Cámara de Representantes, así como las comisiones conjuntas terceras y cuartas.

Lea también, Rebelión en Congreso hace tambalear el Plan Nacional de Desarrollo.

Sin embargo, al iniciar las sesiones ordinarias del Congreso, las comisiones terceras y cuartas de Senado y Cámara no aprobaron ni uno de los más de cien artículos que trae la iniciativa, teniendo como agravante que dichas comisiones tienen plazo hasta la próxima semana para aprobar en su totalidad, en primer debate, la iniciativa gubernamental.

También lea, ¿El Gobierno quiere llenar de series gringas la tv los fines de semana?

Desde el Congreso se han alzado voces mostrando inconformismo con la situación, y se ha criticado que el Gobierno quiere a última hora que se apruebe de afán un proyecto complejo. De hecho, la complejidad radica en todos los micos que incluyeron todos los ministerios en la iniciativa y las cerca de mil proposiciones que han radicado los senadores y representantes a la Cámara en la misma.

Kienyke.com constató que en el primer día de las sesiones ordinarias en las comisiones conjuntas, citadas a las doce del día para abordar de manera oficial el Plan Nacional de Desarrollo, no había quorum dos horas después, y esa fue una de las constantes en las cuatro semanas que duró las sesiones extraordinarias.

El primero en criticar la citación a sesiones extras de todo el Congreso fue el senador Armando Benedetti, quien criticó el costo de las mismas, avaluado en más de 500 millones de pesos, teniendo en cuenta que son 268 congresistas, entre senadores y representantes a la Cámara. Sólo en tiquetes aéreos se gastó el Congreso en promedio un millón de pesos en cada parlamentario, incluyendo a los congresistas que residen en Bogotá y que a principios de febrero, cuando fueron convocadas las extras, estaban fuera de la ciudad o fuera del país. A esto hay que sumarle que a algunos legisladores les gusta viajar sólo en clase ejecutiva. A ese dinero también hay que sumarle los gastos de administración del Congreso, como almuerzos y pago de funcionarios.

plan de desarrollo

La senadora del Centro Democrático, Nora Tovar Rey indicó que paradójicamente se citó al Congreso a sesiones extraordinarias para estudiar de fondo el Plan Nacional de Desarrollo, pero lo que se hicieron fue foros en las regiones.

“Sirvió para que agendaran unos foros en diferentes regiones, pero que se haya concretado algo importante o hayamos incluido temas que realmente vayan a solucionar las problemáticas en el país no. Falta de compromiso de muchos congresistas, entonces no sé si alcancemos la próxima semana a abordar todos los temas”, dijo.

Por su parte el senador de la alianza Verde, Antonio Navarro confirmó que la mitad del tiempo de las sesiones extraordinarias se perdió por el ausentismo de los mismos congresistas.

“Se empezó a discutir el Plan Nacional de Desarrollo a última hora, perdimos las dos primeras semanas desafortunadamente. No hay posibilidad a esta hora de estudiar todos los temas del proyecto, sinceramente es imposible, aunque se ha avanzado en algo. Obviamente el Plan es un océano de normas, 46 reformas, 16 facultades para el Gobierno en diversos temas”, indicó.

De otro lado, la representante a la Cámara Sara Elena Piedrahita, del Partido de La U, se mostró más optimista y resaltó el trabajo que hicieron unas subcomisiones para tratar todos los ejes en que se estructuró el Plan Nacional de Desarrollo.

“Se avanzó en las extras que se convocaron en el caso del Plan Nacional de Desarrollo, y aunque no se votó ningún artículo, se crearon subcomisiones para que presenten esta semana un informe de cada sector que representaban. Las comisiones que se crearon fue una para movilidad social, la del buen gobierno, la que estudió el tema minero energético, así como la de infraestructura y estrategia, y una última para el campo”, dijo.

Sin embargo, lo cierto es que las subcomisiones de la iniciativa fueron creadas en la tercera semana del mes que duraron las sesiones extraordinarias, debido al ausentismo de los integrantes de las comisiones conjuntas del Senado y la Cámara.

Este ausentismo se debería también a las amenazas que hicieron algunas de las bancadas regionales, como la de la Costa Atlántica, de torpedear el trámite del Plan Nacional de Desarrollo si el Gobierno no aseguraba una inversión mayor en sus respectivas regiones.

La primera semana de las sesiones extraordinarias del Congreso fueron convocadas las plenarias tanto de Cámara como de Senado para escuchar el ministro de Salud, Alejandro Gaviria, sobre los cambios que le hizo la Corte Constitucional a la ley estatutaria de reforma a la salud y posteriormente ambas plenarias devolvieron la norma a la presidencia de la República para que fuera sancionada. No obstante, varios expertos señalaron que ese trámite se pudo hacer en las sesiones ordinarias a finales del año pasado.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO