¿El estado se hace más laxo con los padres irresponsables?

¿El estado se hace más laxo con los padres irresponsables?

16 de febrero del 2016

Según estadísticas oficiales, las denuncias por inasistencia alimentaria cada vez van en aumento en el país. Esta semana, la Corte Suprema de Justicia profirió un fallo en el que advierte que en estos procesos debe proferirse el beneficio de la prisión domiciliaria, porque de lo contrario estos padres encarcelados no podrán de todas maneras responder por la cuota alimentaria.

También lea, El Tino Asprilla entre los famosos colombianos demandados por alimentos.

El exfiscal general Guillermo Mendoza Diago, habló con KienyKe.com sobre el tema, y aseguró que el beneficio de la casa por cárcel está contemplado para todas las penas que no son altas, tal como lo es en el caso de la inasistencia alimentaria.

Lea también, Y sus maridos las metieron en problemas.

“El Código Penal prevé la posibilidad de prisión domiciliaria cuando los delitos no tienen una pena elevada. La Corte lo que ha dicho, reconociendo lo que ya está en las normas, es que cuando se trata de esa modalidad delictual, lo recomendable es que la pena que se imponga facilite que la persona cumpla con las obligaciones alimentarias que la ley ha contemplado”, explicó.

Según explicó Mendoza, actualmente la norma obliga a responder al padre que evade su responsabilidad con dicha cuota.

“Si no cumple, se le revocará ese beneficio de la prisión domiciliaria y se le encarcelará de nuevo, porque estos beneficios se conceden con ciertos compromisos que tiene que asumir el condenado. La persona que haya recibido la sentencia y que se le haya concedido la prisión domiciliaria, se compromete a cumplir una serie obligaciones que el juez de ejecución de penas le determinará”, afirmó.

El exfiscal indicó que este es un método eficaz, pues le lanza un mensaje al condenado, “diciéndole que existe un beneficio si cumple, pero si no cumple pasará a la encarcelación”.

Mendoza Diago no se mostró muy de acuerdo a la posibilidad de subir las penas por el delito de inasistencia alimentaria.

“No estoy seguro si la criminalización de esa conducta ha sido bastante efectiva para persuadir a los padres irresponsables que incumplan con esas obligaciones alimentarias. La experiencia nos está indicando que la inasistencia alimentaria continúa, y esas normas tienen más de cuarenta años de existencia. Sin embargo, el método disuasivo del derecho penal, que evitaría la repetición de esas conductas, no ha sido muy efectivo, y no creo que aumentando las penas se mejore la situación o sea la solución”.

De otro lado, el exprocurador general Jaime Bernal Cuéllar también descartó la idea de aumentar las penas para erradicar o bajar los índices de la inasistencia alimentaria.

Jaime Bernal

El exprocurador Jaime Bernal Cuéllar.

“Hay que hacer un estudio a fondo para saber qué tan eficaz ha sido la ley para evitar que la persona contraiga deudas alimentarias, porque me queda la impresión de que no ha tenido la eficacia que previó el legislador. Por lo tanto, deben buscarse alternativas diferentes el derecho penal, pues el gran problema es que en Colombia todo se quiere resolver con el código penal, y me parece que hay una inflación legislativa, con una creación casi a diario de nuevos delitos que no está dando los resultados esperados”, afirmó.

Bernal Cuéllar se mostró de acuerdo con buscar alternativas al castigo punitivo.

“Entre las alternativas está por ejemplo tener unos acuerdos con las empresas o empleadores donde trabajen los procesados para proceder a hacer descuentos alimentarios, porque el llevar a la cárcel a una persona que incumple la cuota alimentaria, lo que hace es intensificar el problema, porque no va tener ninguna forma de responder por los alimentos”.