El ejército garantizó salida de ‘Timochenko’ y ‘Romaña’ a La Habana

29 de octubre del 2014

El general Lasprilla explica también qué pasó con la base de datos de periodistas.

Jaime Lasprilla, comandante Ejercito Nacional

El ejército colombiano admite que por solicitud del Presidente Santos ha permitido y protegido el traslado de los jefes guerrilleros Timochenko y Romaña a La Habana, aunque lamenta que las FARC sigan cometiendo actos terroristas, reclutando niños y asociados con el narcotráfico.

Lea también: “Hay cuadros de corrupción en la policía y eso no me deja dormir”: General Palomino

El comandante del ejército, general Jaime Alfonso Lasprilla, considera que “el desplazamiento de estos terroristas o la presencia de estos bandidos en La Habana son decisiones del Presidente de la República, del Gobierno Nacional que hemos respetado, pero nosotros seguimos cumpliendo con nuestra misión en el territorio colombiano”.

“Donde aparezca un bandido, un terrorista de las FARC, un cabecilla, nosotros tenemos la obligación de hacer operaciones, lo hemos hecho, seguimos las operaciones contra ‘El Paisa’, Joaquín Gómez y contra cualquier cabecilla que esté en territorio nacional porque las FARC en Colombia han mantenido su acción terrorista, sus nexos con el narcotráfico, han seguido reclutando menores y es la capacidad legal del Estado, representada en sus Fuerzas Militares y Policía Nacional, que tienen que estar haciendo presencia. No se puede ceder un milímetro del territorio nacional y tenemos que quitarles todo el espacio que tengan estos terroristas de las FARC. Seguiremos cumpliendo con la mejor vocación de servicio nuestra misión constitucional”.

Lea también: Los nuevos ‘duros’ de la guerrilla que se sentarán a la mesa de paz

Cuando estos guerrilleros salen de Colombia o de donde se encuentren se les levanta la orden de captura. ¿Qué sucede cuando salen de la Habana?

En el momento en que sean encontrados en territorio nacional estaremos nosotros haciendo las operaciones, es lo que nos corresponde hacer, lo que nos obliga la Constitución, y lo que nos obliga a nosotros un deber patrio de defender el pueblo colombiano.

¿Está unido el Ejército colombiano alrededor del propósito de paz liderado por el presidente Santos?

Hemos apoyado el proceso de paz del presidente, hemos apoyado al Presidente de la República, al gobierno. Una demostración del apoyo a ese proceso de paz ha sido la garantía que han tenido estos terroristas de las FARC para salir de sus guaridas y desplazarse a La Habana, Cuba, sin ningún inconveniente.

Hemos apoyado la herramienta legal que tiene el Presidente de la República de buscar una salida al conflicto por la vía del diálogo, lo está haciendo desde hace más de dos años, y nosotros lo hemos apoyado.

De otra parte, uno de los acuerdos del Presidente de la República es negociar en medio del conflicto, y nos corresponde a nosotros mantenernos a la ofensiva en las operaciones. Hemos venido repuntando en resultados este año, podemos hablar de un incremento en un 15,16 por ciento de los resultados operacionales y particularmente en el último periodo en donde se han propinado unos golpes muy importantes a las FARC, al ELN y a las bandas criminales.

Mantenemos la ofensiva, mantenemos el deseo y la fe en este proceso de paz, pero tenemos que seguir cumpliendo con esa misión constitucional que nos ha sido delegada y que en manos de nosotros está la garantía de seguridad de los colombianos.

General Jaime Lasprilla, Juan Manuel Santos, Kienyke

¿Ya conoce quiénes y por qué fueron interceptados algunos políticos, periodistas y funcionarios, desde la inteligencia del Ejército?

Le aclaro que no estamos hablando de interceptaciones, estamos hablando de una información que recibí personalmente hace aproximadamente dos semanas junto con el señor general Maldonado, segundo comandante y jefe de Estado Mayor del Ejército, y el inspector del Ejército, señor general Guillermo Suárez, de una base de datos, de correos electrónicos que pertenecen a personalidades de la vida pública, supuestamente en manos de miembros de la inteligencia del Ejército.

En un primer análisis, aparece una base de datos del año 2012, creada ese mismo año y luego modificada en el 2013, supuestamente creada en la central de inteligencia militar del Ejército.

No tenemos evidencia de interceptación, porque la Central de Inteligencia Militar no es la agencia encargada de interceptaciones, la encargada de interceptaciones ha sido la Central de Inteligencia Técnica con sus batallones. Por eso nos llama la atención este listado en una base de datos. Estamos investigando y tenemos muchos interrogantes.

Se ordenó la apertura de una investigación preliminar. El inspector general del Ejército realizó una auditoría especial a la central de inteligencia militar, la CIME, a través de un grupo especializado en informática. Se han venido verificando todos los computadores, no ha terminado este proceso, y de igual manera se han venido aplicando unas pruebas de polígrafo a quienes hacían y hacen parte de la CIME del año 2012 en adelante. Es decir que estamos en ese trabajo.

La mayor forma de garantizarle a la sociedad y a los medios de comunicación la transparencia es apoyando a los organismos de control y en eso estamos. Lo hemos venido haciendo en el tema de Andrómeda, en el tema del hacker que se ha manejado al más alto nivel. Es una comisión creada por el Ministerio de Defensa Nacional en cabeza del inspector de las Fuerzas Militares, con la validación de los inspectores de cada una de las fuerzas, es decir, del Ejército, de la Armada, de la Fuerza Aérea y de la Policía Nacional.

Esto está en cabeza de generales, y en el caso particular de la Armada de un señor almirante. En el caso conocido como Andrómeda hay cuatro capturados. Las investigaciones avanzan en el camino correcto. Como le decía, quisiéramos nosotros tener la verdad desde ya pero estamos en ese proceso con la mayor seriedad.

¿Cuál es la situación del general Mauricio Forero?

En aras de garantizar la transparencia de las investigaciones ordené que el General Mauricio Forero, jefe de inteligencia y contrainteligencia del Ejército, saliera a vacaciones para que el inspector del Ejército, que es el que tiene la investigación, se pueda mover tranquilamente, no haya ningún tipo de presión, y él pueda realizar la investigación como de hecho se está adelantando.

De igual manera se ordenó la realización de pruebas de confiabilidad y credibilidad entre las que se encuentran las pruebas de polígrafo en el personal comprometido en esta dependencia con el fin de establecer posibles responsables.

Se han tomado unas acciones preventivas y correctivas con el fin de mejorar el control del proceso de manejo de la información.

¿Hay filtración de información de inteligencia?

No podemos estigmatizar a la inteligencia, nosotros debemos recordar que la inteligencia hace parte de una misión, es un deber, está amparada por la ley, y diariamente las intenciones de los terroristas de la FARC, del ELN, las bandas criminales, los actos terroristas, son evitados precisamente por la inteligencia.

Gracias a la inteligencia militar se han propinado los golpes que nos han llenado de grandes satisfacciones. La inteligencia permite mantener la democracia, el Estado de Derecho, permite proteger a la población civil, garantizar el libre desarrollo del país.

Puede haber dificultades, gente que esté fuera de las normas, y es precisamente lo que hemos tratado de determinar, quiénes pueden estar por fuera de las normas y en qué manera pueden estar delinquiendo para tomar las medidas del caso.

Entonces de ninguna manera la inteligencia está fuera de la órbita del señor Presidente o del ministro de Defensa, o del comando del Ejército. La inteligencia es una institución organizada, reglamentada.

Hace unos días el señor Presidente de la República aprobó la Ley de inteligencia que tiene un nuevo énfasis en contrainteligencia.

Si bien es cierto se adelantan esfuerzos de contrainteligencia tenemos nuestra debilidad y precisamente se trata de corregir, con esta nueva Ley de inteligencia que fortalece la contrainteligencia, que obliga a tomar unas medidas especiales en lo que tiene que ver con personal, con el manejo de los equipos, el software, el hardware, la clasificación de información y con gestión documental.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO