Uribe pide que militares y civiles salgan de la JEP

11 de julio del 2017

Ocurre luego de que la Corte Penal Internacional pusiera sus ojos sobre 23 generales y seis coroneles por falsos positivos.

Uribe pide que militares y civiles salgan de la JEP

Luego que la Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) pusiera sus ojos sobre 23 generales y seis coroneles activos y retirados por haber comandado unidades salpicadas en 1.228 ejecuciones extrajudiciales, más conocidas como falsos positivos, el senador Álvaro Uribe Vélez se pronunció y reiteró la necesidad que según dice, hay de que los integrantes de las Fuerzas Armadas y los civiles sean sustraídos de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

En lo que llamó “el anuncio de sacrificar a militares por la Corte Penal Internacional”, reiteró la propuesta del Centro Democrático de crear una sala temporal, en la Corte Suprema de Justicia, para examinar las acusaciones contra policías y militares por los supuestos hechos.

Uribe: Los militares de la democracia a la cárcel por la Corte Penal Internacional

El expresidente considera que es necesario “crear también la segunda instancia retroactiva, o una instancia especial,  que permita buscar reivindicar la reputación de policías y soldados que por los hechos que se refieran hubieran sido condenados, además de conceder libertad condicionada a los cinco años”.

“La única posibilidad que Gobierno y Farc les dan es reconocer delitos no cometidos para que la justicia del terrorismo no los lleve a la cárcel”, púntualizó Uribe.

El informe de la CPI que fue entregado al Gobierno señala que si la justicia ordinaria y la JEP no hacen lo necesario, estos casos llegarían al tribunal internacional. 

En la lista de la CPI figuran los nombres del actual comandante de las Fuerzas Militares, el general Juan Pablo Rodríguez Barragán, los generales (r) Mario Montoya Jaime Lasprilla y Óscar González, el general Henry Torres Escalante y otros militares que fueron retirados del servicio como los generales Luis Pico Hernpandez, Paulino Coronado y José Joaquín Cortés.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO