Germán Vargas Lleras invita al uribismo a respetar resultados electorales

22 de mayo del 2014

La fórmula de Santos dice que hace cuatro años hubo “un debate de mucha altura.”

German Vargas Lleras

¿Por qué presume que los uribistas o la campaña de Óscar Iván Zuluaga no van a respetar los resultados electorales?

Advierto de que eventualmente se estaría adelantando una estrategia para desconocerlos. Esto ya tiene un antecedente y fue el de las elecciones parlamentarias. No habían terminado de suministrar la información, la misma noche en que se eligió al nuevo Congreso, cuando pusieron en duda la seriedad con que se habían adelantado los escrutinios. Todas sus denuncias terminaron infundadas.

Pero a lo largo de estas semanas hemos visto también, primero: la no presencia en las reuniones que convoca la Registraduría y afirmaciones como la que hizo el señor Sergio Araujo, en el sentido de que se estaría fraguando un eventual fraude. Todo esto, naturalmente, da la impresión de que algo de eso existe. Y qué bueno que si no es así… se pueda aclarar en estas horas previas al certamen electoral.

¿Y qué pasaría si evidentemente se produce ese escenario y el Centro Democrático dice que hubo fraude en las elecciones, como puede ocurrir?

Si llega a cometerse algún fraude en alguna mesa, en algún departamento, para eso están las instancias de reclamación, las que existen ante el propio Consejo Electoral, pero también las que cualquier ciudadano puede interponer ante el Consejo de Estado. Ojalá nada de eso ocurra y podamos tener unas elecciones tranquilas, limpias, y que los partidos se comprometan a respetar el resultado en las urnas y la voluntad popular cualquiera sea el resultado, bien le sea favorable o adverso.

El expresidente Uribe dice que en algunas regiones del país las FARC están utilizando fusiles para presionar votos a favor de Santos…

Qué bueno que entregue las pruebas a la opinión pública.

¿Y cómo se puede probar que la guerrilla esté presionando?

Pues se puede probar a través de cualquier testimonio de los miembros de su organización que hayan sido objeto de hostigamiento.

Doctor Vargas Lleras, la prensa internacional dice que esta es una de las campañas más sucias que se haya desarrollado en Colombia, ¿usted qué opina?

Pues lamentablemente así lo pienso. Hay una gran diferencia con lo que ocurrió hace cuatro años, en donde tuvimos un debate de mucha altura, muy focalizado en los programas, en las ideas. Y la campaña más perjudicada con esta guerra sucia es la campaña del propio Presidente Santos. Tenemos tantas cosas que mostrar, balances extraordinarios en muchas áreas de la administración que en medio de estas controversias no ha sido posible destacar.

German Vargas Lleras

¿Por qué el tema de la paz no despierta mayor emoción en Colombia?

Bueno, creo que hasta ahora muchos de los colombianos están advirtiendo lo que puede significar un acuerdo en materia de drogas y las repercusiones que podría tener en el país. Solo hasta el día viernes en la alocución que hizo el presidente, explicó el alcance de ese acuerdo.

En los próximos días y semanas muchos colombianos dimensionarán la importancia de lo que allí fue acordado. No olvidemos que en ese acuerdo las FARC se comprometen a abandonar el negocio, también a dejar de proteger a quienes en las zonas cocaleras de Colombia hoy gozan del amparo y la protección de esa organización.

Qué bueno que un acuerdo de estos pudiera materializarse, especialmente para los departamentos del suroccidente y del sur del país que son hoy los que registran mayores niveles de producción y procesamiento de drogas. Es un acuerdo de gran importancia como lo son los dos adicionales que ya fueron suscritos en La Habana.

El optimismo que se deriva de la firma de ese acuerdo nos abre la posibilidad cierta de que por primera vez en décadas se pueda anticipar el fin de este conflicto. Y recordémosle, la agenda inicialmente acordada consiste en avanzar y concretar cinco puntos de la misma.

De ahí la importancia de que muchos colombianos valoren lo logrado y también sopesen la enorme conveniencia de permitirle al presidente renovarle el mandato, su mandato, y poder concluir satisfactoriamente este proceso que nos permitiría anticipar en muchos años el fin del conflicto.

¿Ha cambiado usted en lo personal la posición sobre el proceso de paz?

Por supuesto. Mi silencio no obedecía a otra cosa que los lineamientos que el presidente señaló desde el inicio de su gobierno, para que ninguno de sus funcionarios o de las personas allegadas a él estuviere comentando ni participando ni opinando sobre el alcance de las negociaciones.

Claro que mi posición personal ha cambiado, porque a diferencia de lo que ocurrió en El Caguán, donde le despejamos una parte importante del territorio, en donde no existía una agenda de negociación, ni tiempos, ni nada concreto, y las FARC lo único que hacían era reentrenar sus tropas, llevar a esa zona de distención colombianos secuestrados, seguir traficando, pues ahora las condiciones han cambiado y han cambiado para bien.

¿Tiene usted dudas de que haya fuerzas extrañas interviniendo en la comandancia de la inteligencia colombiana?

No descarto que puedan haber infiltrado los organismos de inteligencia del Estado. Es lo que aparentemente está quedando en claro de este espinoso asunto que tiene que ver con el hacker. Cada día conocemos más revelaciones.

Ayer mismo la fiscalía, primero puso en claro que el video era auténtico, en segundo lugar se conoce ya el alcance de la colaboración del ciudadano español que ha permitido identificar al autor de la grabación de ese video que no es otro que el mismo español que trabajaba para el hacker Sepúlveda. Se descarta otra de las hipótesis mentirosas que estaba circulando en el sentido de poner en duda de que ese video hubiera sido grabado por alguien relacionado con el Gobierno. Van quedando muy claras las cosas.

¿No es menos grave que se haya puesto de presente que J.J. Rendón y Chica, cercanos a la campaña de Santos, hayan recibido como se denunció 12 millones de dólares para hacer una gestión ante el Presidente de la República?

Pues gravísimo, gravísima la afirmación. Pero también gravísimo que después de tres semanas no se haya aportado una sola prueba, no exista ni una sola evidencia que soporte esa afirmación. Ayer vimos que la el señor J.J. concurrió a la Fiscalía, ya lo había hecho el doctor Prieto y todos los involucrados, excepto el senador Uribe, que es quien formula la denuncia, y no aporta ni un indicio, ni una prueba.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO