¿Venezuela ante una inminente intervención de EE.UU.?

¿Venezuela ante una inminente intervención de EE.UU.?

16 de marzo del 2019

Luego de la reciente salida del cuerpo diplomático estadounidense de Venezuela ha crecido la incertidumbre sobre una posible intervención militar por parte de Estados Unidos, algo que han solicitado muchos políticos adeptos al presidente interino Juan Guaidó y que, pareciera, estaría en puerta.

Elliott Abrams, encargado especial del gobierno de Donald Trump para la crisis que atraviesa el país petrolero, anunció este viernes que el personal diplomático continuará los trámites de visa para los migrantes venezolanos desde Bogotá, Colombia.

“Queremos agradecer el esfuerzo del personal, cuyos esfuerzos han sido inconmensurables con la democracia y con el presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó”, explicó Abrams.

Luego de esta acción, la portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, expresó preocupación por la decisión de Washington de evacuar, no solo al cuerpo diplomático, también a todos los ciudadanos estadounidenses que residen en el país.

“No hay nada especial en esta decisión y nada inhabitual, porque a los diplomáticos estadounidenses enseguida les señalaron la puerta de salida tras la ruptura de relaciones diplomáticas entre Venezuela y Estados Unidos (…) preocupante es otra cosa: el secretario de Estado (Mike Pompeo) afirmó que la presencia del personal se había convertido en una limitación para sus acciones”, dijo Zajárova.

¿Es posible una intervención estadounidense a Venezuela?

De acuerdo al abogado e internacionalista Pedro Medellín Torres, un ataque armado por parte del gobierno Trump en contra de Nicolás Maduro no es viable en un futuro próximo y añade que esta acción no es una prioridad, por el momento, para Estados Unidos.

“La intervención de Venezuela por los Estados Unidos, en mi opinión, no se va a producir a menos que haya una agresión (por parte de Maduro) primero. No veo la posibilidad”, dijo.

Medellín Torres explicó razones por las cuales no es viable un ataque contra la institucionalidad venezolana y las divide en tres, que dejarían en claro porque Trump no ha tomado aún de actuar.

“La primera razón es el tema Rusia y China es demasiado fuerte porque hace demasiada presencia en el territorio venezolano. El segundo punto es que no hay las condiciones políticas para que se produzca una intervención militar armada, porque también podría haber una intervención no armada pero, no hay la posibilidad de eso”, dijo.

Por último el experto enfatizó que Estados Unidos “tiene otras prioridades y complejidades que le preocupan más que el tema de Venezuela, no es un asunto que sea de gran preocupación”.

Deserción de militares venezolanos en aumento

Más de 500 miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) de Venezuela, han desertado y cruzado a Colombia, esto luego del fallido intento por ingresar la ayuda humanitaria enviada por Estados Unidos y más países de la región el pasado 23 de febrero.

De acuerdo con Migración Colombia, de los 567 uniformados “que se han acercado buscando ayuda” han ingresado por los departamentos de Norte de Santander y Arauca, fronterizos con el país petrolero, precisó la entidad.

Pero, ¿esto podría traducirse en un impulso para provocar la intervención?, según Medellín Torres la decisión de Estados Unidos de utilizar la embajada en Bogotá para continuar sus labores con los venezolanos desde el punto de vista político “tiene una implicación muy seria, en la media que da la señal clara que cuál es su eje desde el punto de vista de sus aliados frente al tema de Venezuela”.

Aunque asegura que ni siquiera en el escenario de un ataque militar a Colombia por parte de Venezuela, provocaría un ataque militar estadounidense contra Maduro.

“La presión de los Estados Unidos se está ejerciendo desde punto de vista comercial y económico (por el petróleo), con esa presión es suficiente” y añade que esas acciones han propiciado los espacios políticos internacionales para la diplomacia paralela de Venezuela con Juan Guaidó, “esos son los ejes sobre los cuales esta interviniendo el gobierno estadounidense”.

Pese a esto, el gobierno estadounidense ya ha derrocado a por lo menos 50 líderes, dándolos de baja o encarcelándolos y tal pareciera que el que sigue es Nicolás Maduro.

Algunos de los ‘enemigos’ de Estados Unidos, a los que la Casa Blanca con apoyo de la CIA, borró del mapa son: Salvador Allende, Manuel Antonio Noriega, Muhamar el Gadaffi, Sadam Hussein, Osama Bin Laden y Pablo Escobar.

Actualmente Trump le está haciendo contrapeso Rusia y China, países con los que Maduro tiene relaciones estrechas y además les debe muchos miles de millones de dólares. La reservas petroleras de Venezuela están en la mira de las tres potencias y tal vez por ello la táctica es desprestigiar y acorralar al régimen de Caracas para que más países del mundo apoyen una intervención militar.

Cada vez que la Casa Blanca busca derrocar o dar de baja a un ‘enemigo’ suyo, la oposición proviene de organismos como las Naciones Unidas, quienes en los últimos días han mediado para solicitar que los problemas en Venezuela se resuelvan de manera pacífica y dentro de las leyes. De igual forma, aún queda latente la posibilidad de que las milicias estadounidenses ataquen.