A Petro le sirve que hablen bien o mal, pero que hablen

23 de febrero del 2018

El candidato se benefició con el altercado en Medellín.

Petro

En campaña electoral los candidatos aprovechan cualquier oportunidad para ganar adeptos. Tanto un ataque, cuestionamiento o señalamiento, como un hecho aislado puede ser utilizado hábilmente para recibir el apoyo del electorado.

Casos son muchos, pero el más reciente fue el del candidato a la Presidencia de la Répública, Gustavo Petro. Su enfrentamiento con Federico Gutiérrez, alcalde de Medellín, por cuenta de un acto de campaña del primero en la ciudad de la eterna primavera fue suficiente para volver a poner al líder de Colombia Humana en boca de todo el país.

Antioquia es un departamento en el que dominan principalmente Sergio Fajardo e Iván Duque, gracias al apoyo del expresidente Álvaro Uribe, mientras que Petro no suena mucho. Su primer acto de campaña en Medellín, realizado en la Comuna 13, no alcanzó siquiera una asistencia de mil personas, cuando está acostumbrado a llenar a reventar todas las plazas públicas en las que se presenta.

Pero un asunto de permisos bastó para que el ex alcalde de Bogotá se volviera mediático en una región en la que era poco popular, al menos en las últimas encuestas. En su cuenta de Twitter (que suele usar de forma estratégica) declaró que la administración local no lo dejaba realizar un acto público, atentando en contra de un derecho fundamental consagrado en la Constitución.

A partir de ahí surgieron respuestas de una y otra parte. Gutiérrez aseguró que no dieron los permisos porque no cumplieron con todos los protocolos ni la gestión para un evento de gran magnitud. Petro por su parte dijo que sí cumplió todo lo que por normativa se exige.

En el lugar del evento montaron un gran escenario para acoger a miles y miles de personas, pero la alcaldía sostuvo que nunca informaron que el acto tendría semejante envergadura, por lo tanto no hubo tiempo para cerrar calles y desplegar todo el pie de fuerza necesario.

Petro insistió, e incluso amenazó con hacer la manifestación a la fuerza, lo que de hecho sucedió. Al lugar llegaron más personas que las del evento anterior en la Comuna 13, pero no eran ríos de gente como parecía en un principio. De hecho continuaba la tendencia de baja convocatoria del candidato en la región.

Sin embargo, el ex alcalde de Bogotá supo aprovechar el altercado y aumentar su popularidad en la ciudad. Las voces indignadas de los internautas por la supuesta injusticia se unieron para respaldar a Petro mientras le daban palo a Gutiérrez, quien goza de buena aceptación en su ciudad. El candidato remató diciendo que de ser elegido presidente, su acto de posesión será en Medellín.

Parece que Gustavo Petro tiene como consigna la célebre frase del pintor Salvador Dalí: “Que hablen bien o mal, lo importante es que hablen”.

Este es el comunicado que emitió la alcaldía de Medellín:

La Alcaldía de Medellín se permite informar a la opinión pública que:
En atención a las declaraciones que a través de redes sociales realizó el candidato presidencial Gustavo Petro, sobre supuestos “impedimentos” para la realización de un evento el 22 de febrero de 2018 en el sector de Carabobo Norte, es importante aclarar que los organizadores del mismo no cumplieron con los requisitos para realizar este evento político, como a bien lo exige la norma. Así las cosas, no se trata de impedimentos, sino de cumplir las normas que rigen en el Estado colombiano y el Municipio de Medellín.Este evento no cumplió con los requisitos establecidos en las leyes 13 de 1997, 1493 de 2011, 1801 de 2016 y el decreto municipal 1199 de 2011 “Por medio de los cuales se reglamentan la realización de espectáculos públicos y demás actividades que impliquen la concentración de personas con fines lúdicos, recreativos, deportivos, académicos o de manifestarse públicamente”. Entre lo requerido, se evidencia lo siguiente:

1.Incumplimientos en la normativa de seguridad humana, matriz de riesgos (tarima y sonido), servicio de logística y plano de evacuación.

2.No se presentó a la Alcaldía de Medellín la póliza de responsabilidad civil extracontractual exigida por la ley.

3.No se entregó la documentación requerida que diera cuenta del pago a derechos de autor (música fonograbada y en vivo) bien sea por entidades de gestión colectiva o individual.

4.No se entregó la documentación del grupo de aseo y servicios sanitarios para garantizar el buen desarrollo del evento.

5.No se tramitó adecuadamente y en los tiempos necesarios el eventual cierre de vías y el servicio de apoyo en movilidad.

6.No se tramitó adecuadamente el cumplimiento de requisitos para el uso del Espacio Público.

En aras de la verdad y el respeto por las instituciones que velan por los derechos de todos los ciudadanos, instamos al candidato Gustavo Petro a revisar sus declaraciones de manera que honren la realidad de lo ocurrido. En el mismo sentido, invitamos a todos los candidatos a cargos de elección popular para que sean veedores y ejemplo del cumplimiento de las normas en todas sus acciones, propendiendo por la construcción de una verdadera cultura de la legalidad a lo largo y ancho del territorio colombiano.

La Alcaldía de Medellín garantiza los derechos constitucionales de todos los ciudadanos, enmarcados en las normas y regulaciones que para ello contempla el Estado Colombiano y sus dependencias. Seguimos trabajando de la mano de la ciudadanía y de la legalidad para construir #ConfianzaCiudadana.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO