Asamblea de Antioquia acusada de “chuzar” a Teleantioquia

28 de junio del 2013

El director de noticias denuncia que “unos diputados, con descaro”, fueron a pedir su cabeza.

Juan Pablo Barrientos, kienyke

Con un comunicado explicando su renuncia a la dirección de noticias de Teleantioquia, Juan Pablo Barrientos destapó un nuevo escándalo de espionaje indeseable, esta vez por miembros de la Asamblea de Antioquia.

Según su denuncia, los consejos de redacción que celebraba con su equipo periodístico fueron secretamente grabados durante un tiempo no determinado. Una de esas grabaciones fue llevada hasta la gerencia del canal por los diputados liberales Adolfo León Palacio y Julián Bedoya. En ella se escuchaba al periodista Barrientos tratando de sinvergüenzas y descarados a algunos diputados por su inasistencia a las sesiones, por cancelar debates para ver un partido de fútbol, etc. El testimonio de esa conversación les sirvió a los diputados para pedir la cabeza del director.

En su comunicado, Barrientos afirma haber tenido independencia periodística por parte de la Gobernación y haber hecho uso de ella para tocar a la Asamblea del departamento: “… Con ella nadie nunca se metió antes. Denunciamos a diputados que falsifican hojas de vida, que entregan dinero en pleno recinto de la Asamblea Departamental, personas que se van a las trompadas en sus oficinas, que utilizan el licor de la Fábrica de Licores para sus campañas políticas, que insultan a los chocoanos, que son discípulos de personajes como César Pérez (autor intelectual de la masacre de Segovia)”.

Barrientos afirma que con la grabación de los consejos de redacción y la solicitud de medidas en su contra “… se atentó contra la libertad de prensa y se puso en entredicho la capacidad de los canales públicos de ser independientes en sus franjas informativas…  Ante los hechos que me comentó la gerente reafirmé mi decisión de renunciar. No tengo registro de una sala de redacción chuzada en Colombia, mucho menos de unos diputados que con descaro van a pedir mi cabeza con el cuerpo del delito en sus manos”.

Para finalizar, Juan Pablo Barrientos manifiesta tener serias sospechas de que está siendo espiado aun por fuera de Teleantioquia: “Tanto el año pasado tras el escándalo del diputado Rodrigo Mesa, como en las últimas semanas, me ha seguido varias veces una motocicleta en los recorridos que diariamente hago hacia la sede del noticiero y mi casa. Estoy seguro de que todo esto está conectado”.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO