Asesinato de los geólogos, la punta del iceberg

21 de septiembre del 2018

Asesinato de geólogos de continental gold prende alarmas por control de mineria de grupos ilegales

Asesinato de los geólogos, la punta del iceberg

El asesinato de tres geólogos que laboraban en la empresa Continental Gold en la zona de Yarumal en Antioquia parece ser la punta del iceberg de un problema sobre el que no se había dicho mayor cosa e hizo que el país volteara la mirada sobre las actividades que desarrolla la empresa canadiense en un territorio donde se concentra el proyecto Buriticá, una mina que según los expertos, una vez entre en funcionamiento, duplicará la producción aurífera en Colombia lo que la convertirá en la más grande del país, pero por ahora se encuentra amenazada.

La información sobre las actividades de la compañía que explora y extrae oro, puede ser nueva para muchos colombianos, pero no para los grupos armados que con estos crímenes parecen estar dándole al país y en especial a las empresas que legalmente trabajan en minería el mensaje de que los van a combatir a sangre y fuego para buscar su salida de Colombia.

Al grupo armado ilegal 36 G Disidente, del que forman parte guerrilleros de las Farc que no se desmovilizaron, le atribuyen las autoridades la muerte de los geólogos Laura Alejandra Flórez Aguirre, Camilo Andrés Tirado Farak y Henry Mauricio Martínez Gómez. Secuestraron a dos e hirieron a cuatro más en hechos ocurridos a la madrugada del miércoles 19, así como el secuestro y la muerte del ingeniero Oscar Alarcón, en inmediaciones del Buriticá el 5 de septiembre, en un ataque en el que resultó herido el también ingeniero Jorge Armando Tarra, y que fue atribuido al Clan del Golfo.

La empresa minera está amenazada desde el mismo día en que llegó a la zona y sus empleados están siendo el blanco de quienes quieren sacar tajada de la explotación del oro, que se ha agudizado por cuenta de que se conoció la existencia de una” beta azul”, que sería el yacimiento de oro más importante del país, y que alentó a cerca de 5000 personas en la primera semana de septiembre a sitiar el proyecto y abrir socavones para sacar el preciado metal de forma ilegal.

El gobernador de Antioquia, Luis Perez, conminó este viernes públicamente a la compañía Continental Gold a informar cuando se presenten amenazas, ya que las propias familias de los geólogos asesinados habían alertado sobre ese punto. “Es muy triste que no se les haya comunicado a las fuerzas del orden” dijo Pérez Gutiérrez durante el lanzamiento de la etapa II de Antioquia libre de coca.

Un estudio de la universidad Eafit reveló que en Antioquia hay 450 retroexcavadoras que sacan oro que les dejan a los grupos armados ganancias entre $650 millones y $3.450 millones de pesos; es decir, entre un 20 y un 70 por ciento del PIB minero antioqueño.

Los territorios en los que se desarrollan proyectos mineros y energéticos han sido blanco de los terroristas de distintos grupos armados y lo que está viviendo hoy el país es el renacimiento de las acciones terroristas, en este caso con el asesinato de los geólogos y el ingeniero, las disidencias de las Far están volviendo por sus fueros para no perder el control de la minería ilegal. Las Farc dominaron zonas ricas en minerales de punta, y sus disidencias las siguen controlando, como ocurre en el oriente colombiano, de donde se extrae tungsteno mineral de alto valor en el mercado internacional y cuya producción se concentra en el Guaviare, territorio que a la fecha tiene el porcentaje más alto de acciones de las disidencias de las Farc. En Colombia la leyenda de ElDorado nos persigue porque el oro tiene un imán que atrae no solo riqueza sino también dolor y muerte.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO