Convocarán Constituyente cuando equilibrio de poderes se raje en la Corte

12 de junio del 2015

En la asamblea serían incluidos los acuerdos de paz y reforma judicial.

Convocarán Constituyente cuando equilibrio de poderes se raje en la Corte

En un juego de ajedrez político se convirtió la búsqueda del mecanismo ideal para refrendar los eventuales acuerdos de paz que firme el gobierno con las Farc en La Habana.

Lea también, ¿El proyecto de equilibrio de poderes está condenado a muerte?

Aunque el año pasado el mismo presidente Juan Manuel Santos se había casado con la fórmula de hacer un referendo para que la ciudadanía avalara los acuerdos, en los últimos meses el Gobierno ha guardado completo hermetismo frente al tema, y cada vez se escucha más la condición de las Farc de convocar una Asamblea Nacional Constituyente.

La primera ficha de este ajedrez la movió el Gobierno con la idea de convocar el referendo, iniciativa que debe ser tramitada en el Congreso de la República y posteriormente la ciudadanía irá a las urnas para darle un sí o un no a los acuerdos logrados.

Sin embargo, el referendo lo tendría que llevar a cabo el Gobierno en una de las fechas electorales del calendario, pues según han insistido expertos en el tema, con el bajo respaldo popular que ha tenido el proceso de paz, podría ser un rotundo fracaso designar un día exclusivamente para efectuar el referendo.

La segunda ficha fue movida por las Farc al demorar esta última fase de conversaciones en La Habana, con el fin de no tener listos los acuerdos de paz para que sean refrendados en octubre en las próximas elecciones regionales. Si la firma de la paz no se hace antes de octubre, la próxima cita electoral es hasta el 2018, en las elecciones legislativas.

La propuesta de las Farc de convocar una Asamblea Nacional Constituyente no ha tenido buen recibo en varios sectores de la sociedad, pues han criticado que en esta figura se pueden incluir cualquier clase de reformas a la Constitución, lo que podría llevar a intereses particulares colarse en ese mecanismo. Para no generar una polarización, el Gobierno no se ha pronunciado al respecto, pero se han generado algunas manifestaciones que indican que el Ejecutivo estaría contemplando esa posibilidad.

Equilibrio-de-poderes-y-constituyente-1

El presidente Juan Manuel Santos y el ministro del Interior Juan Fernando Cristo.

La más reciente la dio el saliente Ministro de la Presidencia, Néstor Humberto Martínez, quien en una entrevista reveló que el Gobierno está pensando en una Asamblea Nacional Constituyente para darle aplicación a los acuerdos que se firmen en La Habana.

La tercera ficha sería movida por el Gobierno, y tendrá como epicentro la Corte Constitucional. Fuentes al interior del Congreso manifestaron que el pretexto que usará el Gobierno para convocar una Constituyente, es que el alto Tribunal declare inexequible la reforma al equilibrio de poderes o tumbe varios de sus artículos.

De esta manera, el Gobierno argumentará que se necesita la reforma judicial y política que se incluyó en esta iniciativa declarada inconstitucional, por lo que no volverá a radicarla en el Congreso, sino a través de una Asamblea Nacional Constituyente, y matará dos pájaros de un solo tiro: Reformar la Constitución en varios aspectos y refrendar e implementar los acuerdos de paz, que bajo otro mecanismo podría correr el riesgo que no sean aprobados.

En todo caso, lo que sí es seguro es que el Gobierno es consciente de que la reforma al equilibrio de poderes tiene suficientes vicios de procedimiento y fondo para caerse en la Corte Constitucional.

El gobierno “no está de acuerdo con la reforma a la justicia que se hizo en el equilibrio de poderes, entonces querrá que la Corte Constitucional la tumbe, y entonces se dirá que como no lo pudo hacer el Congreso, que lo haga una Constituyente” le dijo a KienyKe.com un senador que quiso mantener su nombre en el anonimato para concluir que el Ejecutivo “está empatando dedal con aguja, porque está pensando que va fracasar la reforma a la justicia y por eso será necesario convocar una asamblea”.

Sin embargo, ya varios congresistas han hecho saber que no les suena la idea de tramitar en el Congreso una ley ordinaria que convoque una Asamblea Nacional Constituyente. ¿Por qué?

El senador explicó que la razón es simple, una Constituyente puede incluso revocar el Congreso actual. Ahora surge otra pregunta. ¿Cómo podría convencer el Gobierno al Congreso de tramitar una convocatoria de una Constituyente? ¿De dónde sacará la mermelada si no hay presupuesto, por la caída de los precios del petróleo?

La fuente explicó que la respuesta está en el afán del Gobierno de vender Isagén, pues de ahí no solamente sacará dinero para las autopistas 4G sino que servirá como la caja menor para aumentar más la mermelada si se requiere.

Ver comentarios
KONTINÚA LEYENDO